Puyol y Vanesa Lorenzo disfrutan de un fin de semana muy rural en Lleida

El futbolista ha vuelto a casa y no es 'por navidad'

image

Como dice la modelo, "juntitos es mejor", y no hay mejor forma de volver a casa que en familia.

1 de 7
Juntos en Pobla de Segur

"Feliz de volver a mi tierra", anunciaba Puyol. Juntos han viajado al pueblecito de Lleida en el que nació el catalán, para pasar unos días de lo más rurales en el hogar del futbolista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Amigos y barbacoas

Carles y Vanesa pasaron el fin de semana en la masía que los Puyol tienen en las cercanías de La Pobla de Segur.

Allí ha vuelto a encontrarse con sus amigos y a ponerse al frente de los fuegos. ¡Unos días divertidísimos!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Las peques en la granja

Las hijas de Vanesa y Carles se lo han pasado bomba. Manuela y María disfrutaron de los caballos, los perretes de la casa, y de la naturaleza, algo que su madre siempre ha intentado enseñarles a valorar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
El yoga, la naturaleza... Las pasiones de Vanesa

A la modelo le encanta conectarse con la naturaleza, es por eso que este viaje también ha sido especial para ella. "Déjame vivir libre como el aire", comenta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Como adolescentes

Desde que comenzaron su relación hace 5 años, la pareja ha demostrado tener una conexión envidiable en todo momento.

Tanto Carles Puyol como Vanesa Lorenzo proceden de familias humildes y creen que es importante educar a sus dos hija en la austeridad para que aprendan a valorar las cosas y luchen por lo que deseen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
La mejor compañía: su familia

Juntos han formado una preciosa familia con la que han disfrutado un fin de semana lleno de sorpresas.

Vanesa hasta se animó a probar la "dieta pallaresa" y preparó unas castañas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
El truco de su unión: la confianza

Vanesa disfrutó, además de las vistas envidiables del entorno, de ver a sus niñas jugando con papá;"Esto si que es confianza plena". Sus "dos m", Manuela y María, adoran a Carles, aunque de momento no parece que vayan a seguir sus pasos en el deporte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo