Noche del terror en 'GH Revolution'

Los concursantes se enfrentaron a sus mayores miedos para poder superar la prueba.

image
Telecinco

Los habitantes de la casa pasan su noche más terrorífica con el añadido de que el pasaje del terror será esencial para poder pasar la prueba semanal.

1 de 11
Pilar se niega a enfrentarse a Payasín

La noche del terror, un clásico de cada edición de 'Gran Hermano', vuelve a atemorizar a los habitantes de la casa. Sabedora de a lo que le tocaría enfrentarse, la propia Pilar aprovechó para ir al confesionario y señalar que no le apetecía nada enfrentarse al túnel del terror, especialmente, a su morador más carismático: el pequeño Payasín.

"Súper, no quiero que este año haya túnel del terror. Me da mucho miedo… Lo que más miedo me da es el enano. ¡Si le cojo de la pechera, no sé lo que le hago!... A las cosas de miedo, les tengo mucho respeto. Luego sueño", señaló muy atemorizada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
El valor es esencial para superar la prueba semanal

Pero en esta vida es esencial que cada uno haga frente a sus miedos y por ello, no hubo concursante que no pasara por el temido pasaje.

De hecho, del arrojo que le echaran dependía que pudieran pasar la prueba semanal. Esposados por parejas, los 'grandes hermanos' tenían 90 segundos para entrar en la habitación de los vampiros y encontrar 13 antídotos escondidos. ¿Lo conseguirían?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Pilar, cara a cara con Payasín

Las primeras en enfrentarse a sus miedos más primarios fueron Mina y Pilar. Pese a que la catalana y la maña no se llevan del todo bien, ambas hicieron de tripas corazón y corrieron como si las llevara el diablo para conseguir los dos primeros frascos.

Aunque tuvieron problemas para encontrar el segundo, que estaba escondido en un armario 'con sorpresa', lograron llegar al confesionario con los antídotos contra vampiros. Eso sí, ¡Pilar se llevó por el camino un buen tartazo de Payasín!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Sorpresita en la nevera

A Yangyang y a Hugo les tocó buscar en la cocina. Los concursantes, condenados a estar juntos (al menos mientras durara la búsqueda de los antídotos), recibieron instrucciones incorrectas del Súper. Tras mirar en varios sitios, encontraron su último antídoto en la nevera, que tenía un adorable polizón en su interior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Yangyang se lleva un buen tartazo

Yangyang también sufrió el azote de Payasín y acabó en el confesionario 'relamiéndose' las heridas. "Es un regalo muy bonito. Muchísimas gracias", aseguraba entre risas después de que el temido payaso le pringara la cara con tarta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Carlos y Juan no logran el objetivo

No era precisamente una aguja, pero Carlos y Juan tuvieron serias dificultades para encontrar los frascos en el pajar. Pese a que buscaron con ahínco mientras eran acosados por las hordas de zombis, no lograron encontrar el segundo antídoto y llegaron tarde al confesionario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Dani, siempre a la última moda

A Cristian y Dani les tocó rebuscar en los armarios de la habitación grande. Sin muchos problemas, encontraron los dos antídotos y llegaron al 'confe', no sin antes el andaluz llevarse un buen tartazo en la cara. "Esto es lo último en maquillaje", dijo al ser preguntado por el Súper.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Carlota y Maico, los más rápidos

Los siguientes en hacer frente a sus miedos fueron Carlota y Maico. La malagueña y el italiano tuvieron que hacer la búsqueda en la habitación de los 'vampiros', pero parece que a la organización del programa se le fue la mano con la oscuridad. Tenían problemas para ver los frascos… ¡y a los monstruos!

Pese a ello, fueron los que encontraron los antídotos y llegaron al confesionario en menos tiempo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Ajetreo nocturno en el baño

A Rubén y José María les tocó buscar en el baño, con tal mala fortuna de no estar precisamente 'bien' acompañados. Payasín hizo de las suyas y un vampiro no dejaba de gritar y señalar al murciano, que acabó pringado hasta arriba de merengue rosa.

Llegaron al confesionario en el último segundo, pero tan solo con un frasco. "Tienes cara de patata brava", le dijo el Súper al novio de Carlota.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Christian y Miguel se van con las manos vacías

Los últimos en hacer la expedición fueron Christian y Miguel, que les tocó volver a buscar en el pajar. Al igual que sus compañeros, tampoco tuvieron mucha suerte y se fueron de allí con las manos vacías. ¡Y con el miedo en el cuerpo!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Prueba semanal no superada

Después de tanta carrera, el Súper los ha reunido en el salón para darles el veredicto de la prueba."La prueba semanal no está superada. ¡Feliz noche de Halloween!", dijo tras hacer el recuentro de antídotos (tan solo 9).

Tras esto, los habitantes de la casa se mostraron disconformes con la decisión, especialmente Miguel, ya que no veía bien que el veredicto se hubiera basado en esa carrera contrarreloj. "Acumuláis prueba tras prueba decenas y decenas de fallos", les recordó el Súper.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo