Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Olivia de Borbón, el mayor apoyo de su marido tras su dura confesión

La aristócrata manda un emotivo mensaje al interiorista días después de revelar que padece una enfermedad degenerativa.

El empresario Julián Porras está perdiendo visión por una enfermedad ocular degenerativa para la que aún no se conoce cura.

1 de 6
Dura confesión

Hace años que sufre una enfermedad degenerativa ocular, pero no ha sido hasta ahora cuando ha decidido contarlo. El interiorista Julián Porras ha revelado que se está quedando ciego debido a esta dolencia para la que no se conoce cura.

Se trata de una enfermedad rara y hereditaria, denominada Stargardt, que provoca que la persona que la padece vaya perdiendo progresivamente la vista hasta quedar totalmente ciega.

Sólo su círculo más cercano conocía esta enfermedad, entre ellos, su mujer, Olivia de Borbón, a quien se lo contó al poco de conocerse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6

La aristócrata se ha convertido en el mayor apoyo de su marido, al que le diagnosticaron esta enfermedad a los 30 años. "Orgullosa de compartir mi vida contigo. No podría ser mas feliz", escribía en su red social junto a esta imagen de su marido y la hija de ambos, Flavia Masephi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6

El diseñador de interiores está encantado con su pequeña y pasa con ella todo el tiempo que puede. Hace unas semanas escribía en Instagram: "Hablando de nuestra cosas.. que no son pocas..".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
El bautizo de Flavia

El matrimonio bautizó a su hija el pasado 22 de abril, con Fiona Ferrer y Daniel San Martín, como padrinos de la pequeña.

Aunque la enfermedad que padece Porras es hereditaria, él y Olivia se ha asegurado de que Flavia no la padezca, ya que, para trasmitirla, ambos padres deben tenerla y Olivia se sometió a esas pruebas dando negativo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6

El empresario ha reconocido que lo pasó muy mal anímicamente cuando le diagnosticaron la enfermedad y que su mujer se convirtió en su gran apoyo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Sus otros incondicionales

Olivia y Flavia tienen que compartir al interiorista con Golfo y Nena, sus mascotas o como él mismo las llama:"Mis otros incondicionales. Mis otros chicos. Mi familia".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo