Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Antonio Banderas y su hermano Javier, arropados por Nicole Kimpel en el tanatorio

El actor se ha refugiado en su pareja y en su familia tras el fallecimiento de su madre.

El actor se ha refugiado en su pareja y en su familia tras el fallecimiento de su madre.

1 de 4
Un momento muy difícil para Antonio

Antonio Banderas está destrozado tras el fallecimiento de su progenitora, Ana Bandera Gallego, que falleció este sábado por la madrugada, tal y como informó el propio actor en su cuenta de Instagram.

"A las seis de esta madrugada, día 4-11-2017, nuestra madre Ana Bandera Gallego nos ha dejado para siempre. Se lleva, no sólo el cariño de su familia, también el de sus amigos que la quisieron bien y la recordarán siempre. Que Dios la tenga en el lugar que merece", eran las palabras con las que Antonio se despedía de su madre.

Madre e hijo estaban muy unidos, y por suerte, el actor pudo estar junto a ella en sus últimos días. Cabizbajo, con gafas de sol oscuras y gorra, el actor llegaba al tanatorio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 4
Arropado por Nicole

La empresaria holandesa se ha convertido en el mejor apoyo de Antonio Banderas en estos momentos tan difíciles. A Nicole Kimpel se la ha visto en todo momento al lado de su amor, regalándole diversas muestras de cariño en esta dura etapa de su vida.

De momento, Melanie Griffith no se ha pronunciado, pero doña Ana mantenía una excelente relación con la exmujer del actor. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 4
Muy afectados por la pérdida de su madre

Pero Antonio no es el único que está afectado por la pérdida de su madre, Javier Banderas también se ha mostrado muy triste por la pérdida de su progenitora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 4
Desolados

Doña Ana, como se la conocía cariñosamente en Málaga, siempre ha sido un pilar fundamental en la vida de Antonio y de Javier, al igual que lo fue su padre José Domínguez, fallecido en febrero de 2008. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo