Lucía Bosé reaparece en silencio

Milán ha sido la ciudad elegida por la matriarca del clan Bosé para hacer su primera aparición pública tras conocerse la petición de cárcel por apropiación indebida después de vender un cuadro de Picasso.

Lucía Bosé ha viajado a la ciudad italiana para presentar su nueva colección de platos pintados a mano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Se enfrenta a un delito de apropiación indebida

Han pasado cuatro semanas desde que la Fiscalía de Madrid solicitara dos años de prisión para la actriz por un delito de apropiación indebida tras, supuestamente, quedarse con el beneficio de la subasta de una pintura de Picasso que pertenecía a Remedios, su antigua empleada del hogar y tata de sus hijos durante cerca de cincuenta años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Volcada en su trabajo

Desde entonces, la artista había permanecido recluida en su hogar del pueblo segoviano de Brieva aquejada, según su cuidadora, de un problema de vértigos. Ha sido la semana pasada cuando ha decidido salir para viajar hasta Milán, donde exhibía una colección de platos pintados por ella misma. Durante la presentación, en la pastelería Giovanni Galli, la actriz se mostró de lo más sonriente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cara de pocos amigos

Sin embargo, a su llegada a Madrid, su semblante era mucho más serio y se negó a hacer declaraciones sobre la polémica del cuadro. Se limitó a decir que está bien de salud.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
'La Chumbera'

Éste es el dibujo de Picasso que Lucía Bosé vendió en 2008 por valor de 198.607 euros. El cuadro, de 1963, estaba dedicado con un "Para Reme", nombre de la tata de los Bosé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo