José Fernando, su confesión más sincera

El hijo de Ortega Cano reconoce que ha sido un chico rebelde y los errores cometidos, como el de dejar de hablar a su padre, frecuentar clubs de alterne y gastar demasiado.

image

El hijo de Ortega Cano reconoce que ha sido un chico rebelde y los errores cometidos, como el de dejar de hablar a su padre, frecuentar clubs de alterne y gastar demasiado.

1 de 7
La primera entrevista de José Fernando

José Fernando Ortega Mohedano ha hablado para el programa 'Deluxe'. Es la primera vez que concede una entrevista en la que da respuesta a todas las polémicas en las que se ha visto envuelto.

El primer tema que salió a relucir fue su supuesta afición a visitar clubs de alterne, aceptando las palabras de los tertulianos de que llegó a gastar 10.000 euros en una noche. De ellos, 3.000 los pagó su padre porque él no llevaba suficiente dinero.

"Me encontraba deprimido porque se decían cosas inciertas de mí. Me quise relajar. Salí con unos amigos y acabamos en un club. Como me faltaba dinero recurrí a mi padre, que me ayudó con lo que había que pagar. He denunciado a la policía que querían chantajearme con un vídeo que me hicieron".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
'Lo siento por mis padres'

Con la voz entrecortada, asumió su error: "Lo siento por mis padres, por los dos. Ninguno se merece la imagen que he dado. Mi padre me ha dicho que he cometido un fallo enorme y que no lo vuelva a repetir. Mi madre, no sé lo que me diría".

En mayo, Ortega Cano reconoció que su hijo no le hablaba. La situación ya se ha arreglado: "Han sido Gloria Camila y mi primo Eugenio quienes han logrado que vuelva a hablar a mi padre. Estamos juntos otra vez".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
'No quiero volver a Colombia'

Respecto a su intención de viajar a Colombia dijo: "No quiero volver y menos para conocer a mis padres biológicos. Actualmente vivo solo en Madrid porque quiero aprender a manejarme por mí mismo, pero me gustaría pasar las Navidades con toda mi familia".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Un mal puñetazo

"El brazo escayolado no ha sido por una pelea con él, fue de un puñetazo", dijo José Fernando, pero no dio más datos. Según unos, el percance sucedió durante una pelea con su padre. Según otros, en el club donde quisieron chantajearle.

Lo que sí hizo fue negar que sea conflictivo: "Cuando oí a Rosa Benito decir en televisión que yo era un niño ingrato me sentí fatal, me hundí. Yo he sido un niño rebelde, pero no como ha dicho ella, que he matado a mi madre a disgustos. He tenido mi época rebelde, pero no me considero conflictivo ni bipolar, como se ha dicho. Tampoco soy mal estudiante. Ahora estoy haciendo un curso a distancia de gestión y administración de empresas, pero no tengo muy claro a qué quiero dedicarme en un futuro. Los toros me gustan, pero como aficionado. La música me encanta, pero tampoco tengo buena voz".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
'Rocío era una madre maravillosa'

Recuerda a Rocío Jurado como "una madre maravillosa. Nos cantaba la nanas para que durmiéramos. Me enseñó a leer y si era necesario se quedaba conmigo el día entero hasta que terminaba los deberes. Ella nos contó lo de su enfermedad, fue un momento muy malo, pero nos dijo que se iba a curar. Nosotros éramos muy pequeños para darnos cuenta de la gravedad."

Respecto al tema de la herencia fue muy tajante: "Ya he recibido su herencia, pero de eso no voy a hablar más".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
'Me hace feliz tener un hermano'

Sobre la relación de Ortega con Ana María Aldón, dijo: "Está en su derecho de enamorarse y tener otra pareja. Mi relación con Ana María es muy buena, es una gran persona. A mi padre se le ve feliz y con más ilusión desde que sabe que va a tener un hijo. Antes estaba muy decaído, lo estaba pasando muy mal. La noticia de que iba a tener un hermano me la dio él y me hizo muy feliz. Me gustaría que fuera chico".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Una vida conflictiva

A sus 19 años, su vida está llena de conflictos: le han echado de varios colegios y rompió toda relación con su padre. Su primer amor, Alam Elkhadraori, fue una marroquí 15 años mayor que él.

Apoyó a su primo Eugenio en la demanda que interpuso contra Ortega Cano y al parecer no frecuenta buenas compañías. "Todo eso ya pasó", dice José Fernando en su defensa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo