Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Gustavo González confirma su relación con María Lapiedra

María y Gustavo, por primera vez como pareja en un plató. Aunque las cosas se han truncado estos días, ¿será la última?

Gustavo González y María Lapiedra se encuentran, por primera vez, en un plató de televisión. ¿Confirmarán su relación, o será el principio del fin? Los problemas que rodean a la pareja podrían afectarles pero su amor sigue adelante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Se encuentran en un plató

Por primera vez, Gustavo González y María Lapiedra iban a sentarse como pareja en 'Sálvame Deluxe', pero después de unos tensos días, parece que la relación se tambalea.

Hace unos días María Patiño sacaba a la luz unos mensajes que podrían haber intercambiado María y Mark, confirmando que todo esto sería un montaje de ambos. Algo que Gustavo no se ha tomado nada bien. ¿Será esta noche el principio del fin?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gustavo, molesto con la relación entre María y Mark

Hace unos días Diez Minutos publicaba, en exclusiva, unas fotografías en las que podía verse a Gustavo González y María Lapiedra muy acaramelados por las calles de Madrid.

Hace sólo dos días la pareja ha discutido por unos whatsapps que María habría estado intercambiando con Mark Hamilton, su ex pareja, en los que le habría llamado "cari", algo que a Gustavo no le hizo ninguna gracia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
'La casa nido'

María Lapiedra asegura que ha llegado a un pacto con Mark Hamilton. Harán 'la casa nido', es decir, las pequeñas vivirán en su casa y María y Mark se turnarán varias semanas viviendo allí. ¿El resto de días? ¡Es posible que María se vaya a vivir con Gustavo!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un tenso encuentro

El encuentro entre ambos ha sido de lo más tenso, con un saludo cordial de 'dos besos' y un simple "Hola María". Algo que Gustavo, asegura, hace por "minimizar el dolor", porque confiesa le preocupan las terceras personas que están sufriendo con esta historia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gustavo, sin pelos en la lengua

Gustavo no puede más y no se ha cortado un pelo; "Lo que más me molestó es que María dijera 'familia de mierda', y si aquí hay un matrimonio de mierda, ese es el suyo".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
"Estoy hasta los huevos"

El colaborador ha estallado contra todo el que critica a María; "Estoy hasta los huevos de que llamen 'puta' a María".

Asegura que él confía en María y la cree cuando dice que nunca ha ejercido la prostitución.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un contrato para dejar de tener hijos

"Mark quería que firmara un contrato para no volver a tener hijos", asegura María Lapiedra.

"Ni loca", porque además "lo tendría con Gustavo".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Esta situación "me compensa"

El colaborador asegura que pese a que parece estar convirtiéndose en la víctima de todo esto, "Me compensa la paz que me da, el cariño, y la tranquilidad que me proyecta".

"No me convence del todo, me compensa".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Se arrepienten de haber sacado esta historia a la luz?

"Estoy seguro de que María sufre", afirma Gustavo. Los colaboradores han contado que María se arrepiente de haber sacado a la luz todo esto, y que llamó a Nuria diciéndole, constantemente, "me quiero morir".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pierde los nervios

El colaborador ha perdido los nervios; "Me siento una puta mierda de colaborador. No me siento protegido".

"¿Qué ha habido más tías? Sí. ¿Queréis entrar en eso? De una noche, no es comparable", asegura que han sacado "mucha mierda".

"Soy una mierda de colaborador, porque a la primera de cambio ya dijeron 'Hay más".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo