Ana Rodríguez llora por su pequeña amazona

La benjamina de la familia, Sofía, que ha heredado de su hermano la pasión por la hípica, se cayó durante un toreno.

image

La benjamina de la familia, Sofía, que ha heredado de su hermano la pasión por la hípica, se cayó durante un toreno.

1 de 10
Pequeña campeona

Sofía Bono, la hija pequeña de José Bono y Ana Rodríguez, comparte con su hermano, José, la pasión por la hípica.

La joven participó recientemente en un torneo hípico en Toledo, celebrado en una propiedad de la familia.

Lo hizo ante su madre, que se llevó a su perrito, un chihuahua.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Su hermano, su entrenador

La benjamina de la casa, que tiene a su hermano como entrenador, demostró haberse convertido en una experta amazona, y lo hizo ante la atenta mirada de su madre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Su madre, muy atenta

Su madre, que estuvo siguió la carrera acompañada de unas amigas, no perdió detalle de la participación de su hija, la más pequeña de la casa y de la que todos se sienten muy orgullosos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Un buen susto

El fin de semana, sin embargo, tuvo sonrisas y lágrimas, ya que la pequeña, que cumplió doce años en octubre, se cayó en una de las pruebas.

 

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Lágrimas de una madre

Ante la caída de su hija, Ana se llevó un buen susto hasta el punto de que se le saltaron las lágrimas.

Afortunadamente, no ocurrió nada.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
... y de Sofía

Su hermano, jinete profesional, fue corriendo a socorrerla y a mimarla, porque, aunque todo se quedó en un susto, Sofía lloró.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Mimos de su hermano

José estuvo paseando con su hermana, charlando con ella, escuchándola y mimándola para que se le pasase el susto y la pena también por haberse caído.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Se fue tranquilizando

Después de un largo paseo y ya un poco más tranquila, Sofía volvió a subirse al caballo, aunque todavía se le notaba en su rostro el disgusto que se había llevado. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
El susto pasó...

Sofía, de doce años, superó el susto volviendo a subirse al caballo y dispuesta a continuar su competición, y así fue.

Su siguiente participación fue todo un éxito.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
... y ella venció

Olvidado todo, al día siguiente, la niña se alzó con un trofeo. A buen seguro que luego contó a su padre, José Bono, con quien vive en Madrid, todas sus aventuras. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo