Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

María de Villota, primeras fotos tras su nueva operación

La piloto de Fórmula 1, que sigue sonriendo a la vida y está muy recuperada, salió a dar un paseo por los alrededores de su domicilio con su perro.

La piloto de Fórmula 1, que sigue sonriendo a la vida y está muy recuperada, salió a dar un paseo por los alrededores de su domicilio con su perro.

1 de 6
Las armas de María

Con optimismo y alegría. Ésas son las armas que utiliza María de Villota para hacer frente a todos los contratiempos derivados del trágico accidente que sufrió al pasado julio cuando probaba un coche de carreras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Otra operación

Ahora, en las primeras imágenes de la joven, tras la nueva operación a la que se sometió el 21 de noviembre para una reconstrucción craneal y ocular, se muestra sonriente y bastante recuperada. La joven ya ha pasado por el quirófano en dos ocasiones y aún le resta una tercera operación que, según los médicos, es más sencilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Cicatrices tras las gafas de sol

María se protegía con unas grandes gafas de sol y en ese momento no llevaba el parche. A la joven todavía se le aprecian unas tiritas cicatrizantes que asoman por las lentes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Muchas secuelas

Aún son muchas las secuelas a las que la piloto tiene que hacer frente, pero su entereza es lo que hace que afronte el futuro con ilusión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Rodrigo, su talismán

A que María de Villota haya recuperado el optismo y la sonrisa contribuye también su novio, Rodrigo García Millán, con quien sale desde octubre de 2011 y quien apenas se ha separado de ella en estos meses tan complicados. Este joven, licenciado en Ciencias de la Actividad Física, es su gran apoyo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Carrera solidaria

María ha creado con la firma Durán unas pulseras a beneficio de la Fundación Ana Carolina Díez Mahou con su talismán, la estrella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo