Arantxa, obligada a defender a su marido

La extenista, que presentó sus polémicas memorias, está dispuesta a luchar por su esposo e hijos, su única familia hoy. La reconciliación con sus padres parece lejana.

image

La extenista, que presentó sus polémicas memorias, está dispuesta a luchar por su esposo e hijos, su única familia hoy. La reconciliación con sus padres parece lejana.

1 de 14
Apuesta por su amor

Rota de dolor, pero dispuesta a luchar y demostrar su verdad. Así es como se encuentra Arantxa Sánchez Vicario. Desde que el 14 de febrero presentó en Barcelona sus polémicas memorias, 'Arantxa ¡Vamos!' (ed. La Esfera de los Libros), la tenista no ha salido de su casa. Ella, siempre discreta, siempre familiar, está desbordada con todas las reacciones a raíz de su libro. El mundo entero del deporte la defiende. Sus amigos también. Todos están a su lado, menos sus padres y sus hermanos. Y en el punto de mira, Josep Santacana, marido de Arantxa, a quien su familia acusa de ser el instigador del cisma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 14
Su marido, su refugio

Arantxa, sin embargo, lo tiene claro: es el hombre de su vida y va a luchar por su amor. Lo está demostrando con palabras y hechos. Asegura que cuando sus padres, antes de la boda, gastaron 100.000 euros en un informe contra Santacana, que se mostraba como un hombre de dudosa reputación, con deudas y problemas judiciales, ella ya sabía de sus problemas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 14
Los negocios de Josep Santacana

La familia de Arantxa señala con el dedo acusador a su marido, a quien antes de casarse, en 2008, investigaron. Exnovio de una componente del grupo Sex Bomb y comisionista de un subastero, tenía embargos y reclamaciones judiciales por valor de 200.000 euros. Ella, que aseguró saberlo, ha confiado plenamente en él y, aunque está casada en separación de bienes, cuando se independizó económicamente de su familia, pasó sus propiedades a una sociedad con él. Hoy día tiene las siguientes sociedades:

Dharma (sector inmobiliario, en el que, al parecer, Arantxa metió su fortuna).

Promo Sanca Import (sector publicidad).

Grupo Estartit Girona (sector inmobiliario).

Josanbla (sector restauración y puestos de comida).

Gimnas Atleo (sector gimnasios y mantenimiento físico).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 14
Luchará

Arantxa ha defendido a Josep Santacana defendido en sus memorias, en las que dice ser una mujer enamorada y en las que muestra que está dispuesta a luchar por lo que le corresponde: "No lo haré con ilusión, pero sí con las energías que me proporciona saber que estoy haciendo lo que debo". La tenista, casada por lo civil, confiesa también que no descarta casarse por la Iglesia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 14
Varios juicios pendientes

Arantxa reclama 16 millones de euros a sus padres, Emilio Sánchez y Marisa Vicario, en tres juicios: uno en Andorra por apropiación indebida y malversación por la supuesta desaparición de seis millones de euros que su padre podría haber desviado a paraísos fiscales; otro por dos pisos, uno donde viven sus padres en Barcelona –él enfermo de alzheimer y cáncer– y otro en S’Agaró, en la Costa Brava, que los padres tienen en usufructo; y otro por unos seguros de vida y fondos de inversión de Mapfre que los padres habrían rescatado sin su consentimiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 14
¿Fuera de su casa?

Emilio, enfermo de alzheimer y cáncer, y Marisa viven en esta casa de la Diagonal, motivo de disputa. Ellos viven en régimen de usufructo en la casa, y la extenista quiere recuperarla. Lo que no se sabe es si finalmente lo consigue, permitirá a sus padres seguir ocupándola.

Los 16 millones de euros que reclama Arantxa están muy lejos de los 45 millones que asegura haber generado a lo largo de su carrera; incluso podría haber sido más. Según fuentes próximas al Consejo Superior de Deportes, los padres y su hermana Marisa gestionaron numerosos torneos de Arantxa que les aportaron grandes cantidades de dinero. Sus hermanos Emilio y Javier también se habrían beneficiado de la carrera de su hermana, aunque ellos sí generaron dinero con sus carreras.

La familia Sánchez Vicario cree que las cantidades que reclama Arantxa se caen por su propio peso y que no está en la ruina; sin embargo, el abogado de Arantxa, Juan José Burgos, dice que “el problema no es lo que ella pueda tener o no, sino por qué no le han dado las cuentas”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 14
Las polémicas propiedades

La familia de Arantxa la critica por decir que está en la ruina cuando tiene numerosas propiedades. El abogado de ella, Juan José Burgos, asegura que no es una cuestión de propiedades, sino de no saber dónde está el dinero que ganó durante sus 17 años de carrera.

En la actualidad, Arantxa tiene las siguientes propiedades: Un piso en la Avda. de la Diagonal, en Barcelona, donde viven sus padres, y otro en S’Agaró (Costa Brava) del que sus padres son usufructuarios. El 20 de junio se verán las caras en los juzgados. Un chalet en Formentera (foto) y un barco de 40 metros de eslora que tiene en la isla (foto).

La tenista también posee dos chalets en Esplugues de Llobregat (Barcelona), en uno de los cuales vive.
Apartamentos en S’Agaró, San Cugat del Vallés, Castelldefels, Andorra y Florida.

Por su parte, según la revista 'Tiempo', la principal empresa de la familia Sánchez Vicario tiene inmuebles valorados en 7,3 millones de euros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 14
No ha habido reunión familiar

Pese a todos los problemas y reclamaciones judiciales, la semana pasada, nacieron los rumores de un intento de reconciliación por ambas partes; los abogados de ambos mostraban la intención de tender puentes. Se hablaba incluso de una reunión; sin embargo, Emilio Sánchez Vicario ha asegurado a DIEZ MINUTOS que es absolutamente falso. La reconciliación parece cada vez más difícil. Además, Santacana, insiste en la necesidad de recuperar el dinero perdido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 14
8 millones por no publicar el libro

Arantxa no quería llegar hasta aquí. Según informa Economía Digital, Jordi Domingo, su abogado, habría pedido ocho millones a los representantes de los padres de la tenista para pagar su silencio y evitar las memorias. Es el dinero que calcula le ha costado un movimiento “erróneo” de su padre, que retiró 3,5 millones de euros de una cuenta que servía de contraaval a otra que es donde se iba a ejecutar su deuda con Hacienda y que le ha generado dos millones de euros en intereses y una demanda judicial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 14
Sus memorias, su válvula de escape

Ante la negativa familiar de entregar ese dinero, Arantxa, que ya no podía más, sacó a la luz sus memorias –266 páginas y 32 extras de imágenes, ninguna con sus padres o hermanos– como una válvula de escape. Así lo demostró en la presentación del libro, en la que se desmoronó:  "¿Puede alguna persona pensar que yo no quería resolverlo todo por las buenas? ¡Lo he intentado con todas mis fuerzas!". Lo que iba a ser una rueda de prensa terminó siendo la lectura de un comunicado, quizá por no airear más los asuntos privados y no ahondar más en la herida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 14
Las lágrimas de Arantxa

Deshecha en lágrimas, Arantxa buscó refugio en su marido, que se la llevó protegiéndola a otra sala. Tras recuperar fuerzas, ambos tomaron un Porsche Cayenne Turbo S de vuelta a su chalet de Esplugues (Barcelona), donde se ha refugiado en su marido y sus hijos, Arantxa y el pequeño Leo, a quienes los abuelos maternos, desolados, no conocen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 14
Amigos y deportistas, con Arantxa

El mundo del deporte se ha volcado con Arantxa, siempre muy discreta y trabajadora. Consideran que si ha llegado hasta este punto es porque no podían más. La apoyan Gemma Mengual, Manolo Santana, David Meca; otros famosos y amigos suyos, como Blanca Cuesta, Alberto Cerdán, Elsa Anka o compañeras del club de tenis de Arantxa, que recuerdan que sus padres eran muy estrictos. En contra no de Arantxa, pero sí de su marido, Josep Santacana, también ha habido varias voces, como Mauro Bernardi, que asegura que le estafó con un piso; un exsocio suyo, Santiago Conesa, y una exnovia, Nuria Jiménez, que asegura que "nunca le ha visto trabajar" y que perdió el piso por su culpa.

Por su parte, Johan Vehils, primer marido de Arantxa, se muestra sorprendido por las memorias porque dice que la dependencia familiar de la tenista es muy grande.

Gemma Mengual ha afirmado: “Conozco a Arantxa y, si dice todo esto, la creo”

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 14
Blanca Cuesta, con Arantxa

Borja Thyssen y Blanca Cuesta veranean habitualmente con Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana. Ella los defiende: "Pep y Arantxa son nuestros amigos".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 14
Elsa Anka, con Arantxa

La conocxida presentadora ha dicho de la tenista: "Es muy generosa, lo intentó por las buenas, ha tomado las riendas de su vida".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo