Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Carmen Martínez-Bordiú paga 5.000 € al mes por su nueva casa de alquiler

Salió de compras con su abogada para decorar su nuevo hogar madrileño. Su vivienda de Santander la ha puesto a la venta por 2,9 millones de euros.

Salió de compras con su abogada para decorar su nuevo hogar madrileño. Su vivienda de Santander la ha puesto a la venta por 2,9 millones de euros.

1 de 8
Una lujosa vivienda para su nueva soltería

Carmen Martínez-Bordiú salió de tiendas con su abogada, Teresa Bueyes. Fueron a comprar algunos artículos para la nueva casa de Carmen en Madrid, una lujosa vivienda, por la que paga 5.000 euros al mes.

Al mismo tiempo ha puesto a la venta el que fuera su nido de amor en Santander antes de romper con su tercer marido, José Campos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
La nueva ilusión de Carmen

Al parecer, la nueva ilusión de Carmen se llama Luis Miguel Rodríguez, un rico empresario, dueño de Desguaces La Torre, aunque ambos aseguran que tan sólo son amigos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Luis Miguel está casado

Parece ser que en 2008, Luis Miguel y su mujer, María Asunción, llegaron a un acuerdo de separación física, pero no legal, y como están casados en régimen de gananciales, en caso de divorcio habría que repartir los bienes a medias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Carmen decora su nuevo hogar

Mientras Carmen realizaba unas compras junto a su abogada para su nueva casa, su nueva ilusión sigue trabajando codo con codo con su mujer. Y es que Conjuntamente han levantado de la nada una empresa que hoy factura 20 millones de euros al año. Es el desguace más grande de Europa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Mudanza con Desguaces La Torre, empresa de su amigo

Carmen ha iniciado una nueva vida en Madrid, en un piso cercano al parque de El Retiro. Una furgoneta de Desguaces La Torre, empresa de su amigo Luis Miguel, que se ha ganado ya el sobrenombre del "rey de la chatarra" por ser el suyo el desguace más grande de Europa, la ha ayudado a hacer la mudanza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Condenada a pagar 47.200 euros a Alejandro de Miguel

Carmen Martínez-Bordiú me ha supuesto "el disgusto más grande de mi vida profesional". Así de claro ha sido el diseñador Alejandro de Miguel en declaraciones a la revista DIEZ MINUTOS, nada más conocer la sentencia que obliga a Carmen a pagarle 47.200 euros por 70 trajes que en su día le encargó y nunca le pagó ni adelantó ningún dinero.

Todo empezó en 2006, cuando Carmen participó en el programa de La 1 "¡Mira quién baila!". El éxito fue tal que quiso aprovechar el tirón y hacer un show, "Bailando con Carmen", con el que recorrería España.

Entonces, se puso en contacto con Alejandro de Miguel, que viste a las mujeres más elegantes de nuestro país, entre ellas la Reina. Incluso también vistió a Carmen para la boda de Rafa Medina, en octubre de 2010. Carmen le pidió que le diseñase 70 trajes para los bailarines y el equipo que formaría parte de ese show.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
La Justicia da la razón al diseñador

Sin embargo, el espectáculo al final no salió y el diseñador se quedó con los 70 trajes y sin haber cobrado un céntimo.

Finalmente, el diseñador decidió reclamar el dinero por vía judicial y, tras dos años de litigio, la Justicia le ha dado la razón. Discreto y profesional, cuando DIEZ MINUTOS le entrevistó el pasado febrero, prefirió ser cauto hasta que la sentencia no fuese firme.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Alejandro: 'Los trajes están a disposición de ella'

"Yo tenía la conciencia muy tranquila y confiaba en la justicia", confiesa, aunque sigue nervioso por todo lo que ha implicado el proceso y lo que le ha dolido.

Alejandro sólo quiere ya pasar página y olvidar, no quiere saber nada de los trajes: "Los modelos están a disposición de doña Carmen", señala. Por el momento, desconoce si Carmen recurrirá la sentencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo