Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Ortega Cano: ''No he llorado, pero la pena de cárcel ha sido un shock''

Conmocionado, pero tranquilo. Así se encuentra José Ortega Cano tras conocer, acompañado de su hijo José Fernando y dos hermanos, la sentencia de dos años, seis meses y un día de cárcel por homicidio imprudente. La juez ha anulado uno de los aspectos más polémicos en el juicio, la prueba de alcoholemia. Si se confirma la sentencia, el diestro no tendrá más remedio que ingresar en prisión.

Conmocionado, pero tranquilo. Así se encuentra José Ortega Cano tras conocer, acompañado de su hijo José Fernando y dos hermanos, la sentencia de dos años, seis meses y un día de cárcel por homicidio imprudente. La juez ha anulado uno de los aspectos más polémicos en el juicio, la prueba de alcoholemia. Si se confirma la sentencia, el diestro no tendrá más remedio que ingresar en prisión.

1 de 11
Recibió la sentencia junto a su hijo José Fernando

''La pena de prisión me ha conmocionado. Ha sido un shock porque no me la esperaba. Ahora tengo que asimilarlo'', así reaccionaba José Ortega Cano tras conocer este 24 de abril que había sido condenado a dos años, seis meses de cárcel y un día por el grave accidente de tráfico que el 28 de mayo de 2011 costó la vida a Carlos Parra.

El diestro recibió la noticia en Yerbabuena, acompañado de su hijo, José Fernando, y dos hermanos (su hija se encontraba en Madrid con su prima, hija de Conchi). Horas después, se mostraba más tranquilo, como contaba en ''El programa de Ana Rosa'' Beatriz Cortázar, que ha hablado con el diestro: ''Estoy fuerte, no he llorado. Yo sólo lloro cuando pierdo a un ser querido'', aseguraba Ortega Cano.

El diestro, que confía en la Justicia y en sus abogados, espera no tener que ir a la cárcel pero ''si tengo que ingresar lo asimilaré y me prepararé para ello''.

Para el torero, lo más importante de la sentencia es que se haya anulado la prueba de alcoholemia: ''Para mí es fundamental demostrar que no he bebido porque soy una figura seria'', le ha dicho a Cortázar.

El torero, de 59 años, no entrará en prisión, de momento, puesto que su defensa, dirigida por el abogado Enrique Trebolle, ha ratificado que recurrirá la pena, por lo que la sentencia no será firme hasta entonces. Se calcula que tardará seis o siete meses.

Ortega Cano, que prefirió no acudir a las dependencias judiciales a recoger la notificación de la sentencia y en su lugar lo hacía su letrado defensor, ha seguido después haciendo su vida normal y este jueves 25 acompañaba a su pareja, Ana María Aldón, y su hijo a una revisión del pediatra.

Por su parte, Ana María, que está junto a él en estos duros momentos y le apoya en todo, ha confesado a sus más cercanos que ''cuando escuchó la sentencia, lloraba como una descosida''.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Su defensa alegará que sufrió una arritmia

Su abogado, Enrique Trebolle, ha anunciado que recurrirá la sentencia. El letrado confía en que se rebaje la pena e incluso en conseguir la libre absolución de su defendido ya que alegan que el accidente se produjo por un desvanecimiento como consecuencia de una arritmia.

Ortega Cano, con mucha fe en sus abogados y mucha fe religiosa también, confía en que todo salga bien.

Alrededor de las 12 de la mañana de este miércoles 24 de abril, dos semanas después de que finalizase el juicio a Ortega Cano, el Juzgado de lo Penal número 6 de Sevilla hacía pública la sentencia.

Finalmente, el viudo de Rocío Jurado ha sido condenado a dos años de prisión por un delito de homicidio y a otros seis meses más de cárcel por un delito contra la seguridad vial al entender que en el momento del accidente conducía de forma temeraria.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
La prueba de alcoholemia, invalidada

El aspecto más polémico de la sentencia ha sido que la juez ha anulado la prueba de alcoholemia al considerar que no se ha guardado la cadena de custodia. Esta prueba se realizó en el hospital Virgen Macarena de Sevilla al que llegó Ortega Cano tras el accidente y la defensa la había cuestionado.

La pena a Ortega Cano es inferior a la que pedía la Fiscalía -y también la acusación popular-, que era de 4 años de cárcel por presuntos delitos de homicidio imprudente en concurso con delitos contra la seguridad vial y conducción temeraria. En parte estaba basada en que el diestro, en el momento del accidente, superaba en el triple la tasa de alcohol autorizada ya que dio 1,26 gramos de alcohol por litro de sangre.

Lo que sí se ha tenido en cuenta es que la Guardia Civil determinó que el torero circulaba a 125 kilómetros por hora en una carretera que estaba limitada a 90.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Ortega Cano pagará más de 170.000 euros

Al igual que en el caso de Ortega Cano, ha sido el abogado de la familia de Carlos Parra quien ha recogido la notificación de la sentencia. El letrado ha explicado que Manoli, la viuda, no ha ido al juzgado porque se encuentra fuera de España.

Indemnizaciones para la familia Parra
Además de la pena de cárcel, Ortega Cano ha sido condenado a indemnizar a la familia de Parra en una cuantía total que supera los 170.000 euros.

La sentencia expone que el torero debe pagar 119.000 euros a la viuda; a sus hijos Samuel y Sara otros 19.000; así como otras pequeñas cantidades a otros familiares como la madre del fallecido.

El abogado de los Parra ha anuciado que recurrirá la sentencia ya que, aunque están "medianamente satisfechos", no están de acuerdo con que no se haya admitido la prueba de la alcoholemia. 

La Fiscalía también recurrirá la sentencia.

En la imagen vemos a la familia de Carlos Parra acudiendo a una de las sesiones del juicio en una imagen de archivo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
También se queda sin carnet de conducir

En la sentencia, la juez también retira a Ortega Cano el permiso de conducir durante tres años y seis meses.

Los abogados de ambas partes cuentan con un plazo de diez días hábiles para presentar sus recursos y la Audiencia Provincial tiene un plazo de siete a diez meses para dictar la sentencia firme.

En caso de que se mantenga la pena a Ortega Cano, elo diestro deberá ingresar en prisión para cumplir, según ha explicado su abogado, "al menos un año y diez meses o dos años completos de cárcel".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Ortega Cano se defendió argumentando que sufrió un ''vahído''

En su declaración Ortega Cano, que ha estado arropado durante el juicio especialmente por su hermano Eugenio, explicó que el accidente pudo ser consecuencia de haber sufrido un "vahído o un desvanecimiento", que le hizo perder el control de su coche y chocar fatalmente contra el vehículo de Carlos Parra.

Pese a la prueba de alcoholemia, que dio 1,26 gramos de alcohol por litro de sangre, el torero afirmó que no tomó alcohol; aunque los testimonios de varios camareros del hotel donde estuvo antes del accidente afirmaron lo contrario. También hubo testimonios como el del gerente de dicho hotel, que declaró que el diestro no bebió nada de alcohol.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Así fue el accidente

El accidente de Ortega Cano y Carlos Parra se produjo la noche del 28 de mayo de 2011 sobre las 23.30 horas, cuando circulaba por la carretera A 8002 de la Sierra Norte sevillana, sobre el kilómetro 28, en dirección a su finca Yerbabuena, en la localidad de Castilblanco de los Arroyos.

El torero invadió el carril contrario por el que circulaba en ese momento Carlos Parra y colisionaron frontalmente. Este es el lugar del accidente y cómo quedó el coche de Carlos Parra, que perdió la vida en el brutal impacto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
La reparición de Ortega Cano tras el accidente

El 11 de julio de 2011, José Ortega Cano abandonaba el hospital Virgen Macarena de Sevilla, donde había permanecido ingresdado seis semanas -cuatro de ellas en la UCI- después del fatal accidente de tráfico.

El diestro recibía el alta visiblemente desmejorado y en silla de ruedas. En el hospital fue intervenido en un tobillo y tuvo que someterse a una traqueotomía, además de realizarse otras intervenciones.

Al salir del hospital, además de dar las gracias a su familia por estar a su lado en aquel momento tan duro, tuvo sus primeras palabras públicas para la familia de Carlos Parra: "Mi más sentido pésame a la familia del fallecido en el accidente. Quiero pedirle a Dios que le tenga en un lugar, porque para mí ha sido el toro más difícil de mi vida. Y agradeceros a vosotros vuestra compañía. Me encuentro muy dolorido, perdonadme porque tengo pocas fuerzas".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
José Fernando, el máximo apoyo de Ortega Cano

Tras recibir el alta, José Fernando, hijo de Ortega Cano y de la fallecida Rocío Jurado, se dedicó por completo a los cuidados del torero, ya que trabajaba en la finca Yerbabuena y podía dejar sus labores cotidianas para estar a su lado y acompañarlo a las revisiones médicas.

Mientras, la otra hija del diestro, Gloria Camila, que entonces tenía 15 años, continuaba con sus estudios y decidió mantenerse en una posición más discreta.

Esta unión entre Ortega Cano y su hijo contrastó poco después, cuando el primero ya estaba recuperado, con las grandes diferencias que mantuvieron y que incluso hicieron que el joven abandonase su hogar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Ortega Cano podría ir a prisión y alejarse de su hijo recién nacido

La noticia del posible ingreso en prisión de José Ortega Cano si la sentencia se torna firme empaña un momento muy especial en su vida ya que el pasado 9 de febrero estrenó paternidad biológica.

El viudo de Rocío Jurado y su actual pareja, Ana María Aldón, daban la bienvenida ese día al mundo a su hijo José María, que nació en la clínica Rúber de Madrid.

El bebé es el primer hijo biológico de José Ortega Cano, que ya era padre de dos niños colombianos que adoptó junto a Rocío Jurado en 1999.

Para Ana María se trataba de su segundo hijo, ya que tenía otro fruto de una relación anterior.

En la imagen los vemos el día en que abandonaron el hospital junto a su hijo. Comenzaban una nueva vida juntos con su recién creada familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Con Rocío siempre en el recuerdo

José Ortega Cano, una de las principales figuras del toreo en los años 80 y principios de los 90, se convirtió en el 'viudo de España' el 1 de junio de 2006 con la muerte de su esposa, la cantante Rocío Jurado.

La pareja formada por el famoso diestro y una de las grandes artistas de España, que se habían casado en 1995 en una multitudinaria boda, fue durante años una de las parejas más mediáticas del panorama social.

Tras la muerte de 'La más grande', una de las artistas más respetadas y queridas de nuestro país, el torero se centró en sus hijos. Cada año ha regresado siempre que ha podido a Chipiona para visitar a su esposa en el aniversario de su muerte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo