Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Arantxa Sánchez Vicario y sus padres, a punto de firmar la paz

La extenista y sus padres, que tenían una cita judicial este 6 de mayo por la propiedad de La Diagonal, de Barcelona, han pedido la suspensión del juicio ya que están gestando un acuerdo extrajudicial que podría llegar en sólo 15 días.

La extenista y sus padres, que tenían una cita judicial este 6 de mayo por la propiedad de La Diagonal, de Barcelona, han pedido la suspensión del juicio ya que están gestando un acuerdo extrajudicial que podría llegar en sólo 15 días.

1 de 10
Podría haber acuerdo a finales de mayo

La paz podría llegar por fin al clan de los Sánchez-Vicario.

Arantxa y sus padres, que debían verse este lunes 6 de mayo en el Juzgado de lo Mercantil número 4 de Barcelona, solicitaron el pasado jueves la suspensión del juicio.

La tenista reclamaba a sus padres el usufructo de un lujoso piso de 200 metros cuadrados de su propiedad en La Diagonal, Barcelona, donde viven sus progenitores.

Ahora, las partes parecen estar llegando a un acuerdo, que deberán presentar en 15 días ante el juez, para poner fin a su batalla judicial.

Ya en septiembre de 2012, Arantxa quiso paralizar la demanda civil que puso contra sus padres en julio de 2001 a cambio de llegar a un acuerdo, al que no se llegó ya que, al parecer, según algunas fuentes, la extenista pidió a cambio cinco millones de euros.

Esta vez, sin embargo, hay muy buena sintonía entre ambas partes y parece muy probable que lleguen a ese acuerdo extrajudicial, según informa LOC. 

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
La querella queda archivada

Poco a poco parece que se van solucionando los problemas judiciales y económicos de la tenista, de los que va saliendo de algunos mejor parada que otros.

La extenista, que en estos difíciles momentos está contando con el gran apoyo de su marido, Pepe Santacana, perdió el pasado mes de abril una de sus batallas judiciales, la que tenía interpuesta contra su padre, su hermano Javier y su exabogado, Bonaventura Castellanos, en los tribunales de Andorra.

El 20 de diciembre de 2010, Arantxa Sánchez Vicario presentó en los juzgados de Andorra una demanda penal contra su padre, su hermano y su exabogado y asesor por apropiación indebida y administración desleal. Les acusaba de apropiarse de seis millones de euros, dinero que se habría desviado a Suiza, destinado a la compra de vehículos de lujo en favor de terceros; y para recuperar liquidez en negocios.

La querella ha sido ahora archivada.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Nueva vida en Miami

Arantxa recibió la noticia del archivo de la querella en Miami, donde ha trasladado recientemente su residencia junto a su pareja y sus hijos.

La extenista, a quien la batalla judicial contra sus padres le está saliendo cara, ha puesto en venta, antes de partir, sus lujosas propiedades, entre ellas su casa de Barcelona y la de Formentera.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Sus polémicas memorias

Su batalla legal contra sus padres quedó al descubierto con la publicación de sus memorias, en febrero de 2012. "Me han dejado sin nada", escribía la deportista en su biografía, en la que acusa a sus progenitores de haberla dejado completamente endeudada.

"No soy capaz de odiar, pero tampoco puedo ser hipócrita... Ahora me toca encontrar soluciones", firmaba en su libro Arantxa, entonces con cuatro procesos judiciales abiertos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Reclama 16 millones de euros

Según desvelaba la extenista en sus memorias, 'Arantxa ¡Vamos!', a lo largo de sus 17 años como deportista profesional, habría ganado unos 45 millones de euros, un patrimonio que hasta hace dos años habrían administrado sus padres, a quienes reclama un total de 16 millones.

En la pista, Arantxa consiguió ser la tenista española más importante de la historia por sus títulos, por su garra y por su incansable lucha, que ahora llevará hasta el final en los tribunales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Más juicios pendientes

Arantxa tenía cuatro juicios pendientes. Uno de ellos, el que acaba de perder en Andorra, ha llegado ya a su fin; otro, el que tiene pendiente por la casa de La Diagonal, también podría acabar en breve.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Un banco le reclama 5 millones de euros

Por otro lado, Arantxa tiene abierto otro frente. El banco de Luxemburgo demandó a Arantxa reclamándola reclama el pago de 5 millones de euros.

En la demanda, que se tramita en un tribunal de Barcelona, el banco de Luxemburgo reclama a la extenista el dinero con el que avaló el pago de su deuda con Hacienda (3,5 millones por haber tributado como residente en Andorra cuando lo era en España entre 1989 y 1993) a cambio de una garantía de retención de fondos. Su padre retiró 3.530.000 euros en 2006, que transfirió a Suiza sin que nadie le avisase de la vigencia del fondo. Ese 'error' llevó a la demanda y a la petición de unos intereses de dos millones de euros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Acusa a sus padres de sacar dinero de sus fondos de inversión

Finalmente, el cuarto proceso enfrentaba de nuevo a Arantxa con sus padre por unos fondos de inversión de Mapfre y unos seguros de vida. Al parecer la extenista los contrató a su favor cuando eran soltera y sus progenitrores habrían retirado dinero sin su consentimiento ni conocimiento. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
No se habla con nadie de su familia

La extenista desveló en la presentación de sus memorias que llevaba casi dos años sin tener contacto alguno con su familia.

Quien fuera uno de sus grandes apoyos de siempre, en lo personal y en lo profesional, su hermano Emilio, se puso de parte de sus padres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Lágrimas de una campeona

El 14 de febrero de 2012, cuando Arantxa presentó sus memorias, aprovechó el acto para leer un comunicado en el que afirmaba que ella quiso arreglar sus problemas con sus padres en la intimidad: "¿Puede alguien pensar que yo no he querido resolver todo esto con mi familia? ¿Puede alguno de mis hermanos decir con quien puedo compartir mi vida? ¿Acaso ellos no han podido casarse con quien les ha parecido mejor?... siempre he agradecido a mis padres su apoyo. Sin embargo conmigo han ejercido un control que me ha anulado en puntos importantes de mi vida".

La exdeportista terminaba el acto entre lágrimas, abrazada a su marido, Josep Santacana, su esposo desde 2008. Un informe sobre él encargado a un detective por los padres de Arantxa antes de su boda pudo ser el comienzo de unas diferencias que ahora parecen irreconciliables... y que han pasado de lo sentimental a lo económico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo