El juez desestima que el marido de Raquel Sánchez Silva fuera asesinado

Tras la muerte de su marido, en mayo, la presentadora inicia una nueva vida en otra vivienda y retomando su trabajo. Su nueta etapa coincide con el anuncio, por parte del juez que llevaba el caso, de que Mario Biondo no fue asesinado, tesis en la que se escudaba la familia del cámara de televisión.

image

Tras la muerte de su marido, en mayo, la presentadora inicia una nueva vida en otra vivienda y retomando su trabajo. Su nueta etapa coincide con el anuncio, por parte del juez que llevaba el caso, de que Mario Biondo no fue asesinado, tesis en la que se escudaba la familia del cámara de televisión.

1 de 5
Raquel abandona su antigua casa

A Raquel Sánchez Silva le era imposible volver a la casa que había compartido con Mario Biondo. Tras la inesperada muerte de su marido, el 30 de mayo, la presentadora no había podido traspasar el umbral del hogar que habían compartido, de ahí que, a la vuelta de vacaciones, se haya mudado.

La puerta de su antigua casa no es lo único que se ha cerrado. También el 'caso Biondo'. El Juzgado de Instrucción número 21 de Madrid ha descartado, en su último auto, que Mario fuera asesinado en la tarde en la que su cuerpo fue encontrado sin vida.

El juez refutaba así la tesis establecida por el inicial informe forense, en el que se apuntaba a un ahorcamiento voluntario y se descartaba una muerte violenta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
No hay indicios de que la muerte no fuese voluntaria

Su nueva vivienda, que ha encontrado con la ayuda de un agente inmobiliario, está en el centro de la capital y no al norte, como se había dicho. De hecho, se ha trasladado de la calle Magdalena a otra cercana en el mismo Barrio de las Letras donde vivía.

Lo ha hecho a la vez que le era remitido, la semana pasada, el auto en el que se descarta que el cámara de televisión sufriera ninguna "infracción criminal" por parte de terceros.

De esta manera, las prácticas que se han llevado a cabo para esclarecer las causas que provocaron su fallecimiento demuestran que no hay ningún indicio de que la muerte no fuera voluntaria.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Su madre, su gran apoyo

Con la ayuda de una amiga y de su madre, Raquel ha vaciado su antigua casa para retomar su vida personal empezando de nuevo y haciendo caso omiso a los comentarios de la familia Biondo, respecto a supuestas tramas ocultas en la muerte de Mario.

En estos cuatro meses, la sombra de un posible asesinato ha existido y ha dado lugar a un montón de conjeturas gracias a la familia Biondo. Han sido precisamente los familiares del cámara, quienes incapaces de asumir la muerte de Mario, han intentado dar sentido a su tesis sobre un posible asesinato.

Sin embargo, estas teorías han sido tiradas por tierra tras el último escrito del juez, que ha cerrado el caso tras descartar el asesinato.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Renuncia a la herencia y pasa de su exfamilia política

El caso se finiquitaba el pasado martes, cuando se acababa el plazo para presentar recurso de reforma o apelación. Como no se facilitaron datos nuevos, el 'caso Biondo' queda cerrado. Y así seguirá a no ser que el juez admita nuevas pruebas.

A pesar de todo, los Biondo tienen previsto otro viaje a nuestro país para "descubrir la verdad sobre esa maldita noche del 30 de mayo", según escribía el padre del cámara en una red social.

Raquel, que sigue su vida por su lado, además renunció a la herencia de su marido, que ascendía a unos 10.000 euros en favor de su exfamilia política.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Hace un cameo en la serie ''Aída''

En cuanto a su vida profesional, el 12 de septiembre es la maestra de ceremonias y la entrevistadora de la gala "Fashion Nigth Out", en Madrid. Además, Raquel y Jesús Vázquez se interpretarán a sí mismo en una cameo en la serie "Aída", que vuelve el 15 de septiembre.

"Ha sido más alucinante de lo que esperaba. Como fan de la serie, meterme en el mundo de Esperanza Sur ha sido como teletrasportarme", dijo.

Mientras esperamos a verla de nuevo en la pequeña pantalla, Raquel y una amiga llenan el maletero del coche con lo enseres que quedaban en la vivienda que había compartido con su marido, y a la que no ha querido volver.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo