Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Mar Flores, así ha sido su verano más “austero"

Antes de volver a Madrid, donde no se ha perdido un sólo desfile de la Mercedes-Benz Fashion Week, la exmodelo pasó los últimos días de vacaciones con su marido, que tiene problemas económicos, y sus hijos en Ibiza.

Antes de volver a Madrid, donde no se ha perdido un sólo desfile de la Mercedes-Benz Fashion Week, la exmodelo pasó los últimos días de vacaciones con su marido, que tiene problemas económicos, y sus hijos en Ibiza.

1 de 6
Mar Flores, de vacaciones

Mar Flores, Javier Merino y sus hijos apuraron los últimos rayos del sol estival en Ibiza, antes de regresar a Madrid para que los niños volviesen al colegio.

La pareja y sus pequeños –Mauro, Beltrán, Bruno y Darío– disfrutaron de unas vacaciones tranquilas y entretenidas, con jornadas en la playa y en un barco alquilado, porque su lujoso yate –G-One Again– ha sido precintado por un juez, a causa de los problemas económicos que atraviesa el empresario.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Estupenda

Después de haber traído al mundo cinco hijos, Mar Flores, con 44 años, luce una envidiable figura en biquini. Es, además, una madre entregada y estaba pendiente de sus hijos en todo momento.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Volcada en sus hijos

Mar vive especialmente dedicada a sus niños, a quienes no perdió de vista ni un segundo fue a los más pequeños, los mellizos Bruno y Darío, que nacieron el 26 de febrero de 2011.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Una madraza

Después de la jornada playera, la exmodelo recogió los juguetes de sus retoños y se acercó a la orilla del mar para limpiarlos y enjuagarlos.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Siempre a la última

Pasados ya los 40 años, Mar sigue conservándose estupenda. Y aunque este año ha sido mucho más discreta, la modelo continúa siendo un ejemplo de elegancia, incluso en ropa de baño.

Javier Merino, por su parte, también se bañó con sus niños y una pareja de amigos. Para el empresario no corren buenos tiempos, ya que tiene serios problemas con Hacienda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Los problemas de Javier

De hecho, para hacer frente a las deudas, el marido de Mar se ha visto obligado a vender un local y la discoteca La Sal, que poseía en Madrid, aunque sigue manteniendo Fortuny, uno de los locales emblemáticos de la capital.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo