Anna Tarrés repasa uno a uno a todos sus 'enemigos'

Después de dedicar años al equipo de natación sincronizada, se vio envuelta en una polémica de la que ha salido airosa. Feliz, disfruta del mar, del trabajo y de su amor.

image

Después de dedicar años al equipo de natación sincronizada, se vio envuelta en una polémica de la que ha salido airosa. Feliz, disfruta del mar, del trabajo y de su amor.

1 de 8
Entrevista con Anna Tarrés

Anna Tarrés tiene el recuerdo de sí misma en una piscina desde los tres años. Le gusta el mar y apura los últimos días soleados en Tossa (Girona), donde imparte un curso de natación sincronizada con las chicas del Club Kallípolis, al que pertenece y donde trabaja para conseguir, como siempre, la excelencia deportiva y ser artífice de nuevas estrellas.

-De verdad, ¿por qué te dieron portazo, a pesar de tus éxitos?
-Yo gestionaba un equipo que salió de la nada y llegó a la élite. Tuve un protagonismo y un poder que no le interesaban al presidente. Decían que no había recursos y yo los conseguía. Pedí cuentas, porque no me cuadraban los números, y puse el dedo en la llaga.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Su nueva vida

-¿Cómo has superado tu traumática salida de la Federación de natación?
-Con la ayuda de mi familia,  de mi club y de Beth Fernández. Hemos compartido largos paseos y horas de charla. Si la carretera por la que íbamos pudiera hablar... Ha sido un golpe fuerte. Hemos sido como apestadas y yo me he sentido desamparada. Lo he pasado muy mal, pero cada día me siento mejor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Habla del futuro

-¿Lo más duro fue la carta contra ti?
-No, porque sólo tres de las chicas entrenaron conmigo. A veces los padres se equivocan y lo más fácil es echarle la culpa a otro. La vida es difícil y el alto rendimiento es exclusivo. No todos valen. Mira, se ha creado una campaña de desprestigio contra mi imagen.

-Pero eres una persona dura.
-Sí, dura, exigente y perfeccionista. ¿Y qué pasa? Hablamos de medallas en unos Juegos Olímpicos.

-¿Y la inteligencia emocional?
-Soy una experta. No había nada y mira lo que conseguimos. La gente ha pasado años a mi lado sin problemas. Haciendo amigos, divirtiéndose y logrando éxitos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Sin rencor

-La alta competición es muy dura.
-Más duro es trabajar muchas horas de camarero en un bar y cobrando 600 euros. Las chicas tienen becas de entre 30.000 y 67.500 euros.

-¿Cómo ves la reacción de Gemma Mengual?
-¿Qué quieres que haga si es amiga del otro bando? Cada uno es libre de seguir sus intereses personales, profesionales y económicos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Un futuro brillante por delante

-Sin ti, también han tenido éxitos en los Campeonatos de Natación.
-Sólo faltaría. No vinieron las chinas y bajamos cuatro puntos. Yo creé este grupo y trabajé con él tres años. En Roma sacamos mejores resultados y con más competencia. Si en la federación están contentos, perfecto. Ahora bien, la excelencia en la sincro se ha perdido.

-¿Han vivido de los réditos de tu trabajo?
-Totalmente. Si yo hubiera llevado el equipo, el objetivo era el Oro, ganar a las rusas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Habla de psicologia

-¿Por qué es tan difícil ganarles?
-No se puede trabajar menos que ellas y alguien de los nuestros se ha pensado que, trabajando menos, se pueden conseguir mejores resultados.

-¿Las emociones son una ventaja o una desventaja en el deporte?
-Son muy importantes, pero hay que saber gestionarlas. Yo les decía: 'Nadad desde el corazón'. Los movimientos los hacéis fantásticos. Transmitid emociones al público.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Sigue trabajando en sincronizada

-De todo lo que has leído, ¿qué es lo que has sentido más?
-Alguien dijo: “Por fin ahora nos tratan como a personas”. Si algo he hecho con las chicas ha sido que intentaran ser personas. Alguien tiene que poner límites. Y decir no a veces no agrada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
La nueva vida de Anna Tarrés

-¿Qué tal fue tu paso por la televisión, con el programa 'Splash'?
-He descubierto que me gusta. Lo he pasado muy bien

-¿Con quién te entendías mejor?
-Con todos, pero Falete fue especial. La Campanario me sorprendió positivamente. En Santiago Segura he visto un señor que está por encima de la media. Y Guti, un cachondo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo