Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Multitudinario y emotivo adiós a María de Villota

El funeral de la piloto María de Villota, fallecida el viernes 11 de octubre en Sevilla, se convertía en todo un homenaje a la mujer que sobrevivió durante un año y medio a un grave acccidente en el que perdió un ojo pero que hizo de su sonrisa y ganas de vivir su verdadera seña de identidad. Familiares y amigos le daban su último adiós en una multitudinaria despedida celebrada en Madrid.

El funeral de la piloto María de Villota, fallecida el viernes 11 de octubre en Sevilla, se convertía en todo un homenaje a la mujer que sobrevivió durante un año y medio a un grave acccidente en el que perdió un ojo pero que hizo de su sonrisa y ganas de vivir su verdadera seña de identidad. Familiares y amigos le daban su último adiós en una multitudinaria despedida celebrada en Madrid.

1 de 15
El adiós a María de Villota, un homenaje póstumo

María de Villota recibía en la noche de este martes el último adiós de mano de amigos y familiares, que se reunieron en la misa funeral que se ofició en la parroquia San Pedro Mártir de los Dominicos de Madrid.

Todos quisieron rendirle un merecido homenaje en su despedida final, reconociendo la lucha que ha mantenido con la muerte después de su grave accidente, que le permitió disfrutar de la vida con una sonrisa el último año y medio. Pero desafortunadamente las secuelas que arrastraba terminaron por acabar con su vida el pasado 11 de octubre en Sevilla, donde se encontraba para participar en una conferencia.

Los padres de la fallecida piloto, que moría a los 33 años, Emilio de Villota e Isabel Comba, llegaban rotos a la parroquia, pero el calor y cariño recibido por los asistentes les hizo sonreír, tal y como hubiera querido su hija.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 15
Un día antes habría presentado su libro

El funeral de María de Villota se celebraba un día después de la importante cita que tenía programada antes de su repentina muerte: la presentación de su libro 'La vida es un regalo'.

En la obra, la piloto envía un mensaje lleno de alegría y esperanza que contribuirá a que su estrella siempre siga brillando, como parte de su legado. Es un testimonio conmovedor y apasionante de una mujer que en ningún momento renunció a seguir pilotando con mano firme su propia vida.
 
María de Villota relata en esta obra el vuelco que dio su vida tras el fatal accidente, en el que estuvo a punto de perder la vida y por el que sufrió graves secuelas, en el transcurso de unas pruebas aerodinámicas con su equipo de Fórmula 1 en el verano de 2012. Lejos de caer en el desánimo, su tenacidad y su coraje fueron más poderosos que aquel trágico suceso.
 
"No quiero que el tiempo borre como siento, veo y pienso en este momento. Porque no quiero que este dolor y esta alegría de vivir se pasen como pasa todo en la vida. No, este accidente no puede pasar. No quiero que se decolore", ha dejado escrito en su libro María.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 15
Rodrigo, su marido, viudo tres meses después de la boda

María de Villota se casó sólo tres meses antes de su muerte con quien había sido su entrenador personal, Rodrigo García Millán. El joven, de riguroso luto y muy afectado, recibió las atenciones y condolencias de las decenas de personas que asistieron al funeral, todos muy afectados por el triste desenlace.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 15
Emilio, hermano de María, muy afectado

Emilio, hermano de María de Villota, que en la reaparición pública de la piloto tras el accidente, hace un año, lloró de emoción ya que estaba muy unido a ella, llegaba junto a sus padres, también roto de dolor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 15
Asistentes al funeral

Entre las personas que se acercaron a dar el último adiós a María de Villota se encontraba otra piloto, Carmen Jordá, con quien compartía la pasión por la competición del motor y la velocidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 15
Asistentes al funeral

Uno de nuestros grandes campeones del motor, Carlos Sainz, quiso estar al lado de los Villota en este día tan doloroso para ellos y para toda la familia del automovilismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 15
Asistentes al funeral

Entre los amigos y compañeros que también quisieron despedirse de María y dar el pésame a la familia, también se encontraban Antonio Lobato, con quien trabajaba en una sección que se emitía los días de la retransmisión del campeonato del mundo de Fórmula 1, y su mujer.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 15
Asistentes al funeral

Del mundo del motor, en este caso del motociclismo, también estuvo presente en el funeral Ángel Nieto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 15
Asistentes al funeral

El piloto Jaime Arguersuari, que compitió durante un año y medio en Fórmula 1, se sumó al homenaje póstumo y despedida final a su amiga, María de Villota.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 15
Asistentes al funeral

El piloto Andy Soucek a la llegada al funeral.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 15
Asistentes al funeral

La misa funeral por María de Villota dio comienzo a las 20.00 horas y entre los asistentes también se encontraba Rita Irasema, una de los miembros de la Familia Aragón. Es hija del fallecido Emilio Aragón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 15
Asistentes al funeral

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, puso una de las notas institucionales de la despedida a María de Villota.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 15
Asistentes al funeral

El periodista Juan Caño, amigo muy cercano a la familia de Villota, a la llegada al funeral de María.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 15
Asistentes al funeral

La actriz Fedra Lorente llegó a la parroquia San Pedro Mártir de los Dominicos de la mano de su marido, Miguel Morales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 15
Asistentes al funeral

El nadador David Meca también se acercó a despedir a una de las grandes deportistas españolas, que con su ejemplo de superación rompió barreras siendo la primera mujer en llegar a la Fórmula 1, un campo dominado tradicionalmente por hombres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo