Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Kiko Rivera confirma que recupera la custodia de su hijo

Kiko Rivera ha ganado a Jessica Bueno el primer asalto ante la justicia. La magistrada el juzgado numero 17 de Sevilla no ha tardado ni un día en dictar el auto que establece que la custodia del hijo del Dj y la modelo será compartida. Con esta decisión, al hijo de Isabel Pantoja previsaiblemente ya no tendrá que pasar ninguna pensión a su ex.

Kiko Rivera ha ganado a Jessica Bueno el primer asalto ante la justicia. La magistrada el juzgado numero 17 de Sevilla no ha tardado ni un día en dictar el auto que establece que la custodia del hijo del Dj y la modelo será compartida. Con esta decisión, al hijo de Isabel Pantoja previsaiblemente ya no tendrá que pasar ninguna pensión a su ex.

1 de 13
Kiko gana a Jessica

La juez dictó sentencia delante de ambos tras más de tres horas y media de juicio. Kiko Rivera y Jessica Bueno conocían entonces la resolución de las medidas provisionales sobre la custodia de su hijo Francisco, por el que se mantienen un duro enfrentamiento desde hace dos meses.

La magistrada dictaba un auto que establece que la custodia del pequeño era compartida, con lo que la 'victoria' se la llevaba el hijo de Isabel Pantoja, ya que ésto era precisamente lo que pedía.

Estas medidas provisionales se mantendrán hasta que se celebre el juicio principal, que aproximadamente se celebrará cuando Francisquito tenga 3 o 4 años. Será entonces cuando Kiko y Jessica podrán pedir si lo desean la custodia total del pequeño.

Que la resolución se haya hecho efectiva con tanta premura responde a que se busca el bienestar del menor. Con esta decisión, además, los padres se ven abocados a llegar a algún tipo de entendimiento por el bien de su hijo.

Como Francisquito pasará la mitad del tiempo con cada uno de sus progenitores, es previsible que Kiko no tendrá que pasar pensión alguna a Jessica, como venía haciendo hasta ahora.

A la salida del juzgado, que hicieron por separado, ni el Dj ni la modelo quisieron hacer declaraciones a pesar de que ya sabían que a partir de este momento la custodia de su retoño, que este miércoles 6 de noviembre cumple 1 añito, es compartida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 13
El comunicado de Kiko

Éste es el comuniocado de Kiko Rivera, en el que confirma que la custodis de Francisquito es compartida. Reza así:

Ante la proliferación de noticias y comentarios de variado tipo, vinculados con el acto judicial que tuvo lugar el día de ayer, 4 de noviembre, tan solo deseo indicar cuanto sigue: En el Juzgado nº 17 de Sevilla se desarrolló una vista en relación con situaciones que afectan a mi hijo y la relación con sus progenitores.

La resolución judicial ya dictada y comunicada a las partes, determina la custodia compartida de mi hijo tanto por su su padre como por su madre.

No deseo hacer ningún tipo de comentario adicional acerca de ningún otro término o condición establecido en la citada resolución judicial.

Es mi obligación y mi deseo más sincero, preservar la intimidad de mi hijo de toda perturbación o intromisión que pueda sufrir derivada de esta situación o de cualquier otra.
Ruego, en consecuencia, el respeto y la consideración debida hacia mi hijo, su madre y mi mismo.

En Sevilla a 5 de noviembre de 2013

Francisco Rivera Pantoja

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 13
Jessica Bueno vs Kiko Rivera

El lunes 4 de noviembre fue el día en el que Jessica Bueno y Kiko Rivera volvían a verse las caras tras dos dutros meses de desencuentros.

La modelo y el hijo de Isabel Pantoja estaban citados en el Juzgado de Primera Instancia número 17 de Sevilla, donde luchaban por la custodia de su hijo, Francisco. El primero en llegar era el hijo de Isabel Pantoja y,  poco después, sobre las 12.55 horas, hacía su entrada la modelo.

El pasado abril, cinco meses después de la llegada de su bebé al mundo, la pareja se separaba, esta vez definitivamente y, aunque al principio parecía que mantenían una buena relación por el bien del pequeño de la casa, pronto llegaron los problemas.

Finalmente todo terminó entre ellos en acusaciones públicas en las redes sociales y en la tele, y en los tribunales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 13
La modelo se muda a Eibar por amor y se lleva a su hijo

Tras la ruptura, la sevillana encontraba el amor en Jota Peleteiro, jugador de fútbol, que este verano fichaba por el Eibar.

Jessica, más enamorada que nunca, y con el nombre de su nuevo chico tatuado en la mano, hacía las maletas y se llevaba a su hijo a la ciudad vasca. Algo que no sentaba nada bien al padre de la criatura, que denunciaba que llevaba varias semanas sin ver a su hijo Francisquito y que se lo había llevado allí sin su permiso.

La modelo había anunciado a su ex mediante un burofax que se trasladaba de domicilio con el bebé de Sevilla a Eibar.

Kiko denunciaba entonces que Jessica había incumplido el convenio regulador y comenzaba la batalla judicial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 13
El convenio regulador se rompe

Con su marcha a Eibar junto a su hijo y sin avisar a Kiko, Jessica rompía el convenio regulador firmado por ella y el Dj, poniendo así fin a la buena armonía que parecía reinar entre los Bueno y la familia Pantoja.

En plena batalla legal por la custodia de Francisquito, parece ser que la modelo habría pedido un examen toxicológico contra su ex, mientras que éste asegura seguir cumpliendo rigurosamente con la pensión mensual de 1.200 euros que pactaron.

La joven ha entrado a los juzgados con el resto muy serio y apenas sin maquillaje.

Ya en el interior, la personas que estaban en las instalaciones, han desvelado que mientras que a Kiko se le veía serio y afectado, Jessica se mostraba más entera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 13
La salida del juzgado

Tres horas después de haber entrado en el juzgado, sobre las 16.10 de la tarde, Kiko Rivera y Jessica Bueno salían de las instalaciones de justicia al igual que habían entrado, por separado y sin hacer declaraciones.

Según se ha sabido, al parecer justo antes de entrar a declarar Kiko se derrumbó e incluso dejó escapar alguna lágrima fruto de la tensión que estaba viviendo.

Lo que es seguro es que la pareja no ha llegado a ningún acuerdo. Ambos han realizado una declaración ante el juez, que tiene en su mano ahora determinar los tiempos de la custodia, es decir, cómo repartirán el tiempo con su hijo Francisco.

Por otra parte, al parecer el juez no ha admitido el examen toxicológico que la modelo habría pedido al Dj. El hijo de Isabel Pantoja, por su parte, habría pedido la custodia compartida de su hijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 13
Jessica sufrió una pequeña crisis al salir del juzgado

Jessica abandonaba el juzgado del brazo de su hermano, que ha sido su gran apoyo durante esta difícil jornada. Protector, salían rapidamente el lugar, sin abrir la boca y sin detenerse en ningún momento.

Al parecer, la modelo sufrió poco después, ya fuera de las instalaciones de la justicia, una pequeña crisis de ansiedad. Ahora hemos descubierto que podría haberse producido porque acababa de conocer que el juex habñia dictado en su auto la custodia comaprtida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 13
El apoyo de Kiko

Aunque se hablaba de la posible presencia de Isabel Pantoja para apoyar a su hijo en su declaración ante el juez, finalmente la tonadillera no se presentaba en el juzgado.

Quien sí lo hacía era el tío materno de Kiko, Agustín Pantoja y su hija, Anabel Pantoja, que no han querían dejar solo al Dj en este duro trance.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 13
Jessica convencida de hacer lo correcto

Jessica sigue haciendo vida normal, esta vez en el norte de España, y alejada de todo tipo de polémicas. Arropada por sus abogados y su familia, la modelo está convencida de estar haciendo lo correcto.

Algo que dista mucho de la opinión del DJ, que huérfano de padre desde muy pequeño, quiere darle eso que a él le falto a su hijo, y "no me dejan", decía en un programa de televisión.

Kiko Rivera sigue centrado en su trabajo como DJ mientras asegura que su ex no le deja ejercer de padre. El hijo de Isabel Pantoja ha aterrizado en España tras pasar unos días en Suiza por motivos de trabajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 13
Volvía a Sevilla para el juicio

Jessica, tras pasar unos días en Sevilla para acudir a la boda de su prima, ha continuado estos días previos a la cita en el juzgado con su vida normal en Eibar.

Al regresar de nuevo a la Ciudad Hispalense, donde tenía lugar al vista oral, se reunía en un hotel próximo a los juzgados con sus abogados en espera de la llegada de la hora marcada por la juez que lleva el caso para volver a ver cara a cara a Kiko.

En esta ocasión la juez no dejaba entrar al juzgado a los informadores, algo que no es habitual,  y no había desvelado la hora del inicio de la vista. Todo, al parecer, en la búsqueda de la normalidad y tranquilidad de todos...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 13
Isabel Pantoja, la gran ausente

Esta vista oral del juicio que enfrentaba a Jessica y a Kiko tenía lugar dos días antes del cumpleaños del pequeño Francisco, primer nieto de Isabel Pantoja, que sopla velas el 6 de noviembre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 13
Kiko quería la custodia compartida

En la denuncia del DJ, éste pedía precisamente la custodia compartida de su primogénito.

Kiko quiere tener cerca a su hijo, y por eso, entre otras cosas, siguió viviendo en Sevilla tras el nacimiento del bebé, aunque a él, por temas laborales, le veía mejor afincarse en Madrid.

La pareja vivía junta en Sevilla, donde la modelo tenía cerca a su familia, hasta abril, cuando deciden terminar con su relación sentimental, que se había caracterizado por numerosos altibajos y crisis.

Ha sido tras este verano, cuando la sevillana decidía mudarse a Eibar para vivir con su novio Jota, y por supuesto, en sus planes, contaba con la compañía de su hijo, que ha dado sus primeros pasos por las calles de la ciudad guipuzcoana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 13
Juicio a puerta cerrada

La vista se celebraba a puerta cerrada y sin grabaciones. Además, la juez determinaba que los periodistas no pudieran a entrar a la vista oral al tratarse de un tema delicado en el que hay implicado un menor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo