Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Isabel Preysler, fiel a su visita diaria a Miguel Boyer

Todos los días, sin faltar uno desde el pasado 29 de febrero, acude a la Clínica Ruber a ver a su marido, que "mejora progresivamnte".

Todos los días, sin faltar uno desde el pasado 29 de febrero, acude a la Clínica Ruber a ver a su marido, que "mejora progresivamnte".

1 de 5
Una entregada esposa

Isabel Preysler no quiere dejar solo a su marido, Miguel Boyer, que vive una delicadísima situación desde que el pasado 28 de febrero sufriera un derrame cerebral. Por eso acude todos los días a visitarlo, sin faltar uno solo, para estar con él y seguir lo más de cerca posible su evolución. Como no, este fin de semana también ha estado en varias ocasiones en la madrileña Clínica Ruber, donde se encuentra ingresado el exministro.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Sigue seria y preocupada

Isabel Preysler, que unas veces llega sola a visitar a Miguel Boyer y otras junto a sus hijas, Ana Boyer y Tamara Falcó, este fin de semana ha acudido sola al hospital. Con gafas de sol como viene siendo habitual, y muy seria, la 'reina de corazones' sigue sin querer hacer declaraciones sobre el estado de salud de su marido, que evoluciona favorablemente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Boyer mejora, poco a poco

Según informaba hace unos días la Agencia EFE, citando fuentes hospitalarias, Miguel Boyer "mejora progresivamente" de la hemorragia cerebral que sufrió el pasado 28 de febrero. El marido de Isabel Preysler, continúa ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Ruber de Madrid y se encuentra consciente.

El exministro se recupera, además, de la traqueostomía a que fue sometido el pasado 21 de marzo para terminar con los problemas respiratorios que sufría derivados de la hemorragia y también para evitar las  posibles complicaciones secundarias habituales en este tipo de casos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
'Escondida' tras sus gafas

Isabel Preysler no ha querido hacer declaraciones públicas sobre el estado de salud de su marido, Miguel Boyer o el suyo propio. En las semanas que han pasado desde que su esposo sufriera el derrame cerebral, aunque no ha concedido entrevistas o ha comentado nada públicamente, sí ha sido ella y su familia quienes han decidido que el hospital donde se encuentra ingresado haga partes médicos con cierta regularidad informando de su evolución. Ella, sin embargo, no ha querido desvelar cómo lleva personalmente esta dramática situación, aunque fuentes de su entorno informaban recientemente a DIEZ MINUTOS, que se está "esperanzada" sobre la recuperación de Miguel Boyer.

Siempre seria, algo cabizbaja, tensa y con gesto de preocupación. Así la vemos a Isabel entrar y salir del hospital, siempre 'escondida' en sus inevitables gafas de sol negras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Vuelta a la 'normalidad'

Aunque el estado de Miguel Boyer sigue siendo grave, su evolución favorable auque lenta hace que poco a poco, su hija, Ana Boyer, intente volver a la máxima normalidad posible en su vida dadas las difíciles circunstancias.

Hace unos días, Ana hizo su primera aparición en un acto público desde que su padre sufriera el derrame cerebral. La joven, acompañada de su hermana Tamara Falcó, acudió al Teatro Arteria Coluseum de Madrid a ver el debut de su hermano Julio Iglesias Jr. en el musical 'Grease', por el que ha 'fichado' temporalmente como estrella invitada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo