Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Kiko Rivera y Jessica Bueno empiezan a entenderse

El hijo de Isabel Pantoja y la modelo son capaces de hablar sin discutir e intercambiarse a su hijo en un ambiente sin tensión.

El hijo de Isabel Pantoja y la modelo son capaces de hablar sin discutir e intercambiarse a su hijo en un ambiente sin tensión.

1 de 5
Kiko y Jessica vuelven a ser 'amigos'

Superado el período en el que se comunicaban a través de sus abogados, Kiko Rivera y Jessica Bueno ya son capaces de estar frente a frente sin discutir. Y lo que es mejor, intercambiarse a su hijo, Francisco, cada quince días, como estipuló el juez, en un ambiente distendido.

En la imagen, Jessica se despide hace unos días de Francisco, que volaba a Sevilla en brazos de papá. Kiko contempla a su hijo 'embobado'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Intercambio de consejos

El nieto mayor de Isabel Pantoja pasa la mitad del tiempo con Kiko, que vive en Sevilla, y la otra con Jessica, que se instaló en Éibar con su novio, Jota Peleteiro.

Es el 'disc-jockey' el que lo lleva y lo trae en avión de una ciudad a otra. Tanto Kiko como la modelo se han relajado.

En la imagen vemos a la expareja intercambiándose las últimas indicaciones antes de que el hijo de Isabel Pantoja se marchase a la capital hispalense con su retoño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
El cambio de Kiko

Ha sido Jessica, especialmente, que ha visto cómo la actitud de su exnovio y padre de su hijo Francisquito ha cambiado: es mucho más responsable, lleva al niño a 'Cantora' para que esté con su abuela, y ahora con su primo recién nacido, Alberto -fruto de la relación de Chabelita Pantoja y Alberto Isla-, y tiene una vida más ordenada. Además, Kiko está absolutamente enamorado de su hijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Su rey Francisco

Todos los mimos son pocos para su hijo Francisco, que el 6 de noviembre cumplió un año. El niño ha cambiado la vida a Kiko Rivera, que se ha convertido en un padre responsable y orgulloso, al que hasta le hace ilusión que se le parezca físicamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Con el corazón libre

De ser un joven rebelde y de vida 'dispersa', Kiko Rivera ha pasado a ser responsable en su trabajo y un padre completamente dedicado. Aunque su profesión le lleva al mundo de la noche, el joven está muy centrado. Lo que de momento también tiene tranquilo es su corazón, ya que está libre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo