Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Telma Ortiz y Jaime del Burgo se divorcian año y medio después de su separación

La hermana de la princesa Letizia y su marido, Jaime del Burgo, se han divorciado de mutuo acuerdo. Dan así el paso definitivo para deshacer un matrimonio que apenas vivieron. Como ya anunció DIEZ MINUTOS en septiembre de 2012, la pareja se separó sólo cuatro meses después de su enlace. Su vida en común fue mínima.

La hermana de la princesa Letizia y su marido, Jaime del Burgo, se han divorciado de mutuo acuerdo. Dan así el paso definitivo para deshacer un matrimonio que apenas vivieron. Como ya anunció DIEZ MINUTOS en septiembre de 2012, la pareja se separó sólo cuatro meses después de su enlace. Su vida en común fue mínima.

1 de 10
DIEZ MINUTOS ya anunció su separación en septiembre de 2012

Se acabó. Telma Ortiz y Jaime del Burgo han decidido borrar legalmente de sus vidas su matrimonio, una relación tan breve como extraña que les ha llevado incluso a solicitar la nulidad eclesiástica.

La pareja tomó la decisión de divorciarse de mutuo acuerdo el pasado febrero y ya en marzo firmaron los papeles.

El divorcio no ha sido ninguna sorpresa ya que ha sido un simple paso más legal. La pareja llevaba separada desde septiembre de 2012, como ya anunció entonces DIEZ MINUTOS. Su ruptura se produjo sólo cuatro meses después de su boda, cuando la hermana de la princesa de Asturias se puso en contacto con un abogado matrimonialista para hacer los trámites de separación y divorcio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Una boda con sólo siete invitados

La polémica ha rodeado a la pareja desde el primer momento, como ocurrió cuando el 11 de mayo de 2012 se casaron en el Monasterio de Leyre, Navarra. En enlace sorprendió a todos, sobre todo al ver que sólo estaban invitadas siete personas y ni siquiera estaban los padres de la novia.

Eso sí, quienes estaban eran los padres de él, Ignacio del Burgo y su esposa, Blanca Azpíroz. A la ceremonia también fueron Amanda, hija de Telma, y un matrimonio amigo con dos niños pequeños.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Los Príncipes, en la celebración de su boda en Roma

Dos meses después de su enlace, Telma y Jaime celebraron su boda por todo lo alto acompañados de sus seres queridos. Fue el 7 de julio en un lujoso hotel a orillas del mar Tirreno, cerca de Roma.

Entonces, no faltaron ni uno solo de los miembros de la familia Ortiz-Rocasolano y también estuvieron familiares de Jaime, pero sin duda los invitados más destacados fueron los Príncipes de Asturias y sus dos hijas.

En la imagen, el Príncipe y sus hijas junto a Jaime en el festejo de la boda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Él, amigo íntimo de Letizia

Cuando se casaron, Telma y su prometido llevaban sólo unos meses de relación, aunque se conocían desde hace años, ya que él pertenecía al círculo de amigos más íntimos de la Princesa de Asturias. De hecho, según una amiga de él, Jaime y Letizia mantuvieron una breve relación que desembocó en una gran amistad.

Letizia los presentó hace unos años aunque no fue hasta principios de 2012 cuando comenzaron a acercarse más. Una relación que se consolidó con un viaje a Aspen, Colorado, y que a los cuatro meses les llevó a casarse.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Telma dejó su trabajo y su casa por él

Tras su enlace, la pareja pensaba comenzar una nueva etapa de su vida que nunca llegó a producirse.

Ambos decidieron fijar su residencia en Nueva York por motivos laborales. Él había dejado la abogacía por los negocios y pensaba compatibilizar la producción de un película, ''Thief in the night'', con un proyecto bancario.

Para iniciar su nueva etapa, Telma preparó personalmente la mudanza de su casa de Barcelona, donde hasta entonces vivía con su hija Amanda, que acaba de cumplir seis años, fruto de su relación con Enrique Martín Llop, con quien rompió en 2010.

Entonces, Telma creía en su matrimonio y dejó no sólo su casa, también su trabajo en el Ayuntamiento de Barcelona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Su truncada vida en Nueva York

En Manhattan, la pareja confió en las mejores inmobiliarias para buscar el que sería su nuevo hogar y se mostraron especialmente interesados en una casa en el lujoso barrio de Carnegie Hall valorada en ocho millones de euros, con cinco plantas, siete habitaciones, cuatro salones y once baños.

Telma y Jaime pensaba trasladarse en septiembre a la Ciudad de los Rascacielos después de que la pequeña Amanda terminase el curso escolar y pudiesen organizarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
La distancia y sus diferencias irreconciliables, razones de su ruptura

Pero aquella mudanza nunca se produjo. Aquel mismo septiembre, sus planes se vieron truncados y Telma, en vez de viajar a Nueva York, lo que hizo fue solicitar su separación.

La distancia, con él viviendo a caballo entre Nueva York, Londres, Ginebra y Abu Dhabi, dificultó mucho la relación, pero no fue sólo la distancia.

Como ya anunció DIEZ MINUTOS, la pareja no pudo superar en aquellos meses otros problemas con los que se encontraron: el fuerte carácter de ambos y las discusiones hicieron que sus diferencias fuesen irreconciliables.

Además, Telma recibió un requerimiento judicial que le comunicaba la prohibición de llevarse a su hija fuera de España al no haber recibido la autorización por parte de Enrique Martín Llop, su ex y padre de su hija, para que Amanda viviera en Nueva York.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Separados legalmente desde mayo de 2013

Uno de los momentos claves de su ruptura se produjo aquel verano. El matrimonio pensaba hacer un viaje a Disneyland París con la pequeña Amanda, pero el plan de ensueño acabó en una fuerte discusión hasta tal punto que Jaime se marchó de París, donde dejó a su mujer y su hija.

La pelea de París dejó tan tocada a Telma que paralizó todos sus planes y solicitó la separación.

En mayo de 2013, la pareja firmaba finalmente los papeles de su separación, como publicó DIEZ MINUTOS.

Aquel verano de 2013, Telma pasaba unos días de descanso en Asturias, su tierra, junto a su hija, su padre, Jesús Ortiz, y la mujer de éste, Ana Togores (las tres en la imagen). Jaime ya había desaparecido de su vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Sin trabajo y sin casa

Aquel otoño Telma vivió una de las peores etapas de su vida. Volvía a la Ciudad Condal tras ver truncado su matrimonio en sólo cuatro meses, sin su trabajo como subdirectora de Relaciones Internacionales en el Ayuntamiento de Barcelona, que dejó para irse a Nueva York, y sin casa, ya que dejó su piso alquilado para su mudanza.

La hermana de Letizia se vio obligada a ir a vivir con su hija a casa de unos amigos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Su estrecha amistad con Marc Gené nunca gustó a Jaime

Sus amigos y su familia se convirtieron en su principal refugio entonces. Entre ellos, estaba el piloto de Fórmula 1 Marc Gené, una amistad que Del Burgo nunca aceptó.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo