Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

José Fernado ya está en el centro de desintoxicación de El Marismeño

El hijo de José Ortega Cano abandonó el centro Hipócrates de Cataluña hace unos días y ahora se encuentra en el Instituto Galeno, dirigido por el íntimo amigo de la familia, Pepe 'El Marismeño', que hace años salió del mundo de las drogas.

El hijo de José Ortega Cano abandonó el centro Hipócrates de Cataluña hace unos días y ahora se encuentra en el Instituto Galeno, dirigido por el íntimo amigo de la familia, Pepe 'El Marismeño', que hace años salió del mundo de las drogas.

1 de 6
José Fernando sigue la rehabilitación en Sevilla

José Fernando continúa con la terapia de desintoxicación que inició hace poco más de tres semanas, el 19 de marzo, pero lo hace a cientos de kilómetros de la clínica donde inició el proceso. Ha cambiado Barcelona por Sevilla.

El hijo de José Ortega Cano abandonaba el viernes 4 de abril el centro Hipócrates de Barcelona para iniciar un nuevo tratamiento más cerca de su familia, en la capital hispalense, en concreto en el Instituto Galeno, dirigido por una de las personas de su máxima confianza y de su familia, Pepe 'El Marismeño'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Quiere superar sus adicciones y mejorar su conducta

José Fernando inició el nuevo tratamiento de desintoxicación el pasado lunes. Este miércoles 9 de abril veíamos a José Fernando salir del centro de El Marismeño después de la terapia del día. El joven abandonaba el centro serio y hablando por teléfono.

Además de sus adicciones, en este centro también se va a intentar mejorar el problema que sufre de conducta debido a su fuerte carácter, que a veces le hace descontrolarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
El Marismeño, su hombre de confianza

El Marismeño es actualmente una de las personas en las que más confía José Fernando. El músico, que tuvo problemas con las drogas y logró superar sus adicciones hace tiempo, por lo que ha vivido en primer persona la difícil situación que vive el joven en relación con los estupefacientes, también ha demostrado lo unido que está al hijo de Ortega Cano pues durante los cuatro meses que éste estuvo en prisión acudía cada domingo a visitarlo a la cárcel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Ortega Cano también confía en El Marismeño

No sólo José Fernando tiene depositada toda su confianza en Pepe 'El Marismeño', también el resto de la familia de José Ortega Cano.

Era el encargado de acompañar a Gloria Camila a sus visitas semanales en la prisión Sevilla I a José Fernando, y estuvo a su lado el pasado 19 de marzo cuando el joven ingresó en el Instituto Hipócrates de Barcelona.

En la imagen lo vemos con el torero retirado el día en que dejó a su hijo mayor en Barcelona para iniciar su tratamiento de desintoxicación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Con mejor aspecto y más peso

En su primera aparición pública desde que comenzó su nuevo tratamiento en Sevilla, José Fernando mostraba buen aspecto y es que el tiempo que pasó en la clínica de Cataluña parece que le ha ayudado mucho, aunque no ha sido suficiente, pues tiene un largo y arduo camino hacia la recuperación.

El joven, además, ha ganado peso, quizá consecuencia del tratamiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
En espera de que Ortega Cano ingrese en prisión

A la salida del centro de desintoxicación, a José Fernando le esperaba un coche con chófer que le llevó de regreso a casa, donde también recibe el apoyo de su padre. Su hermana, Gloria Camila, también está siendo para él un gran apoyo y, aunque la joven vive en Madrid, donde está estudiando, se desplaza a menudo a la capital hispalense.

Otro de los motivos por lo que se habría traslado a Sevilla sería debido a que Ortega Cano tiene que ingresar en prisión en menos de dos semanas para comenzar a cumplir la pena de dos años y medio de cárcel que le impuso un juez por el accidente de 2011 en el que falleció Carlos Parra.

Ortega Cano tiene que ingresar voluntariamente en prisión y el hecho de que José Fernando haya regresado a la capital andaluza hace pensar que lo hará en esta provincia. Así podría ir a visitarle con mayor facilidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo