Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Tamara Falcó alterna los rezos con las compras

La hija de Isabel Preysler, que parece estar viviendo un momento feliz y relajado, visitó varias tiendas de la capital pensando en renovar su armario de verano.

La hija de Isabel Preysler, que parece estar viviendo un momento feliz y relajado, visitó varias tiendas de la capital pensando en renovar su armario de verano.

1 de 5
Comienza el verano de Tamara Falcó

La hija de Isabel Preysler ha dado el pistoletazo de salida a su verano. Con un 'look' de los más acorde con la estación estival, Tamara Falcó salió a dar una vuelta por Madrid.

Aprovechando las buenas temperaturas de la capital, la joven salió a dar una vuelta por las calles de Madrid, escuchando música y muy pendiente del móvil. Después de visitar varias tiendas, volviendo a casa, se encontró con varias amigas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Día de 'shopping'

Aunque salió sin ninguna bolsa, pues parece que nada convenció del todo a la hija de Isabel Preysler, se lo pasó en grande descubriendo nuevos modelitos para su armario y complemento de lo más ideales.

A juzgar por su sonrisa, aunque saliera sin compra de la tienda 'Anatomía', la joven se lo pasó genial mirando las prendas con toque vintage.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Coincide con dos amigas

Durante su tarde de 'shoppping', Falcó se cruzó con varias vecinas con las que conversó animadamente durante un rato. La joven, que siempre se muestra muy simpática y natural con todo el mundo, no escatimó en detalles con sus amigas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Pendiente del móvil

Aunque vive relajada y tranquila en su nueva casa en Madrid, Tamara siempre tiene tiempo para los suyos... y para su movil. Pendiente de él salió de casa, demostrando tener muy bien cuidados a sus contactos.

Cuando colgó, dio al 'play' en el reproductor del móvil y disfrutó de la música durante el camino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Su mejor momento

Tamara, a la que acostumbramos a ver caminando por las calles de Madrid, parece vivir uno de sus mejores momentos. No ha encontrado el amor, pero sí la paz interior y un buen amigo en Enrique de Solís. Y así de contenta pasea, escuchando música, cerca de su casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo