Andrea Casiraghi vive su particular Mundial

El hijo de la princesa Carolina de Mónaco y Tatiana Santodomingo, muy cómplices, derrocharon felicidad junto a su bebé en las playas de Brasil.

image

El hijo de la princesa Carolina de Mónaco y Tatiana Santodomingo, muy cómplices, derrocharon felicidad junto a su bebé en las playas de Brasil.

Andrea y Tatiana viven su propio Mundial con su hijo Sacha

Andrea Casiraghi y su mujer, Tatiana Santodomingo, están pasando unos días en Río de Janeiro, Brasil, donde Tatiana se reencuentra con sus raíces, ya que su madre es de origen brasileño. La pareja se sumó a la lista de famosos que están disfrutando del gran ambiente 'futbolero' de Brasil, donde se celebra el Mundial, cuya final se juega este domingo 13 de julio en el mítico estadio de Maracaná, en Río de Janeiro.

1 de 7
Unos padres muy entregados

Pero también han hecho hueco para divertirse en la playa con su hijo, Sacha, una preciosidad de un año que hace las delicias de sus entregados padres, quienes, casados desde agosto de 2013, dan muestras de estar felices y entregados a su vida familiar.

La pareja fue con a la playa con la madre de Tatiana y la niñera de Sacha.

2 de 7
Estampa familiar

Preciosa estampa familiar. Andrea y Tatiana se han entregado por completo a su hijo. El matrimonio disfrutó de los primeros baños de Sacha, que nació en marzo de 2013.

3 de 7
Madre e hija jugando en la arena

Sacha, nieto mayor de la princesa Carolina de Mónaco, es un niño muy despierto. En la imagen lo vemos apuntando a su madre con el dedo mientras comparten juegos en la arena.

4 de 7
Muy en forma

La paternidad le ha sentado muy bien a Andrea, quien lleva una vida más estable y está muy en forma, a pesar de no haber abandonado el hábito del tabaco. El joven lleva un curioso tatuaje en el costado.

5 de 7
Haciendo flexiones

Sin perder las ganas de practicar deporte, Andrea hacía flexiones en la arena de la playa, mientras su mujer y su hijo jugaban en la arena.

6 de 7
Orgullo de padre

Andrea mostraba su lado más paternal con su hijo en brazos. Al joven se le pudo ver como un padre orgulloso y feliz de su retoño.

7 de 7
Publicidad - Sigue leyendo debajo