Mar Flores comienza su particular desfile de estilismos en Ibiza

La modelo, actriz y empresaria, espectacular a sus 45 años, se encuentra ya en Ibiza, disfrutando de unas vacaciones con su marido, Javier Merino, y sus hijos.

image

La modelo, actriz y empresaria, espectacular a sus 45 años, se encuentra ya en Ibiza, disfrutando de unas vacaciones con su marido, Javier Merino, y sus hijos.

Hacienda le devuelve su barco

Mar Flores se encuentra ya en su segunda casa, Ibiza, donde cada año disfruta de las vacaciones estivales.

La modelo ha viajado con su marido, Javier Merino, y sus hijos. La pareja ha pasado un año complicado con los problemas económicos del empresario. El año pasado la Agencia Tributaria precintó el barco de Merino, ''G-One'', que le han devuelto recientemente. Poco a poco los problemas se van solucionando y por fin pueden disfrutar de un verano feliz, relajado y por todo lo alto.

1 de 8
Los dos pequeños, los protagonistas

En una de las jornadas de su descanso estival, el matrimonio salió a navegar con un grupo de amigos y sus hijos pequeños, Bruno y Darío, de tres años y medio, aunque no lo hizo en el ''G-One''.

No estaban con ellos Carlo, hijo mayor de Mar, fruto de su relación con Carlo Constanza di Castiglione, y los dos mayores nacidos en su matrimonio con Javier Merino: Mauro y Beltrán.

2 de 8
Una madre espectacular

A sus 45 años, que cumplió el pasado junio, y con cinco hijos, Mar Flores tiene un cuerpo espectacular.

La modelo, actriz y empresaria lució en esta ocasión un tanquini, que tan de moda se han puesto este año, compuesto por top print animal y parte inferior en negro.

Amante de la moda, ha creado su propia forma de diseño 'Mar by Mar Flores' y siempre está pendiente de las últimas tendencias.

3 de 8
Volcada en sus pequeños

Mar, que junto a Javier Merino ha encontrado la estabilidad sentimental y es feliz, vive volcada en su amplia familia, en especial en los mellizos. 

 

4 de 8
Consolando a uno de los peques

Madre experta, sabe repartirse a la perfección con todos. En la imagen, consuela a uno de sus pequeños

5 de 8
Javier Merino, padre entregado

No sólo Mar se entrega como madraza. El empresario Javier Merino demostró también estar feliz con sus pequeños, a los que atiende con mimo.

 

6 de 8
Una familia feliz

Los pequeños Darío y Bruno, ambos con chupete, observan a su padre, que se dispone a subir al barco, bajo la atenta mirada de su madre.

 

7 de 8
Coqueta

Mar, coqueta, se coloca una pulsera tobillera. 

 

8 de 8
Publicidad - Sigue leyendo debajo