Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Arantxa Sánchez Vicario y Mónica Pont, dos buenas amigas en Formentera

La tenista y la presentadora han coincidido en la isla balear, donde han pasado una agradable jornada de playa.

La tenista y la presentadora han coincidido en la isla balear, donde han pasado una agradable jornada de playa.

1 de 6
Confidencias en la playa

Mónica Pont y Arantxa Sánchez Vicario están disfrutando de unos días de vacaciones en Formentera.

Ambas son muy amigas y no desaprovecharon la oportunidad de pasar un rato juntas en la playa, contándose confidencias y charlando durante un buen rato.

Con ellas estaba el hijo pequeño de Arantxa, Leo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Poniéndose al día

Arantxa sigue manteniendo el contencioso con su familia, a la que acusa de haberse apropiado de 16 millones de euros de la fortuna que amasó jugando al tenis y que tenía a nombre de diferentes empresas patrimoniales. A pesar de la tristeza por sus problemas familiares, es feliz junto a su marido Josep Santacana y sus dos hijos.

Mónica, por su parte, atraviesa también una dulce etapa junto a su novio, Dimas Soler-Roig, que en esta ocasión no les acompañaba.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Feliz en su nueva etapa

Mónica sonríe feliz. La actriz ha podido disfrutar estos días de su hijo Javier, un guapo rubiales de diez años nacido de su relación con Javier Segrara, con quien ha mantenido una larga batalla judicial por la custodia del pequeño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
Una figura envidiable

La actriz volvió a presumir un día más de cuerpo de infarto, con un vestido en tonos grisáceos y sombrero blanco a la moda. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
Leo, con una larga melena

Arantxa Sánchez Vicario se introduce en el agua con su pequeño Leo en brazos. El niño, que aún no ha cumplido los tres años, lleva una larga melena.

Este día no estaba con ellos la hija mayor de Arantxa, del mismo nombre que su madre, de cinco años.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Josep Santacana, con ellas

Quien sí les acompañaba en la jornada playera era Josep Santacana, marido de Arantxa, que en esta ocasión no se quitó la camiseta para bañarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo