José Bono derrocha ternura con sus chicas

Padre cariñoso y atento, el que fuera presidente del Congreso se ha tomado unos días de descanso con sus tres hijas y el marido de Amelia, la mayor.

image

Padre cariñoso y atento, el que fuera presidente del Congreso se ha tomado unos días de descanso con sus tres hijas y el marido de Amelia, la mayor.

José Bono, vacaciones familiares en Marbella

El exministro socialista José Bono, que abandonó la vida pública en 2011, se ha trasladado hasta Marbella para pasar unos días de descanso con sus tres hijas, Amelia, de 33 años, Ana, de 31, y Sofía, de trece (a la que el político adoptó junto a su exmujer, Ana Rodríguez, en 2001). Sólo faltaba su hijo José, de 26 años.

1 de 5
Muy cercano con sus hijos

El que fuera presidente de Castilla-La Mancha durante seis legislaturas se separó de Ana Rodríguez en julio de 2010, tras 30 años de matrimonio, pero sigue manteniendo una relación muy cercana con los hijos de ambos, como muestran estos días de descanso que se han tomado juntos.

2 de 5
Con su nieto

A la cita no faltó el marido de Amelia, hijo del cantante Raphael, Manuel Martos, de 36 años, quien paseó en familia llevando sobre sus hombros al hijo mayor del matrimonio, Jorge, de cinco años.

Amelia iba muy guapa con una camiseta, unos shorts de crochet, muy de moda esta temporada, y unas cuñas marrones. Para protegerse del sol, la hija del político llevaba un sombrero y unas gafas de sol.

3 de 5
Su lado más cariñoso

José ha mostrado su lado más cariñoso junto a sus chicas, con las que mostró tener gran complicidad. De hecho, durante sus paseos, era habitual verlos charlar y prodigarse gestos de afecto.

Bono cogía cariñosamente del hombro a su hija mayor, Amelia, mientras caminaban por el paseo marítimo marbellí.

4 de 5
Disfrutando de su soltería

El político (en la imagen junto a su hija Ana) sigue con su vida de soltero tras su divorcio, mientras que Ana ha rehecho su vida con el empresario mexicano Ernesto Manrique –con quien lleva desde el verano de 2012–.

5 de 5
Publicidad - Sigue leyendo debajo