Amaia Salamanca lleva pasteles a sus compañeros

La actriz, que fue mamá hace cinco meses, se ha incorporado de nuevo a las grabaciones de la serie 'Velvet'.

image

La actriz, que fue mamá hace cinco meses, se ha incorporado de nuevo a las grabaciones de la serie 'Velvet'.

Amaia Salamanca, dulce regreso al trabajo

Amaia Salamanca ha vuelto al trabajo para incorporarse a las grabaciones de 'Velvet', y lo ha celebrado llevando pasteles a sus compañeros.

La actriz, que pudo trabajar en la serie hasta casi dar a luz ya que su personaje estaba embarazada, vuelve a meterse en la piel de Bárbara, una mujer altiva que sospecha de las intenciones de Alberto (Miguel Ángel Silvestre) con Ana (Paula Echevarría).

1 de 6
Una azucarada elección

En este tiempo de parón, Amaia ha estado volcada en su pequeña Olivia, que nació el 9 de abril. Pero, como ella misma ha dicho alguna vez, la maternidad puede ser compatible con su carrera profesional, como ahora demuestra.

En la imagen vemos a la actriz antes de ser despechada en la pastelería, observando y decidiendo qué iba comprar para 'sorprender' a sus compañeros.

2 de 6
Feliz al set de rodaje

Tras comprar algunos dulces que den fuerzas y un gran y sabrozo 'gustazo' a los actores con los que iba a compartir escena en 'Velvet', serie que está inmersa en el rodaje de su segunda temporada, Amaia se fue feliz al trabajo.

 

3 de 6
Símbolo de amor

Amaia Salamanca lleva en la nuca un tatuaje con forma de pieza de puzle con las letras R (de Rosauro) y A (de Amaia).

4 de 6
Un tipo estupendo

La actriz recuperó enseguida la silueta, como se ve en estas imágenes con 'shorts' y camiseta negra de tirantes. En muy poco tiempo, la intérprete luce tan atractiva como antes del embarazo.

5 de 6
Cuatro años con Rosauro

Amaia Salamanca, de 28 años, y el empresario sevillano Rosauro Varo, de 32, tienen una hija, Olivia, fruto de sus cuatro años de relación. A pesar de haber formado ya su propia familia, la pareja parece no tener prisa de pasar por el altar. La pareja, muy celosa de su vida privada, no quiere pronunciarse en público sobre su posible 'Sí, quiero'.

6 de 6
Publicidad - Sigue leyendo debajo