Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Eugenia Martínez de Irujo cumple 46 años en su momento más triste

La duquesa de Montoro, vestida de negro y muy triste, salió del Palacio de Liria con su hija, Cayetana, que está siendo su gran apoyo en estos momentos de tanto dolor.

La duquesa de Montoro, vestida de negro y muy triste, salió del Palacio de Liria con su hija, Cayetana, que está siendo su gran apoyo en estos momentos de tanto dolor.

1 de 9
Su gran apoyo

El fallecimiento de la duquesa de Alba el pasado 20 de noviembre ha dejado un gran vacío en toda su familia y círculo de amigos, pues era una mujer única e irrepetible.

Sus hijos intentan rehacer su vida y volver a la rutina cotidiana, pero esto no les está resultando nada fácil de conseguir, en especial a Eugenia Martínez de Irujo, que estaba muy unida a su madre y se encuentra destrozada por su pérdida.

La veíamos en Madrid, a la salida del Palacio de Liria, acompañada de su hija, Cayetana, que está siendo su mayor apoyo en estos momentos de tanto dolor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Muy cabizbaja

Vestida de negro, con gafas de sol oscuras y con un gesto muy triste la veíamos dirigiéndose hasta una casa cercana.

Pese al profundo sufrimiento, la duquesa de Montoro contestó amablemente a la preguntas de la prensa y agradeció las muestras de cariño recibidas. Es tanto su dolor que casi rompió a llorar mientras pronunciaba algunas palabras.

La duquesa de Montoro ha dicho que son unos momentos muy dolorosos para ellas y para todos sus hermanos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Eugenia, muy agradecida por el cariño de la gente

Eugenia se mostró muy agradecida por los gestos de cariño mostrados por personas anónimas hacia su madre: "Agradezco a todas las personas que han venido a despedirse de mi madre, de todo corazón''.

"Esto no se me va a olvidar nunca y quisiera dar las gracias a todos los que han venido y han estado con nosotros en estos momentos tan tristes'', añadía.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Una lenta recuperación

A Eugenia le queda un largo camino por recorrer hasta que se recupere de la pérdida de su madre.

Afortunadamente, la familia permanece muy unida, como demostraron durante el funeral y posteriormente cuando depositaron las cenizas de doña Cayetana en la sede de la Hermandad de los Gitanos, en Sevilla.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Su cumpleaños más triste

Precisamente este miércoles 26 de noviembre, tan sólo seis días después del fallecimiento de su madre, Eugenia Martínez de Irujo cumple 46 años.

El cumpleaños de la duquesa de Montoro este año pasará a un segundo plano. No habrá fiesta con sus amigos, ni la tradicional cena que ofrecía a sus amigos y familiares por estas fechas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Una familia rota de dolor

Eugenia no ha sido la única que ha estado en el Palacio de Liria este lunes. Por el palacio también se han dejado ver Jacobo y Fernando Martínez de Irujo.

A ambos se les vio muy tristes y es que han sentido mucho la pérdida de su madre. Han sido unos días muy intensos y de profunda emoción, pues a la pérdida de una madre se ha unido el hecho de recibir numerosas muestras de cariño de la gente, que adoraba a Cayetana.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Jacobo Martínez de Irujo

Seguro que son muchas las cosas de las que tienen que hablar ahora todos los hermanos, pese a que la duquesa dejó todos sus bienes bien repartidos en vida.

Así, a Jacobo, el conde de Siruela, le concedió algunas fincas rústicas y es socio minoritario en dos empresas y consejero en una de ellas.

Fue precisamente Jacobo el más crítico con su madre por el reparto de bienes, lo que hizo que estuviesen sin hablarse algún tiempo, eso y las críticas de la duquesa a Inka Martí, pareja del conde de Siruela. Afortunadamente, todo se arregló y volvieron a hacer las paces madre e hijo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Fernando Martínez de Irujo

El marqués de San Vicente del Barco heredó la mansión de Las Cañas, en la localidad de Marbella, y varias propiedades agrícolas. Además tiene una notable presencia como consejero en casi la totalidad de las empresas de la familia Alba.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Punto de encuentro de los hermanos

El palacio de Liria, punto de reunión de los hermanos, es propiedad actual del duque de Alba y primogénito de doña Cayetana, Carlos Martínez de Irujo.

Tras el fallecimiento de su madre, se ha hecho cargo de la Fundación Casa de Alba, que incluye los Palacios de liria y Monterrey, además de fincas rústicas e inmuebles en Madrid.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo