Eugenia, Alfonso, Genoveva... lágrimas inconsolables por la muerte de la duquesa

Horas después de fallecer en el Palacio de las Dueñas, en Sevilla, los restos mortales de la duquesa de Alba han sido trasladados al Ayuntamiento de Sevilla, donde está abierta su capilla ardiente. Los hijos de doña Cayetana, en su primera aparición pública tras su muerte, se han mostrado muy apesadumbrados.

image

Horas después de fallecer en el Palacio de las Dueñas, en Sevilla, los restos mortales de la duquesa de Alba han sido trasladados al Ayuntamiento de Sevilla, donde está abierta su capilla ardiente. Los hijos de doña Cayetana, en su primera aparición pública tras su muerte, se han mostrado muy apesadumbrados.

1 de 26
Doña Cayetana, su último adiós

Cayetana Fitz-James Stuart, XVIII duquesa de Alba, fallecía en la mañana de este jueves 20 de noviembre tras varios días luchando por su vida. A pesar de su fuerte naturaleza, a sus 88 años y tras un delicado periodo para su salud, no pudo superar la grave infección pulmonar que la llevó al hospital el pasado domingo 16.

Doña Cayetana, muy querida en Sevilla, donde fallecía en una de sus posesiones más preciadas, el Palacio de las Dueñas, recibe horas después de su muerte el cariño de los sevillanos, que han podido despedirse de ella en el traslado del féretro desde el Palacio al Ayuntamiento de Sevilla, donde se instala su capilla ardiente, que estará abierta mientras haya personas que quieran acudir a presentarle sus respetos en la hora del adiós eterno.

El Salón Colón del consistorio hispalense ha sido el lugar elegido para que quienes quieran dar su último adiós a la aristócrata con más título de Europa pueden acudir a despedirse de ella para siempre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 26
Alfonso Díez, viudo a los 64 años

Sobre las 13.20 horas, el coche fúnebre con los restos mortales de la duquesa de Alba abandonaba el Palacio de las Dueñas rumbo al Ayuntamiento de Sevilla, donde está instalada la capilla ardiente.

Alfonso Díez, que se ha quedado viudo a los 64 años, estaba completamente desolado. En esta imagen lo vemos en el momento de introducir el féretro con los restos mortales de doña Cayetana en el vehículo.

A las puertas del palacio, se agolpaban medios de todo el mundo y numerosos ciudadanos, que querían rendir homenaje a la duquesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 26
Fin a tres años como marido de Cayetana

El hasta ahora duque consorte de Alba, que pierde el título con la muerte de su esposa, era la viva imagen del dolor. Su matrimonio con la duquesa de Alba ha durado tres años.

"¿Qué va a ser de mí?, ¿qué va a ser de mí?", decía Alfonso.

En el adiós a la duquesa de Alba se ha notado que mantiene una buena sintonía con los hijos de la aristócrata, pues lo hemos visto compartir con ellos sus últimos días de vida y la organización del adiós.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 26
El viudo, el heredero y el 'ojito derecho' de la duquesa comparten dolor

El cortejo fúnebre estaba encabezado por el coche con los restos morales de la duquesa de Alba. Tras este vehículo, viajaban sus hijos.

El heredero del título de duque de Alba, Carlos Fitz-James Stuart compartía coche con su hermana Eugenia, completamente desolada, y Alfonso Díez.

Todos ellos han viajado con las ventanas de los cristales bajadas en deferencia a los sevillanos y a la prensa que se encontraban a lo largo del paseo fúnebre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 26
El cortejo fúnebre

Los hijos de la duquesa de Alba y sus nietos se repartieron en distintos coches para hacer el recorrido por las calles de Sevilla desde el Palacio de las Dueñas hasta el Ayuntamiento.

Tana, la hija de Eugenia y su exmarido, Francisco Rivera, que se encuentra en México, viajaba en otro coche junto a su tío Fernando.

La joven no ha podido contener las lágrimas por la muerte de su abuela, a quien estaba muy unida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 26
El cortejo fúnebre

Alfonso Martínez de Irujo, muy serio y manteniendo las formas, en el momento del inicio del cortejo fúnebre. Llevaba corbata negra en señal de luto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 26
Genoveva, adiós a una buena amiga

Genoveva Casanova, exmujer de Cayetano Martínez de Irujo, que siempre ha mantenido una relación excepcional con la duquesa de Alba a pesar del fracaso matrimonial con su hijo, también se ha dejado llevar por el dolor en el adiós a una suegra que siempre la apoyó y a una buena amiga.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 26
Claveles a su paso por la calles de Sevilla

El cortejo fúnebre recorría 14 calles de la capital hispalense hasta llegar a su destino, el Salón Colón del consistorio hispalense, elegido por ser el más amplio y noble.

Los hijos y nietos de la duquesa de Alba se repartían en diversos vehículos. Una rota Eugenia Martínez de Irujo, que no podía parar de llorar. En otro coche, también sin poder enjugar las lágrimas, iba su hija Tana junto a sus tíos, Fernando Martínez de Irujo y Genoveva Casanova.

A su paso por las calles sevillanas, numerosos ciudadanos despedía a la aristócrata, incluso tirando al coche fúnebre claveles blancos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 26
Eugenia y Tana, el rostro del dolor

Al llegar al Ayuntamiento de Sevilla veíamos el dolor de todo el clan Alba, en especial de Eugenia Martínez de Irujo y de su hija Tana. Ninguna podía evitar las lágrimas, como tampoco podía evitarlo Amina, hija de Cayetano.

Junto a ella Eugenia Fernández de Castro, exmujer de Jacobo.

Más enteros se mostraba el resto de los hijos de doña Cayetana, aunque en su semblante también se notaba el dolor y la pena por el adiós de su madre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 26
Luto en Sevilla

Sobre las 13.45 horas llegaba el féretro con los restos mortales de la duquesa de Alba al Ayuntamiento de Sevilla. A las puertas del consistorio les esperaban todos sus hijos y nietos.

Junto a ellos, el alcalde de la capital hispalense, Juan Ignacio Zoido, en las escaleras de accedo al consistorio.

En Sevilla se ha decretado un día de luto y las banderas de toda la capital andaluza ondean a media asta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 26
Llegada al Ayuntamiento

Algunos de los nietos de doña Cayetana como Fernando - hijo del duque de Huéscar-; Jacobo -hijo del conde de Siruela- y Luis -hijo de Cayetano- portaron el ataúd hasta el interior del Ayuntamiento.

El féretro iba cubierto con el estandarte de la Casa de Alba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 26
Un último momento a solas con Cayetana

Antes de abrir la capilla ardiente al público general, la familia Alba vela a la duquesa en privado. Se trata de un momento muy íntimo, que ha servido para unir todavía más a toda la familia.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 26
Eugenia, sin consuelo

La duquesa de Alba, Eugenia Martínez de Irujo, XI duquesa de Montoro, vestida completamente de negro, de riguroso luto y con unas grandes gafas de sol oscuras, esperaba la llegada del féretro de su madre junto al sacerdote de confianza de doña Cayetana, Ignacio Jiménez Sánchez Dalp.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 26
Eugenia y Tana, el abrazo más sentido

Eugenia y su hija Tana se han fundido en este cálido abrazo para tratar de reconfortarse y darse fuerzas en este momento tan doloroso para ambas. La primera ha perdido a la madre de su alma y la segunda a su abuelita querida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 26
El dolor de Fernando

Fernando Martínez de Irujo se ha dejado llevar por la emoción en la llegada de los restos de su madre al Ayuntamiento de Sevilla. Ahora sí, el dolor era evidente en su rostro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 26
Genoveva y Amina se consuelan la una a la otra

Genoveva Casanova, completamente de luto, al igual que su hija Amina, han permanecido juntas para brindarse su apoyo mutuo. Es seguro que en sus vidas echarán en falta a partir de este momento a la duquesa de Alba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 26
Su nieto Jacobo

Jacobo, primogénito de Jacobo Fitz-James Stuart y su exmujer, María Eugenia Fernández de Castro, sereno ante la pérdida de su abuela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 26
Su nieto Javier

Javier Martínez de Irujo y Hohenlohe. Su padre es Alfonso Martínez de Irujo y su madre María Trinidad de Hohenlohe-Langenburg. Está casado con Inés Domecq.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 26
Su exnuera, María Eugenia

Al igual que Genoveva Martínez de Irujo, María Eugenia Fernández de Castro, exmujer de Jacobo, el tercer hijo de doña Cayetana, mantenía una buena relación con ella y no ha faltado junto a toda la familia Alba a su triste adiós.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
20 de 26
Su nieto

Luis, el nieto mayor de la duquesa, hijo de Alfonso y María de Hohenlohe, a la llegada al Ayuntamiento de Sevilla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
21 de 26
La tristeza del heredero

Esta es la primera imagen del heredero de la duquesa de Alba, el nuevo duque de Alba, Carlos Fitz-James Stuart, XIV duque de Huéscar, a quien veíamos en el patio del Palacio de las Dueñas.

Muy serio, con cara de dolor, y ya vestido de luto con traje negro y corbata del mismo color, está atravesando uno de los días más dolorosos de su vida. Acababa de despedir a su madre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
22 de 26
Urgentes preparativos para el adiós

Cayetano Martínez de Irujo, conde de Salvatierra, se dejaba ver en Dueñas corriendo, a primera hora de la mañana, nada más conocerse su muerte.

Los preparativos y las decisiones a tomar tras el adiós de la duquesa de Alba generaban mucho dolor y urgencias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
23 de 26
Toda la familia Alba unida

Los hijos de Cayetano Martínez de Irujo, Luis y Amina, fruto de su matrimonio con la mexicana Genoveva Casanova, también han estado junto a su abuela en el día de su adiós para siempre.

Los pequeños han viajado desde Inglaterra, donde están estudiando internos en un colegio.

En la imagen los vemos en el Palacio de Dueñas por primera vez en la mañana en la que fallecía su abuela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
24 de 26
Cayetano Martínez de Irujo

Conforme avanzaba la mañana, hasta el Palacio de las Dueñas se acercaban algunas personas muy íntimas de los Alba, para darles el pésame y tratar de animarlos en este momento en el que no hay consuelo.

Así, veíamos cómo Cayetano Martínez de Irujo era reconfortado por un amigo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
25 de 26
Fernando Martínez de Irujo

Fernando Martínez de Irujo, el cuarto de los hijos de la duquesa de Alba, en su primera aparición tras el fallecimiento de su madre, también se mostraba muy serio, ya vestido de luto.

Sereno y muy serio, el XII marqués de San Vicente del Barco al igual que sus hermanos se preparaba para la última salida de su progenitora del Palacio de las Dueñas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
26 de 26
El párroco de confianza de Cayetana, muy triste

El sacerdote Ignacio Jiménez Sánchez Dalp ha sido una de las personas más próxima a la duquesa de Alba en los últimos años. Amigo, confesor, persona de confianza... ha permanecido a su lado en la hora del adiós. Se mostraba triste en su primera aparición tras la muerte de doña Cayetana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo