Fernando Verdasco y Ana Boyer vuelven de pasar las Navidades en Miami

La pareja ha estado al otro lado del charco con la familia de ella. Son las primeras navidades sin su padre, circunstancia que está siendo muy difícil de superar en el seno de la familia. El tenista se ha convertido en su mejor y más fiel apoyo y su relación marcha viento en popa.

image

La pareja ha estado al otro lado del charco con la familia de ella. Son las primeras navidades sin su padre, circunstancia que está siendo muy difícil de superar en el seno de la familia. El tenista se ha convertido en su mejor y más fiel apoyo y su relación marcha viento en popa.

1 de 5
Primeras Navidades de Ana Boyer sin su padre

La familia Boyer, con Isabel Preysler y su hija Ana al frente, están pasando las navidades más complicadas de sus vidas.

La pérdida hace dos meses del cabeza de familia, Miguel Boyer, unido a que estos festejos son unos días en los que los sentimientos se encuentran a flor de piel y más exaltados de lo normal, han convertido esta Navidad en cuesta arriba para ellos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Fin de Año al otro lado del charco

El fin de año lo pasó cada una en su sitio, ya que Ana ha aprovechado para marcharse a Miami unos días junto a su novio, Fernando Verdasco, para de esta manera aprovechar y visitar a su familia residente en los Estados Unidos.

A su llegada al aeropuerto de Madrid-Barajas, la pareja mostró un gesto serio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Verdasco regresa a la competición

El tenista era el que llevaba el carro con el equipaje, entre el que se encontraba raquetas y enseres tenísticos, ya que en breve vuelve a comenzar su puesta a punto para continuar con la competición.

Ana ocultó su rostro con unas gafas de espejo azules. Después depositaron todos los objetos en un coche privado y se marcharon de la terminal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Ana se refugia en su novio

Desde que muriese su padre, Fernando Verdasco se ha convertido en el principal pilar y baluarte en la vida de Ana. Su apoyo, implicación y compromiso con la familia ha sido ejemplar y total desde el primer momento. Isabel está encantada con él y su relación sentimental con su hija marcha a las mil maravillas, encontrándose quizás en el mejor momento. 

Lo cierto es que el deceso de Miguel Boyer el pasado mes de septiembre a consecuencia de una embolia pulmonar ha dejado tocada y hundida a su familia y, tal y como reconocía la propia Ana recientemente, están atravesando las navidades más difíciles de su vida y las primeras sin su padre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Por un 2015 juntos

Este 2014 ha dejado un sabor amargo y estará marcado de por vida por esta triste pérdida. Por ello, tanto ella como Fernando ya han brindado para dejar atrás este año y esperanzados en que el 2015 tendrá días repletos de alegría y buenas noticias para ellos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo