Ortega Cano anunció su boda con Ana María Aldón antes de volver a prisión

En su primer permiso tras ocho meses en la cárcel, el diestro posó con su pareja en una finca familiar privada para DIEZ MINUTOS. Más rejuvenecido y sereno, habló de sus planes de futuro y de su familia para después volver a la prisión de Zaragoza.

image

En su primer permiso tras ocho meses en la cárcel, el diestro posó con su pareja en una finca familiar privada para DIEZ MINUTOS. Más rejuvenecido y sereno, habló de sus planes de futuro y de su familia para después volver a la prisión de Zaragoza.

1 de 15
Ha vivido seis días de felicidad

Ortega Cano es un hombre nuevo por dentro y por fuera, como ha demostrado en su primer permiso penitenciario tras ocho meses en prisión. Así lo refleja durante este POSADO EN EXCLUSIVA y con declaraciones junto a su pareja, Ana María Aldón, en la finca familiar de San Sebastián de los Reyes (Madrid) donde se reunió con sus familiares. El exdiestro ha tenido tiempo de reflexionar y se muestra más sereno y tranquilo, además de presentar un aspecto rejuvenecido.

Dice que está bien física y mentalmente
Como ha reconocido, es hora de mirar al futuro en esta segunda oportunidad que le ha dado la vida al lado de su novia, con quien planea casarse "cuando esté fuera de prisión". Tampoco olvida a la familia de Carlos Parra, a la que ha pedido perdón públicamente. "Físicamente me encuentro bien. En prisión hay mucho tiempo para pensar, madurar todo el futuro de mi vida. Y mentalmente, también estoy muy bien".

Con estas palabras expresaba su ánimo de cara a estos seis días de libertad que ha disfrutado fuera de la cárcel de Zuera. Su salida ha sido una liberación también para todos sus familiares y, en especial, para su novia y sus hijos, que no se han separado de él. El extorero, emocionado y tranquilo, nos contó cómo se encontraba. "Estoy bien por estar con la familia, muy contento y muy emocionado. La próxima vez que estemos juntos así será para celebrar nuestra boda", confesó Ortega, que esperará a salir definitivamente de prisión para dar el sí a la madre de su hijo pequeño, con quien en febrero celebrará su tercer aniversario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 15
Ana María, discreta y agradecida

Sus planes son una forma de reconocer su amor por Ana María, una mujer discreta que en este tiempo se ha convertido en su gran apoyo. Ha dejado todo en Sanlúcar de Barrameda, donde vivía –sus dos fruterías las supervisa su hermana–, para instalarse cerca de él en Zaragoza.

A su lado, el torero vuelve a sonreír y a mirar al futuro con ilusión. De hecho, se pronunció sobre si ampliarán la familia, diciendo que "paso a paso, aún no es el momento de pensar en niños, pero lo que Dios diga".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 15
Habrá que esperar para el 'Sí, quiero'

También Ana María –divorciada y con una hija de 18 años– expresó lo feliz que se siente al lado de Ortega Cano, pero dijo que "la boda todavía no. Hace tiempo me lo pidió...". Y se mostró "muy agradecida a todos por la preocupación cuando él estuvo mal –Ortega tuvo que ser ingresado en noviembre por una neumonía–".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 15
José Fernando volvió a la clínica López Ibor

En esta salida, que ha pasado en su casa situada a las afueras de Madrid, Ortega tampoco se ha separado de sus hijos Gloria Camila y José Fernando, a quien le dieron permiso hasta el jueves 8 por la noche en la clínica López Ibor de Madrid, donde recibe tratamiento, para estar al lado de su padre.

Para el diestro ha sido una alegría ver que el joven, que permanece ingresado desde finales de agosto, esté recuperándose. "Está muy bien, gracias a Dios está cambiando del todo ya", ha declarado aliviado José.

El torero ha explicado que "de momento, no tendrá el alta. Estuve con el profesor López Ibor, que fue muy amable, y estuvimos hablando mucho tiempo y va en muy buen proceso de recuperación, pero le hace falta todavía un poco de tiempo. Me dijo que está seguro de que va a recuperarse y va a llevar un camino muy bueno".

Su hija, por su parte, aprovechó para presentarle a su novio, Juan Carlos. Sobre ella, explicó que "es muy joven, y algunas cosas no me gustan, pero bueno, está portándose muy bien, sí, sí…".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 15
No quiere hablar de Rocío Carrasco

Para el viudo de Rocío Jurado, que se mostraba radiante en su primer permiso penitenciario, haber estado con su familia ha sido "fenomenal. He disfrutado mucho".

Quien estuvo menos a su lado fue su hermana Conchi, a quien operaron de la vesícula esos días. Tampoco tuvo contacto con Rocío Carrasco. “Bueno, mejor no hablar”, ha dicho al preguntarle sobre la hija de Rocío Jurado. Al parecer, de la familia de su mujer, Rocío, sólo tiene contacto con Gloria Mohedano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 15
A pesar de todo, sonríe y muestra buen ánimo

Por otro lado, Ortega Cano añadió que estos meses en prisión le han hecho asimilar las cosas. "Está muy claro que al estar cumpliendo una condena asumes todo”. También tiene palabras para la víctima del accidente en el que se vio involucrado en mayo de 2011 para decir que "el perdón está asumido y yo voluntariamente se lo pido a la familia, y no ahora, sino desde que pasó. Soy creyente y rezo todos los días por él, por que Dios lo acoja como a mi propia familia que tengo allá. Ha sido un accidente, pero, como tal, quiero ponerme desde siempre a disposición de toda la familia".

Sin embargo, la familia de Carlos Parra quiere ir más allá y le pide que reconozca que iba bebido y su culpabilidad en el siniestro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 15
Regreso a la cárcel

Ortega volvió a prisión el domingo 11 poco después de las diez y media de la mañana, tras viajar a Zaragoza el 9 de enero. "No hay más remedio, el cumplimiento es el cumplimiento", dijo el exdiestro, que, pese a todo, entró sonriente. A su lado, su inseparable novia.

"Ana María es como un clavo, ella es fiel, no me deja ni un minuto. Afortunadamente, lo llevamos muy bien y eso hace que la estancia mía sea más llevadera", declaró.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 15
Está escribiendo sus memorias

Ortega Cano espera poder seguir contando con nuevos permisos –otros cinco de seis días durante el año–. A finales de febrero es posible que comience a disfrutar del tercer grado, lo que le obligaría sólo a ir a la cárcel a dormir. "Estoy deseando, por mi niño también, que es muy pequeño y necesita a su padre".

Como ha insistido su abogado, Enrique Trebolle, el proceso "entra dentro de la normalidad con arreglo al reglamento penitenciario".

Precisamente, este primer permiso lo ha concedido el juez de vigilancia penitenciaria tras la petición del propio preso una vez que ha cumplido requisitos como haber pasado un cuarto de la condena de los dos años, seis meses y un día a los que debe hacer frente y mantener un buen comportamiento.

De hecho, se ha adaptado bien al régimen carcelario, participa en la limpieza y el gimnasio y aprovecha para leer, rezar y contestar los cientos de cartas que recibe. Incluso está escribiendo sus memorias para publicarlas una vez quede en libertad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 15
Las fechas de la tragedia

• 28 de mayo de 2011
Se produce el accidente de tráfico en el que Ortega resulta herido de gravedad –permanece en el hospital hasta el 11 de julio–; y Carlos Parra, muerto.

• 19 de agosto de 2011
Un informe de la Guardia Civil recoge que el diestro había bebido y que invadió el carril contrario a 123 km/h.

• 12 de marzo de 2013
Comienza el juicio y se sienta en el banquillo. El 19 de marzo, el juicio queda visto para sentencia.

• 24 de abril de 2013
El diestro es condenado a dos años, seis meses y un día por conducción temeraria y homicidio imprudente. Se le retira el carnet por tres años. Asimismo, debe pagar una indemnización de 158.000 euros a la familia del fallecido. Su defensa consigue que no sea admitida la prueba de alcoholemia. La Fiscalía pide cuatro años.

• 13 de diciembre de 2013
La Audiencia de Sevilla
ratifica la condena de cárcel y le imputa también conducir ebrio. Se anuncia que quiere pedir el indulto.

• 23 de abril de 2014
Ingresa en la prisión de Zuera, Zaragoza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 15
''Estos días con José han sido estupendos''

Ana María está siendo un pilar muy firme para José. Le han hecho numerosas ofertas profesionales y las ha rechazado porque prefiere ser discreta.

"Estos días con José han sido estupendos, no me lo creo todavía", ha contado la joven, que estaba "muy contenta" de tenerlo cerca. Asimismo, asegura que lo ha encontrado "muy guapo, siempre lo veo muy guapo, antes también, y mejor de salud".

En la imagen, Ana María Ana María al abandonar la cárcel tras acompañar al diestro en su vuelta a prisión. Confesó que está deseando que salga porque su hijo lo necesita.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 15
El mejor regalo

"Papá, eres nuestro mejor regalo". Con una pancarta con esta leyenda, Gloria Camila y José Fernando recibieron a su padre en casa. Para ellos, que le habían visitado en la cárcel el 23 de diciembre, fue una sorpresa que le concedieran el permiso. A José Fernando le dejaron salir de la López Ibor esos días. Los dos en fotos de estos momentos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 15
Una familia unida

Gema, la hjia mayor de de Ana María Aldón, que es de una edad parecida a la de Gloria Camila, 18 años, ya es una más entre los familiares de Ortega Cano. Todos se llevan estupendamente y en estos momentos tan duros para el diestro se vuelcan con él.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 15
Una familia unida

Ana María llevaba en el coche a su hijo, José María. El pequeño es la gran alegría del torero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 15
Una familia unida

María Carmen Ortega Cano llevaba a Gloria Camila y a José Fernando. Tras una época turbulenta, el clan comandado por el torero ha recuperado la paz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 15
Ortega Cano rejuvenece en 256 días

Ortega Cano salió de la cárcel con mejor aspecto físico –a la izda., el día de su ingreso; y a la dcha., en su primer permiso–. Además de cubrirse las canas y dejarse perilla, lo que le da un aspecto más juvenil, ha ganado algo de peso. "De alguna manera, se vive una vida mucho más tranquila y también he hecho deporte y ejercicio para mantenerme en forma lo máximo posible", ha declarado el torero al respecto.

Asimismo, el diestro confesaba que el apoyo de su familia ha sido fundamental. "Y mucho ánimo, sobre todo mucho ánimo que me ha dado mi familia día a día".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo