Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Arantxa Sánchez Vicario vuelve de Miami para declarar contra su padre: "Estoy en la ruina"

La extenista, que vive en Florida junto a su marido y sus hijos, ha ratificado la querella que presentó en 2012 contra su familia, a la que acusa de dejarla en la ruina.

La extenista, que vive en Florida junto a su marido y sus hijos, ha ratificado la querella que presentó en 2012 contra su familia, a la que acusa de dejarla en la ruina.

1 de 5
Arantxa Sanchez Vicario, una mamá muy americana

Hace ya dos años que Arantxa Sánchez Vicario puso tierra de por medio para instalarse en Estados Unidos con su marido, Josep Santacana, y sus dos hijos: Arantxa, que el próximo día 27 cumplirá seis años, y Leo, de tres.

La familia se ha adaptado perfectamente a la vida americana. Los niños van a un colegio de Miami, donde viven. Días pasados estuvieron invitados a una fiesta de cumpleaños a la que les llevó mamá, que estuvo charlando con el resto de madres el tiempo que duró la fiesta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Asuntos pendientes

A pesar de su nueva vida, Arantxa no ha dejado atrás los problemas con su familia, ya que sigue teniendo asuntos económicos por resolver, tanto con Hacienda como con un banco luxemburgués que le reclama el dinero de un préstamo que le dio.

Por ello, la extenista ha ratificado ante el juez del juzgado de instrucción número 28 de Barcelona la querella que presentó en noviembre de 2012 contra su familia y los gestores de su fortuna: "Estoy en la ruina  y quiero que mi familia me explique por qué tengo tantas deudas. Hacienda y Luxemburgo me reclaman cantidades que no puedo pagar", declaró.

A pesar de esta petición, el padre de Arantxa tiene Alzheimer, por lo que no será llamado a declarar ante el juez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Una familia rota por el dinero

Arantxa culpa a su padre, Emilio; a su hermano, Javier; a su abogado, Bonaventura Castellanos, y al gestor Francisco de Paula por una mala gestión de su patrimonio que en 2009 se tradujo en una condena de Hacienda por delito de fraude fiscal. Fue condenada a pagar 5, 2 millones de euros.

"Yo desconocía cuál era mi patrimonio. Tenía plena confianza en ellos”, declaró la extenista.

Actualmente, parece que la familia Santacana Sánchez Vicario se ha adaptado perfectamente a su nueva vida en Miami, donde lleva una vida de lo más tranquila y sosegada, tras vender sus casas de Formentera y Barcelona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Su primera boda

Lejos queda ya para Arantxa Sánchez Vicario su primer matrimonio con el periodista deportivo Joan Vehils, quien era su novio de toda la vida, pero con quien su unión sólo duró diez meses hasta que decidieron seguir cada uno su camino.  Se dieron el 'Sí, quiero' el 21 de julio de 2000 en el castillo de Sant Marçal, en Cerdanyola del Vallés, Barcelona. No tuvieron hijos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
No quiere saber nada de sus padres

Actualmente Arantxa no tiene contacto con su familia ya que vive enfrentada a ella desde que comenzansen los problemas con sus padres poco antes de su boda con su actual marido, el empresario catalán José Santacana, con quien se casó en 2008 tras poco más de un año de noviazgo.

Los lazos familiares con sus progenitores y hermanos se rompieron definitivamente tras los problemas que tuvo la exdeportista con Hacienda, tras el juicio, que la dejaron en la prácticamente en la ruina al tener que pagar al fisco cerca de cuatro millones de euros.

En febrero de 2012 Arantxa publicó su autobiografía, titulada 'Arantxa ¡Vamos! Memorias de una lucha, una vida y una mujer', en las que contaba que sus padres controlaron siempre todos los aspectos de su vida, así como sus finanzas, acusándoles de hacer una mala gestión y aprovecharse de ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo