Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Chabelita abre su casa de Londres por primera vez

Un apartamento de 55 metros cuadrados, con dos dormitorios, un moderno baño y un salón luminoso con cocina office. Así es el nuevo hogar –en el último piso, sin ascensor, de un inmueble de estilo victoriano– de la hija de Isabel Pantoja en Londres. La joven nos abre por primera vez su casa de la capital británica, donde vive con su novio, su hijo y su niñera. Allí se ha revelado como una adolescente que ha madurado, que organiza la economía familiar y se forma para buscar su futuro profesional. Isa, con su madre en el pensamiento, nos descubre cómo es su día a día en la capital británica y nos guía, además, por sus lugares favoritos.

Un apartamento de 55 metros cuadrados, con dos dormitorios, un moderno baño y un salón luminoso con cocina office. Así es el nuevo hogar –en el último piso, sin ascensor, de un inmueble de estilo victoriano– de la hija de Isabel Pantoja en Londres. La joven nos abre por primera vez su casa de la capital británica, donde vive con su novio, su hijo y su niñera. Allí se ha revelado como una adolescente que ha madurado, que organiza la economía familiar y se forma para buscar su futuro profesional. Isa, con su madre en el pensamiento, nos descubre cómo es su día a día en la capital británica y nos guía, además, por sus lugares favoritos.

1 de 31
Chabelita abre su casa de Londres y su corazón a DIEZ MINUTOS

El edificio donde reside Isabel Pantoja, Isa para su familia y Chabelita para la prensa, poco se parece a la finca 'Cantora' o a cualquiera de las propiedades de su famosa madre. De estilo victoriano, responde perfectamente a la típica casa londinense, de entrada estrecha y amplios tragaluces.

Hay que subir unas cuantas decenas –¿o son centenas?– de escaleras enmoquetadas en gris y sorprendentemente limpias antes de llamar a la puerta de nuestra anfitriona, en el último piso. Cuando se abre, una sonriente adolescente de 19 años con atuendo de estar por casa y un bebé monísimo colgado a su cintura nos invita a entrar.

En la imagen Isabel, en casa rodeada de juguetes de su hijo, Alberto, de once meses.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 31
Así es su casa londinense

Hemos llegado a nuestro destino, el refugio de la hija de Isabel Pantoja en pleno corazón de Londres, donde vamos a encontrar a una madre jovencísima, que ha madurado de golpe y por necesidad. Pero orgullosa de su herencia y esperanzada con su futuro, que tiene el nombre de Alberto, un niño ideal que nos va a conquistar irremediablemente a todos pasando de brazo en brazo con su pijamita de animales.

La vivienda que Isa comparte con su novio, Alejandro Albalá, su niñera del alma, Dulce, y su hijo de once meses es pequeña pero muy coqueta, pintada en beis y blanco y con suelos de madera clara.

Tiene dos dormitorios, un moderno baño y un salón luminoso que concentra la mayor parte de la vida de la familia. Como acaban de mudarse (llegaron a Londres el 23 de enero), todo está despejado aún. Sólo se ven por el medio juguetes del bebé y cuentos. La diminuta cocina reluce. Todo está ordenado y recogido. Sólo una típica “kettle” o tetera eléctrica espera a ser usada, quizás, para un té a las cinco. Y empezamos a conversar.

En la imagen Chabelita, llegando a su apartamento, en el último piso de un inmueble situado en un barrio residencial y céntrico de Londres, tras un día de estudio y gestiones. No hay ascensor. El cochecito del bebé se queda siempre en la planta calle.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 31
''Alejandro me propuso venir a Londres''

-Isa, ¿por qué decidiste venir a vivir a Londres una temporada?
-Cuando conocí a Alejandro, me lo propuso. Al principio me pareció una locura, pero pensé que era una oportunidad para seguir estudiando e irme a otro país donde desenvolverme sola y madurar más.

-¿Habías venido antes a Londres?
-No. Ni Alejandro.

-¿Le pediste opinión a tu madre antes de optar por semejante cambio en tu vida?
-Después del verano, en septiembre, le conté, no que me iba, sino que estaba pensando en irme, que Alejandro quería venir a estudiar y me respondió que si era lo que yo quería, pues que le parecía muy bien. Le daba mucha pena, por el niño sobre todo, pero le dije que yo se lo iba a llevar a España. Lo entendió, pero insistió en que estuviera muy segura, que no viniera aquí por un capricho.

-Tú has realizado la mayor parte de tus estudios de primaria y bachiller en inglés, pero buscas obtener algunos títulos que no tienes. ¿Cuál ha sido tu formación hasta ahora en este idioma?
-He estado estudiando desde pequeña en colegios británicos en Marbella y en Madrid y tengo los títulos de Cambridge, el First y el Second y todos los anteriores.

-¿Y qué quieres hacer aquí?
-Reforzarlo para sacarme otros títulos. Hace mucho tiempo que no lo estudio y, de hecho, el último colegio donde estudié fue español, y me ha hecho perder fluidez. Ahora tengo que pensar lo que tengo que decir en inglés, así que quiero mejorar y, cuando tenga un nivel bueno, sacarme el Advance (título que permite trabajar con este idioma).

En la imagen, Isabel con uno de los cuentos que le lee a su hijo, 'Mi querida abuela', un título que le recuerda a su madre en la distancia, por la que daría lo que fuera, dice.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 31
Así su día a día

-¿Cómo es tu día a día?
-Me levanto todos los días sobre las siete. Voy a clase con Alejandro de nueve a doce de la mañana (tiene un nivel más básico que su novia –el nivel tres de diez–, aunque Isa admite que a veces le cuesta explicarle a él nociones gramaticales sencillas porque ha perdido soltura por no practicar). Vuelvo a casa. Le doy de comer al niño, como yo, y voy al gimnasio a la una. Y cuando termino, a las tres, ya paso el día con el bebé.

La pareja acude a una conocida academia situada en el centro de Londres, a cuatro estaciones de metro de su casa o a media hora caminando, que es lo que los jóvenes suelen hacer.

El precio del curso es de 175 libras a la semana, algo más de 200 euros, por alumno por clases de gramática y conversación, aunque él paga algo menos.

En la imagen Chabelita en su cocina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 31
Quiere bajar de peso

-También has seguido una dieta. Después de dar a luz, estás realmente delgada.
-Sí, pero más que para bajar peso era para intentar comer más sano, porque soy de comer mucho, pero no verduras o frutas. He seguido un menú que me obligaba a comer lo que está establecido cada día. (El día que nos encontramos le tocaba merluza con ensalada de espinacas. No daba saltos de felicidad porque ninguno de los dos productos le entusiasma, pero es muy disciplinada y no cayó en la tentación de saltársela o premiarse con un poco de chocolate, a pesar de que quien la entrevista le ofreció).

-¿Y haces alguna excepción?
-Sí (se ríe). Los sábados tengo un 'break meal' (lo pronuncia en un estupendo inglés) y puedo comer lo que quiera. Me encantan las hamburguesas. Lo que no bebo es alcohol. Desde que estoy aquí no tomo copas.

-Con vosotros está Dulce, la persona con la que te criaste, al igual que tu hermano Kiko.
-Dulce es, como tú has dicho, quien cuidaba de mi hermano y de mí. No trabaja para mí. Para mi madre y para mí es alguien de la familia. Cuando le comenté a mi madre lo de venir aquí, le pregunté a Dulce si quería venirse con nosotros. No sabe hablar inglés y, aun así, dijo "voy". Mi madre me dijo que me trajera a alguien que estuviera con el niño y, que si era ella, mucho mejor porque lo conoce perfectamente.

En la imagen Chabelita, en la cocina de su casa. Aunque guisa mucho, sí se encarga de los purés de su hijo a diario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 31
Reparto de labores en casa

-¿Cómo organizáis las tareas domésticas Alejandro y tú?
-Él hace la compra y, cuando hay que comprar mucha cantidad, vamos los dos, normalmente los sábados. Aquí cerca hay supermercados abiertos las 24 horas, así que no hay problema. Él se apaña bastante bien con la cocina. Yo sólo sé hacer cosas a la plancha, pero los platos difíciles, no. Eso sí, me he hecho una experta en preparar purés para Alberto, aunque el primero no me salió porque no tenía batidora (risas). Yo me encargo también de la limpieza de la casa y Dulce de la ropa, para eso es perfecta, la plancha de maravilla.

-¿Cuánto vais a quedaros?
-Él tiene previsto quedarse hasta junio. De momento está estudiando, pero tiene pensado encontrar un trabajo aquí mientras adquiere un nivel básico en el idioma. Me gustaría quedarme este tiempo, pero no lo sé con exactitud porque echo de menos a mis amigos, a mi familia... Aquí estamos prácticamente solos los tres con el niño. Hemos hecho amigos en la academia, pero no es lo mismo que tenerlos allí, donde todos vivíamos a diez o quince minutos. Aquí las distancias son tan grandes que hay que usar transporte.

En la imagen Chabelita en el comedor de su apartamento, en el momento del desayuno, muy saludable: fruta, leche, zumo y cereales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 31
''He pasado de tenerlo todo a tener que ser más responsable''

-¿Habéis tenido ya visitas de amigos españoles, como Marta, la hermana de Alejandro, o Sema?
-De momento, no. Pero me encantaría que vinieran. Aunque estoy muy bien así.

-¿Y cómo te organizas para que tu hijo viaje a España para ver a su padre, Alberto Isla?
-Alejandro y yo acompañamos a Dulce hasta el aeropuerto en tren, hasta el control, para asegurarme de que todo está bien, porque, como he dicho, Dulce no habla inglés. Se lo lleva a Alberto y, cuando vuelven, vamos a por ellos al aeropuerto.

-Con 19 años te has convertido en responsable única de tu economía.
-Ha sido todo muy rápido. He pasado de tenerlo prácticamente todo a tener que ser más responsable. Tengo que administrarme por si pasa cualquier cosa. Todo ha ido a más. Cuando me fui de casa era sólo yo, luego el niño y luego venir aquí. El nivel de vida de Londres es más elevado que el de allí. Hasta ahora no me había dado cuenta de la gran responsabilidad que conlleva. Ahora estoy intentando controlarme muchísimo y gastarme lo necesario. Estoy siendo mucho más responsable que antes.

En la imagen Chabelita durante un desayuno. Es "adicta" a las hamburguesas, pero ha aprendido a alimentarse de forma más sana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 31
Su madre, una de sus prioridades

-¿Vas a ir a ver a tu madre a prisión la próxima vez que os convoquen? Parece ser que la anterior no te avisaron a tiempo y eso te ha sentado mal, como reflejaste en las redes.
-Estoy segurísima, segurísima de que voy a ir. Si me he venido aquí sabiendo lo que cuesta todo, ¿cómo no me voy a gastar lo que sea para ir a ver a mi madre? Puedo irme en cualquier vuelo, a cualquier hora, ir y volver en el día. Lo que sea.

-¿Borrarías algo de tu vida?
-Es muy pronto para arrepentirme de nada, pero hay cosas que he hecho muy deprisa pero de las que no me arrepiento, como tener el niño. Aunque si las hubiera hecho más despacio, habrían estado mejor. Todo puede mejorarse: tener más cabeza, ir más despacio... Las prisas no traen nada bueno.

-Se dice en España que vas a ser el fichaje estrella de la próxima edición de 'Supervivientes', un 'reality' de supervivencia en una isla perdida. ¿Te ves en este papel?
-No he visto ningún 'Supervivientes' entero, bueno, sólo en el que salió mi hermano (2011). El de mi prima Anabel (2014) lo seguí un poquito, pero cuando ella se fue lo dejé. A mí me gusta mucho, me parece el 'reality' más entretenido, la verdad. Y me gustaría ir, me parece una experiencia buena, aunque no sé lo que va a pasar.

-Debe de ser muy duro, y más para una madre joven, que tendrá que pasar mucho tiempo sin ver a su bebé. Tu hermano tuvo que  abandonar por un ataque de gota y tu prima no resistió tampoco la dureza.
-En este concurso, lo más importante es tener la mente centrada y tener un objetivo claro. Es más lo que puede hacer la mente, superar lo que extrañas a los seres queridos, que el hambre que se pasa. Independientemente de lo que puede ser el concurso en sí, pasar pruebas y sobrevivir.

En la imagen Chabelita con su ordenador. Una de las cosas que hace al iniciar el día es mirar webs de moda y actualidad. Es una usuaria activa de las redes y, como buena adolescente, 'tuitea' y 'wasapea' sin descanso, eso sí, siempre que haya 'wifi' para ahorrar gastos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 31
¿Ficha por 'Supervivientes'?

-Y si no vas a 'Supervivientes', ¿te has planteado si quieres seguir vinculada a la televisión después de tus intervenciones en 'Cazamariposas', en “Hable con ellas' o 'Tengo una carta para ti'?
-Lo que me gustaría realmente es seguir estudiando y quedarme aquí, en Londres, aunque después de junio tengo que ver si puedo, no depende de mí, sino del niño. Y seguramente deba volver a España. No descarto hacer algo en televisión pero no tengo ni idea de lo que puede pasar.

-Y de esto, ¿has hablado con tu madre, de la posibilidad de que participes en un programa de estas características? Máxime porque tu hermano acaba de salir de uno.
-No, no le he dicho nada de esto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 31
Así conoció a Alejandro

-Nos has contado por qué has llegado a Londres, por tu novio, pero no se conocen muchos detalles de vuestra relación, de qué modo surgió el amor entre vosotros. (A Isa se le encienden los ojos y su agradable sonrisa se ensancha más, mostrando sus hoyuelos, que le dan un aire entre pícaro y locuaz).
-Es muy largo ¿lo cuento todo? (da la sensación de que quiere aclarar matices que siempre se han contado mal).

-Por favor. Estoy deseando.
-Me gustan estas cosas, siempre he querido contarlo todo, en plan vivencia. Yo lo conocí porque él vino en el verano pasado a Cádiz para quedarse con la familia de su padre (la madre de Alejandro reside en Santander, mientras que el padre, del que está separado, vive en la capital gaditana). Vino con Marta, su hermana, que es amiga mía desde hace dos años, cuando estuvimos en el internado de Jerez. Marta venía a mi casa con otros amigos nuestros. Yo por entonces estaba con Alberto Isla. Salíamos por las noches porque durante el día yo estaba con mi hijo haciendo mi vida. Mientras, fueron pasando los días y justo pilló la ruptura con Alberto.

-¿Y entonces?
-Entonces me volqué mucho en Marta, porque me ha apoyado muchísimo y la verdad es que se portó muy bien conmigo. Me llevó a su casa, vino a la mía... Lo que hizo que Alejandro estuviera allí o viniera con ella. Al principio, no hablamos mucho, pero fuimos cogiendo confianza y empezamos a hablar. Él me contó que quería irse a Londres a estudiar y la cosa se quedó allí. Fue en el cumpleaños de mi madre (2 de agosto) cuando nos hicimos novios oficialmente, pero todo era como una relación de verano porque él se iba el 30 de septiembre a Santander. Yo entonces no sentía amor, simplemente me sentía bien con él.

En la imagen Chabelita en Londres. Sólo cuando llueve o tiene prisa, coge el bus para ir al gimnasio, que está a 20 minutos andando desde su casa y cuesta unos 100 euros al mes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 31
Su noviazgo con Alejandro

-Finalmente la cosa fue a más con Alejandro.
-Eso es. A la semana de estar juntos, él me dijo "quiero que te vengas conmigo a Londres, con el niño y con Dulce". Al principio, a mí me chocó, porque, obviamente, cómo me voy a ir con alguien a quien no conozco casi de nada. Le dije que "sí" pero pensé “ya veremos".

-¿Y qué más pasó?
-Entonces Alberto volvió a mi vida de alguna manera. Cuando rompí con éste, Alejandro y yo nos hicimos novios oficialmente, y me planteé de nuevo lo de irme a Londres, por él y por mí, no sólo ir por acompañarle sino para hacer algo por mí misma. En ese momento lo vi claro, y es cuando se lo comenté a mi madre y me puse a buscar escuela y todo lo demás. El problema es que tenía que esperar al juicio del niño, que fue el 24 de octubre, y no sabía lo que iba a pasar. Justo al terminar el juicio, pasa lo de mi madre (dictan su ingreso en prisión el 3 de noviembre). Decidí alquilar un piso en Jerez sin saber que la cosa iba a ser tan rápida (Isabel ingresa en la cárcel de Alcalá de Guadaíra el 21 de noviembre) y me tuve que quedar allí hasta enero.

En la imagen Chabelita en Londres, ante una de las típicas cabinas rojas de telefóno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 31
De Cádiz a Londres

-Mucha gente te hacía en 'Cantora' en ese impasse de tiempo entre que tú dejas el chalet de Sanlúcar y te vienes a Londres.
-No, porque en 'Cantora' la situación era complicada. Me pareció mejor estar cerca de mi madre (se refiere a la prisión) y por eso pensé en Jerez. A todos nos pilló de sorpresa. No me iba a venir cuando acababa de alquilar un piso. Y además ese tiempo me sirvió para pensarlo, porque las cosas hay que pensarlas antes de tomar una decisión. Tenía ganas de venir, pero también debía pensar en todos. Sobre todo en el niño, para quien era una paliza.
(Mientras hablamos, Alejandro ha entrado en la estancia varias veces. Regresa de correr por Hyde Park, el gigantesco y hermoso parque por excelencia de la ciudad, como hace todos los días. El pequeño Alberto le echa los bracitos y lo coge cariñoso. Acaban compartiendo la manzana que Alejandro se iba a comer).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 31
''Volveremos a España''

-Cuando regreséis a España, ¿qué planes tenéis?
-No tengo ni idea, la verdad es que no lo sé. Todo depende de los estudios de Alejandro. Él quiere ser o piloto de avión o estudiar administración y dirección de hoteles, que es más probable. Y esto tiene que estudiarlo en Sevilla o Marbella. Él depende de eso y yo del niño. No puedo estar todo el tiempo detrás de una persona. Habrá que hablarlo una vez que terminemos lo que nos ha traído aquí. Muy probablemente volveremos a España y tendremos que pensar algo para hacer en septiembre. Él tiene muy claro lo que quiere hacer. Ahora mismo me estoy adaptando yo aquí porque puedo hacerlo, pero tengo que ver cómo evoluciona lo de mi madre, lo del niño... Yo ahora no puedo hacer nada porque mis planes dependen de otras personas.

-Aunque suene lejano, ¿te planteas que Alejandro pueda ser el padre de otros hijos tuyos a medio plazo?
 -Nosotros estamos... medio comprometidos. Pero ser padres... no lo sé. Ha ido todo tan rápido que ahora necesito que vaya todo más despacio.
 -¿Has subsanado definitivamente las diferencias con Kiko?
-Con mi hermano nunca he tenido problemas. Fue sólo en una época, la de mi embarazo, en la que él no estaba de acuerdo con unas cosas que eran muy obvias pero yo estaba enamorada y no me daba cuenta. Ni recuerdo la última vez que me he enfadado con él, porque no me enfado nunca. Eso sí, le escribo muchos “wasaps” y no me contesta o lo hace a los tres días. Con mi prima Anabel es distinto porque yo se lo cuento todo. Y a veces ella no  está de acuerdo conmigo y tenemos algún roce. Pero con Kiko, nada de nada. Lo de mi madre lo tiene decaído. 

-¿Y cómo se lleva con tu novio?
-Se llevan bien aunque se han visto poco. Con Anabel sí ha tenido más trato y se caen muy bien.

En la imagen Chabelita ante el Marble Arch, un monumento de mármol blanco de Carrara, situado cerca del Speakers, Corner en Hyde Park. Es uno de los rincones por donde más le gusta a Isabel pasear.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 31
Así habla de su familia

-Anabel es el eje familiar en el que os apoyáis todos...
-Es la persona a la que le cuento cómo me va con Alejandro, si he ido a comprar, si he hecho esto o lo otro. Tiene mucha más paciencia que mi hermano. Kiko me dice siempre "no te preocupes, o cómete una hamburguesa o vete al cine", como queriendo quitarle importancia a todo. Y mi prima me da consejos. Ella dice "soy mujer y te entiendo mucho mejor". Esto sobre todo lo noto a raíz de lo de mi madre. Mi prima ahora está volcada. Lo de mi madre ha hecho que nos unamos mucho más.

-¿Tu abuela cómo está? (Reflexiona antes de hablar. Hay una especie de cónclave para que el nombre de doña Ana quede fuera de los asuntos que han llevado a su hija a prisión).
-Bueno, lo está pasando muy mal en 'Cantora', porque allí todo recuerda a mi madre, además de que es una casa muy grande. El resto podemos hacer nuestra vida pero ella está allí siempre. No sale a la calle y esa soledad se le nota mucho más, aunque estén mis tíos con ella. Tiene que ser lo peor del mundo; evidentemente es la que peor lo está pasando.

-Tus tíos tienen un papel relevante en esta crisis. Juan, Bernardo y Agustín, hermanos de tu madre.
-Mi tío Bernardo (padre de Anabel) es un crack, es genial.

-¿Y tu tío Agustín? La última visita a tu madre suscitó un comentario en las redes sociales por tu parte en el que parecía que le culpabas de que no te hubieran avisado a tiempo de visitar a tu madre.
-A ver... (duda en cómo comenzar. No parece su tema favorito). Por supuesto, me tenía que haber avisado él, más que nadie. Quizás fue un malentendido y supongo, supongo (insiste vehemente en el verbo), quiero pensar que fue un malentendido porque no quiso avisarme al pensar que yo estaba aquí y no iba a ir. Aunque yo dije que sí iría. Pero bueno. Quien se sintió más aludida por el comentario fue mi prima que me explicó todo y me dijo que por su parte ella me habría avisado pero que pensaba que no iba a ir. Por parte de Anabel y de Kiko no hubo mala intención. Lo que no sé es por qué no me llamó mi tío. Pero me he asegurado y para la próxima me avisará mi prima (Isa ha ido tres veces).

-¿Vuestra relación es buena?
-Nos vemos cuando hay que visitar a mi madre. Ahora lo único que importa es ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 31
''Que mi madre esté en prisión es un shock''

-¿Cómo llevas la situación de tu madre, en prisión?
-Me acuerdo de ella todo el tiempo, sobre todo por la noche. Cuando Alejandro me dice que echa de menos a su madre y lo está pasando mal, yo pienso que si tuviera a la mía cerca estaría todo el rato hablando con ella. Sobre todo por las noches la echo muchísimo de menos y le doy vueltas a las cosas que han pasado. Y digo "huy, en esto tenía razón". Es una sensación muy rara. Antes era yo la que iba a 'Cantora' y ahora sin embargo me gustaría que viniera ella a verme a mi casa y que se quedara unos días o el tiempo que quisiera. Lo que está viviendo ella es un antes y un después en nuestra relación.

-¿Cómo es estar en la cárcel?
-Es un shock. No sólo ver a mi madre allí, sino el ambiente, todo. Lo observo todo y me parece tan fuerte que creo que podría ser una película. Todavía no me lo creo. Vas un día, vas otro y no te acostumbras nunca. Es desagradable. Entras contenta porque dentro de lo que cabe vas a ver a tu madre pero sales muy 'plof', decaída.

-¿Puedes hablar con ella por teléfono a menudo?
-Hablo todas las semanas. Está contenta de que esté aquí. Dice que me cuide, eso sí.

En la imagen Chabelita en el súper. Generalmente la compra la hace Alejandro, pero ella le acompaña los sábados, día que no tiene clases. Cerca de su casa hay varios establecimientos que abren 24 horas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 31
''Isabel Pantoja es la mejor como madre y artista''

-Define a Isabel Pantoja como artista, como madre y como abuela.
-Como artista, la mejor para mí. Como madre, también la mejor. Hay madres y madres y yo he cogido muchas cosas de mi madre. La mía se preocupa demasiado, sobreprotege. Y yo lo estoy haciendo con mi hijo. Pensaba que cuando Alberto sea mayor, yo le dejaré que vaya a este sitio o haga aquello... Pero he cambiado mucho la opinión. Me parece una madre ejemplar, sobreprotectora al máximo. Nunca me ha regañado, habla mucho con nosotros. Como abuela... se le cae la baba. Es feliz cuando aparecen los niños por casa. Siempre he considerado que a mi hermano y a mí nos quiere por igual, pero al ser yo una niña... Y es que, después de tener muchas peleas con mi madre, yo sigo siendo su niña. Yo doy todo por mi madre, mi hermano y mi prima Anabel.

En la imagen Chabelita durante un merecido descanso en Caffè Nero entre compra y compra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 31
''Mi madre no se merecía la forma en la que la traté''

-¿Hay algo de lo que te arrepientas en tu relación con tu madre?
-Sí, hay algo que siempre llevaré dentro. Aunque si se lo digo a ella seguro que me dice que no pasa nada. Cuando me independicé (al nacer su hijo en marzo del año pasado) tan rápido tuvimos un distanciamiento. Después de tener al niño, era una familia completa y quería irme a mi casa propia, tener mi intimidad y vivir en otro sitio que no fuera 'Cantora'. Pero mi madre no se merecía la forma en la que la traté, porque si lo hubiera dicho y hecho de otra manera, ella me habría dicho "pues vale pero, por favor, los fines de semana os venís aquí". Y yo habría ido y si un fin de semana no voy, pues no pasa nada. Porque mi madre es así, tenemos una pelea y ella responde: "Vale, hija, un besito". Sí me arrepiento de no haber aprovechado más el tiempo con ella para que estuviera con el niño. Los dos nietos le sacan una sonrisa.

En la imagen Chabelita en la puerta del gimnasio al que acude en Londres. Realiza ejercicios de cardio y musculación para tonificarse, sobre todo el abdomen. Dulce también acude a este centro. La entrenadora de Isa es Amaya Méndez. La sigue desde Madrid y de ella se dijo que era novia del actor Álex González.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 31
''Mi sobrino Francisco está muy guapo''

-¿Sigues viendo a tu sobrino, Francisco, el hijo de Kiko?
-Sí, está muy alto y guapo. La última vez lo vi en Sevilla, estaba con mi hermano antes de entrar en 'Gran Hermano'.

-¿Y has hecho por encontrarte aquí en Londres con tu excuñada, Jessica Bueno? (La ex de Kiko vive también en la capital con su novio, el jugador de fútbol Jota Peleteiro, que milita en el club Bretford).
-Nunca la he visto y hace tiempo que no hablo con ella pero no hay mala relación. Mi prima me manda fotos y vídeos de su niño. Si me la encuentro un día, la saludo y le doy un abrazo seguro.

En la imagen Chabelita ante la tienda Top Shop, una de las que más frecuenta en Londres. Pero ahora se lo piensa más antes de gastar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
19 de 31
''Quiero mucho a la novia de Kiko''

-¿Tienes contacto con Irene, la actual novia de Kiko? No está claro si tu hermano la engañó, como cuentan, o todo quedó en un rumor.
-Estuve con ella cuando mi hermano entró en 'Gran Hermano' y se portó muy bien con nosotros, como si fuera nuestra casa. La quiero muchísimo porque me ha dado muy buenos consejos. Yo los dejé bien y no sé qué ha pasado pero me consta que están felices. Y si ellos están bien, yo también lo estoy. No sé si vendrán a vernos.

En la imagen Chabelita durante una jornada de compras en Londres. La joven siente pasión por el 'shopping' y la capital británica es el paraíso de las compras. De vez en cuando se da un capricho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
20 de 31
Así habla Chabelita de si misma

-¿Cómo es Isa a sus 19 años?
-Me veo madura en el sentido de que soy responsable de todo, de una casa, de un niño y de la economía. Pero también en mi día a día sigo tenido mis cosas de niña de mi edad. He madurado, soy más responsable. Antes salía y aquí directamente no salgo para nada. Hago una vida muy sana. Si en verano quiero salir un viernes o un sábado por la noche, no me parece un gesto de inmadurez, sino algo lógico de alguien de mi edad que ha estado todo el día con su hijo. Y él está por encima de todas las cosas. No le hago daño a nadie. Aquí he madurado mucho y, de salir, ni me acuerdo. Hago vida familiar completamente. Me siento bien y orgullosa así. Aquí siempre estoy con el niño, me lo llevo a todos los lados; si no, no voy. Cuando nos quedamos solos Alejandro y yo vamos a andar, a un centro comercial, vemos una película en casa...

En la imagen Chabelita paseado a su hijo por los alrededores de su domicilio londinense. "Me gustaría dar a mi hijo una educación bilingüe en inglés y que aprendiera francés, porque a mí se me daba mal", explica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
21 de 31
Dulce, una de las personas más importantes de su vida

-¿Qué papel tiene Dulce (alérgica a la fama) en tu existencia?
-Es mi confesionario. Cuando tengo un problema me entiende mejor que Alejandro. Me conoce desde que nací. Nunca se ha separado de mí. Cuando tuve al niño le dije que conmigo no le iba a faltar de nada y que iba a estar conmigo siempre. No trabaja para mí. Quien me quiera a mí tiene que querer al niño y a Dulce, somos un pack. También me regaña porque es muy perfeccionista. Me ayudó mucho con los estudios. Y es una maniática de la limpieza pero la quiero muchísimo. Tenemos peleas pero luego se le pasa. Aunque no existiera el niño, también la habría traído aquí. Es mi responsabilidad porque yo así lo he querido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
22 de 31
Apoya en todo a su madre

Isa sabe que han denegado el tercer grado a su madre y quiere ir al sur para que ella se lo cuente todo. Confiesa a preguntas de la entrevistadora que ayuda económicamente a Isabel Pantoja y que le dio dinero antes de ingresar en prisión.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
23 de 31
Feliz en Londres

Chabelita Pantoja en Londres, donde se está haciendo rápidamente a la vida inglesa. En la capital británica es feliz, aunque sabe que su estancia allí tiene fecha de caducidad, pues regresará a España en pocos meses.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
24 de 31
Voraz lectora

Chabelita Pantoja, cargada con sus apuntes, va tres horas al día a reforzar su inglés. En sus ratos libres, le gusta leer: "Estoy leyendo 'Antes de ser madre', de Julia Bernal", nos cuenta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
25 de 31
Tres días con Isabel

A pesar de que sólo tiene 19 años y hasta hace muy poco vivía en una burbuja de cristal, Isa Pantoja Martín es una joven desenvuelta, tímida, pero centrada. Se expresa con calma y piensa mucho lo que dice. No quiere hablar mal de nadie pero tampoco evita su malestar ante ciertas personas de su entorno, con quienes, como dice ella, "no me llevo o me dan igual".

Colabora con todo lo que le pedimos, peinarse, maquillarse y vestirse. Se acaba de cortar y teñir en una peluquería de allí y aún le duelen los 300 euros que le ha costado. Nuestro estilista Óscar echa el resto en dejarle el pelo suelto y sedoso. Su talla es casi infantil, así que todo le sienta bien. Y como buena adolescente, siempre móvil en mano; es una especie de guía espiritual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
26 de 31
La severa dieta de Chabelita

Isabel, que normalmente pesa en torno a los 44 kilos, llegó a los 57 con el embarazo de su hijo Alberto. Para recuperar la forma física y su talla, una 34-36, se puso en manos de la entrenadora personal Amaya Méndez, que también se ocupa de Rosa López, Tamara Gorro y el torero Miguel Abellán. Además de una tabla de ejercicios bastante dura, Amaya ha hecho seguir una dieta a Isa basada sobre todo en verduras, fruta y pescado, todo debidamente pesado. Para la joven, acostumbrada a comer de modo desorganizado, ha sido difícil, aunque ha logrado su objetivo y le ha hecho cambiar su plan de alimentación, ahora más sano y variado. La última semana ya ha empezado a incluir otros alimentos y se concentra en recuperar, sobre todo, la elasticidad del abdomen. Isa está contenta con el resultado, pero confiesa que ha pasado mucha hambre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
27 de 31
Alejandro quiere ser piloto

O estudiar dirección y administración de hoteles. Alejandro va a clase con Isa, pero a un nivel inferior. Cuenta el joven (sin querer salir en las fotos) que en su clase hay árabes y chinos y que con éstos lo pasa muy bien. Quiere encontrar un trabajo para poder contribuir estos meses a la economía familiar. Corre al menos una hora al día por Hyde Park y se ocupa de la intendencia y también del bebé de la casa. Para que coma bien, le pone dibujos de Pocoyó en el ordenador. Tiene 21 años y es de Santander.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
28 de 31
''No le guardo rencor a Alberto''

Isa se muestra muy cauta al hablar de Alberto Isla, el padre de su hijo, con quien mantuvo una relación de dos años y que empezó mientras estudiaban en el mismo colegio de Jerez, ella interna.

El acuerdo al que llegaron el pasado octubre sobre la custodia del pequeño Alberto es secreto y ninguno puede dar detalles por petición expresa del juez. Duda al hablar de él, pero finalmente afirma: "Tengo una relación cordial con él". Y añade que "no le guardo rencor".

Cada quince días, Alberto recibe la visita de su hijo. Es Dulce la encargada de llevárselo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
29 de 31
Sus tres grandes apoyos

Éstas son las tres mujeres en la vida Chabelita: su madre, Isabel Pantoja; su cuidadora y amiga Dulce y su prima hermana Anabel Pantoja.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
30 de 31
''Me veo dedicada a la música''

"Me gusta cantar. Lo que pasa es que me da mucha vergüenza. Mi madre me dijo que tenía que dedicarme a cantar, a ella le habría gustado que fuera conocida por eso. Ha querido que cante desde que soy pequeña. Nunca he tomado clases, pero tengo muy buen oído. Eso y tener ritmo es lo complicado. En eso he salido a mi tío Agustín. Hice un estribillo de un disco, 'Mi navidad flamenca', de mi madre con el maestro Rabay. Le hice los coros. Entonces no pasé vergüenza porque estábamos detrás de un cristal y a mí me veían pero yo no veía a mi madre, que estaba allí. No quiero ni loca que me oiga cantar. Me encantan sus canciones, aunque de pequeña la copla no me gustaba. Me visualizo cantando, dedicándome a ello, grabando. Toco el piano y el saxofón. Me encanta la música", nos confiesa Chabelita.

En la imagen vemos a la joven con su madre, Isabel Pantoja, cantando en su niñez sobre un escenario. Chabelita sabe tocar el piano y el saxo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo