Jesulín, en el fin de curso de sus hijos mientras Campanario se gradúa en Oporto

Un año más el torero Jesulín de Ubrique acudía a la graduación de sus hijos, Julia y Jesús, que celebraban el fin de curso. La gran ausencia fue la de Mª José Campanario, que se encuentra en Oporto finalizando sus estudios de Odontología. Quienes no se perdieron el acto son los abuelos maternos de los niños, José y Remedios.

image

Un año más el torero Jesulín de Ubrique acudía a la graduación de sus hijos, Julia y Jesús, que celebraban el fin de curso. La gran ausencia fue la de Mª José Campanario, que se encuentra en Oporto finalizando sus estudios de Odontología. Quienes no se perdieron el acto son los abuelos maternos de los niños, José y Remedios.

1 de 7
Jesulín, feliz en el fin de curso de sus hijos

Un año más el torero Jesulín de Ubrique celebra junto a sus hijos, Julia y Jesús, el final de las clases y el inicio de unas merecidas vacaciones para los pequeños. En esta ocasión, acudió sin la compañía de su mujer, María José Campanario, que se encuentra inmersa en la recta final de sus estudios de Odontología en la universidad de Oporto, en Portugal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
José y Remedios llegaron con el pequeño Jesús

La celebración comenzó a las ocho de la tarde y justo un cuarto de hora antes llegaron los abuelos maternos de los niños -José y Remedios- con el pequeño de la familia, Jesús. Allí los esperaba Julia, de 12 años, la hija mayor de la pareja, a la que pudimos ver disfrazada de gata.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Jesulín estuvo haciendo unas llamadas

El torero estuvo unos minutos hablando por teléfono pero no se perdió ni un instante de la obra de teatro que habían preparado sus hijos junto a sus compañeros de colegio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Remedios y Julia se fundieron en un abrazo

Esta tierna instantánea la protagonizaron la joven Julia, de 12 años, y su abuela materna, Remedios. Ambas se fundieron en un abrazo cuando la niña vio se percató de su llegada para presenciar la obra de teatro que habían preparado.

Remedios siempre ha estado con sus nietos, la relación que mantiene con ellos es realmente buena. De hecho, los abuelos maternos siempre han estado más presentes que los paternos en la vida de Julia y el pequeño Jesús.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Todos abandonaron el lugar en el mismo coche

Tras la celebración, todos abandonaron el colegio en un coche blanco donde iban los dos abuelos, los niños y por supuesto, Jesulín de Ubrique.

La gran ausencia de María José Campanario fue algo notable en el desarrollo de la celebración, sobre todo para los niños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Jesulín y los fans del colegio de sus hijos

Justo antes de marcharse, el torero no dudó en hacerse fotografías con todos aquellos compañeros del colegio que se lo pedían, pues sigue siendo una verdadera estrella tanto para los mayores como para los pequeños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Enfermera y odontóloga

Si María José Campanario no pudo estar en la fiesta de fin de curso de sus hijos era por un buen motivo. La esposa de Jesulín se encuentra en Oporto, a punto de finalizar sus estudios de Odontología. Finalmente su sueño se ha hecho realidad y en breve podrá disponer de su nuevo título universitario.

De momento, a falta del diploma y de saber si ejercerá su nueva profesión, Campanario ya tiene hecha la foto que adornará la orla junto a sus compañeros de promoción. La ha publicado en su Facebook (izda.), junto a otras imágenes más divertidas que reflejan este feliz momento en su vida.

Una carrera en tres universidades
María José inició sus estudios de Odontología en la Universidad Europea de Madrid, de la que fue expulsada en 2010 por su implicación en la 'Operación Karlos'. Tras esto, continuó sus estudios en la Universidad de Cataluña, pero la abandonó debido a que estaba muy alejada de su familia y sus hijos. Finalmente trasladó su expediente a la Universidad CESPU de Oporto, donde ha realizado viajes constantes y pasando allí varios días a la semana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo