Isabel Pantoja, acusada por funcionarios y compañeras de privilegios

La cantante ha pasado de ser adorada por las reclusas a sufrir un rechazo por sus privilegios: desayuna en estancias prohibidas a presos con la dirección del centro, regresa tras un permiso con más bultos de lo permitido, es cacheada en su celda y no en la zona de ingreso como todas las internas, dispone de una celda para ella sola... Los funcionarios, que admiten los privilegios y se sienten cohibidos por la permisividad de la dirección de Alcalá de Guadaira con ella, señalan la posibilidad de que se produzca un motín porque las otras presas se sienten discriminadas y piden que la tonadillera sea trasladada de centro.

image

La cantante ha pasado de ser adorada por las reclusas a sufrir un rechazo por sus privilegios: desayuna en estancias prohibidas a presos con la dirección del centro, regresa tras un permiso con más bultos de lo permitido, es cacheada en su celda y no en la zona de ingreso como todas las internas, dispone de una celda para ella sola... Los funcionarios, que admiten los privilegios y se sienten cohibidos por la permisividad de la dirección de Alcalá de Guadaira con ella, señalan la posibilidad de que se produzca un motín porque las otras presas se sienten discriminadas y piden que la tonadillera sea trasladada de centro.

1 de 9
Isabel Pantoja, privilegios y problemas en la cárcel

Isabel Pantoja había logrado conquistar a sus compañeras reclusas en la prisión de Alcalá de Guadaira. Así se publicó recientemente cuando el 1 de junio, al salir de la cárcel para disfrutar de su primer permiso penitenciario, tiraba besos hacia las internas. Todo parecía ir como la seda para la cantante... pero parece que no es oro todo lo que reluce.

Funcionarios de la prisión sevillana han denunciado que Pantoja está recibiendo privilegios en su encierro para cumplir una condena de dos años por blanqueo de capitales y añaden que han pedido su traslado de centro ante el peligro de motín por parte de las reclusas, que se consideran discriminadas por el trato de favor que recibe la artista.

Así lo ha publicado el diario El Mundo, que deja claro que la situación de Isabel en la cárcel no es tan idílica como la pintan en cuanto a la relación con sus compañeras de pena.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Un desayuno muy irregular

Entre las situaciones irregulares que han salido a la luz pública figuran que el pasado 1 de junio, día en que Isabel Pantoja comenzó a disfrutar de su primer permiso penitenciario, desayunó dentro de las instalaciones del economato de la prisión de Alcalá de Guadaíra, en un lugar al que las presas tienen prohibido el acceso.

Pero es más, la cantante almorzó junto a la directora y el subdirector del centro penitenciario. A todo esto se suma, además, que a la hora de despedirse lo hicieron con dos besos, según testigos presenciales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Dos besos muy comentados

También ha llamado mucho la atención en cuanto a su relación con el personal de la prisión que en el momento de abandonar las instalaciones penitenciarias el pasado 1 de junio para disfrutar del permiso fuera agarrada del brazo de uno de los trabajadores, a quien despidió con dos besos en el momento de encontrarse con su hermano Agustín, que había ido a recogerla a Alcalá de Guadaira.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Escandalosos privilegios

Los privilegios de los que disfruta Isabel Pantoja respecto a otras internas van más allá, pues en su regreso a Alcalá de Guadaíra tras finalizar el permiso, el 5 de junio, accedió a las instalaciones penitenciarias con más bultos de lo permitido.

Según las normas, el interno debe volver al centro con el mismo número de bultos con los que salió. Pantoja, en su caso, abandonó la cárcel con uno pero regresó con tres y se le permitió haciendo una pequeña 'trampa': en lugar de llegar por 'Ingresos' lo hizo por 'Comunicaciones', y dejó dos de las bolsas en manos de dos internas de confianza, que se las llevaron a 'Ingresos'. La tercera bolsa, la que llevaba la tonadillera, fue entregada al subdirector de Seguridad. Todo ello contraviniendo las normas, señalan quienes denuncian estas irregularidades.

A todo esto se añade que en lugar de ser cacheada en la entrada de la cárcel, como todas las presas, fue examinada en el interior de su celda. Algo también fuera del protocolo de actuación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Tensión de las reclusas hacia Isabel

Los privilegios de Isabel Pantoja han elevado la tensión en el centro, puesto que el resto de internas se sienten discriminadas hasta el punto de que varios funcionarios han avisado del riesgo de que se produzca un motín por parte de las reclusas.

A esto se suma que funcionarios de Alcalá de Guadaira denuncian que se sienten cohibidos y presionados por la Dirección del centro penitenciario cada vez que intentan obligar a la tonadillera a cumplir las normas que rigen para el resto de reclusas, pues la cantante se enfrenta a ellos y se queja a la dirección.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Los funcionarios, cohibidos

Una mayoría de los 15 encargados de módulo de la prisión donde se encuentra Isabel Pantoja han pedido a la Dirección del centro el traslado de Pantoja a otra prisión, ante el temor de motín y de que pueda ocurrir algún otro altercado: "Tememos que pueda pasar algo, las otras presas ven el trato de favor y al principio la adoraban, pero ya hay un mal rollo considerable. Esto es una cárcel, hay agresiones, hace año y medio le dieron una paliza a la jefa de servicio. Estamos jugando con fuego", recoge El Mundo.

Varios documentos a los que ha tenido acceso este diario -como el de la imagen-, evidencian cómo Pantoja se enfrenta a los funcionarios por algunas de sus decisiones ellos y cómo la Dirección pide a los trabajadores que las justifiquen. Eso hace que el personal penitenciario con el que tiene contacto la cantante se sienta desautorizado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Más privilegios

La situación de Isabel Pantoja en prisión parece que se tuerce para la artista, pues en previsión de posibles problemas con otras internas ya no se le permite salir a coser junto a ellas. Eso sí, una fuente de El Mundo señala que "aunque en realidad ella no cose, se lo hacen otras presas". Hay que recordar que esta actividad, unida a otras y al buen comportamiento y haber cumplido un tercio de la pena, ha hecho que la tonadillera haya podido disponer de su primer permiso.

Y a todo esto se une como colofón, una polémica que viene desde su ingreso en prisión, pues Isabel dispone de una celda para ella sola -la única 'sencilla'- del módulo, cuyo el resto de celdas cuenta con dos reclusas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Las dos caras de Isabel

Que el paso de prisión es duro para cualquier es una evidencia, también para Isabel Pantoja. A la derecha de la imagen vemos la ilusión y felicidad en su rostro el pasado 1 de junio al salir de la cárcel para disfrutar de su primer permiso penitenciario, y a la derecha su rostro más triste y serio al regresar a Alcalá de Guadaíra cuatro días más tarde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
El abogado de Pantoja niega los privilegios

El entorno de Isabel Pantoja no ha tardado en negar esta información. El abogado de la cantante, Carlos Esteban, que este martes acudía a realizar unas gestiones a la cárcel de Alcalá de Guadaíra, ha negado que ésta tenga algún tipo de favor. "Por favor, esa manifestación por mi parte solo merecería una respuesta improcedente, así que me la callo. ¿Dónde vamos a llegar por favor? No me consta y estoy convencido de que eso es totalmente una falacia, es incierto, la verdad", señalaba a Chance.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo