Raúl y Mamen, a Catar con escala en Menorca

La pareja y sus cinco hijos descansan en España antes de que el futbolista se incorpore a su nuevo equipo, Al Sadd, en Catar.

image

La pareja y sus cinco hijos descansan en España antes de que el futbolista se incorpore a su nuevo equipo, Al Sadd, en Catar.

1 de 9
Paseo de enamorados

El futbolista Raúl González y su mujer, Mamen, han vuelto a Menorca, como suelen hacer todos los años, para pasar las vacaciones de verano. Allí los hemos visto disfrutar en pareja de románticos días de descanso y del primer moreno del verano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
De vacaciones con su familia numerosa

Raúl y Mamen son fieles a la isla balear, donde poseen una preciosa y amplia casa, ya que son padres de cinco hijos: Jorge, de doce años, Hugo, de diez, los mellizos Héctor y Mateo, de seis, y la pequeña María, que nació el 4 de diciembre de 2009 y se ha convertido en la muñeca de la familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Tiernos gestos de cariño

La pareja, que se casó el 1 de julio de 1999, está tan enamorada como el primer día. En uno de los momentos del paseo, Raúl y Mamen se sentaron y abrazaron pensativos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Héctor y Mateo, los travisesos de la casa

Terminado su contrato con el Schalke 04 alemán, donde le rindieron un impresionante homenaje (el número 7 no volverá a utilizarlo ningún otro jugador de ese equipo), Raúl se relaja en familia antes de emprender, junto a su mujer y sus hijos, una nueva aventura profesional en el Al Sadd de Catar, con el que ha firmado por dos temporadas.

Sus hijos mellizos, Héctor y Mateo, se lo pasaron pipa saltando de roca en roca. La benjamina de la familia, también algo traviesa, intentaba imitar a sus hermanos mayores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Raúl pidió consejo a Pep Guardiola

La familia al completo se acercó hasta una cala para animar a Hugo, de diez años, que aprende a hacer windsurf.

La duda de si fichar por este equipo o por otro de Estados Unidos, que también le había echado el ojo, se la quitó Guardiola con sus consejos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Menorca, el refugio de amor de la pareja, verano tras verano

Antes de trasladarse a este pequeño emirato situado en el golfo Pérsico, Raúl y Mamen disfrutan de unas merecidas vacaciones, donde hacen una vida muy normal.

La pareja da rienda suelta a su amor cada verano en esta pequeña isla del mediterráneo. Como puede apreciarse año tras año. En la imagen, Mamen y Raúl en el 2004.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Menorca, el refugio de amor de la pareja, verano tras verano

Playa, sol, paseo por Puerto Fornells, deportes náuticos y comidas  en los restaurantes de la zona, donde el plato típico es la caldereta de langosta, que ellos degustan de vez en cuando.

En 2006, siempre prendientes el uno del otro. Mientras él recogía la sombrilla, ella le echaba agua para que no se quemase.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Menorca, el refugio de amor de la pareja, verano tras verano

Menorca se ha convertido en el refugio del matrimonio. Allí es donde se relajan y dejan ver su lado más infantil, como en 2008, que Raúl no puede aguantar echar agua a su mujer cuando ella va a entrar en el agua.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Menorca, el refugio de amor de la pareja, verano tras verano

A pesar de tener que estar pendiente de cinco niños, con edades comprendidas ente los doce y los dos años, la pareja siempre tiene un hueco para mimarse. En 2010, el matrimonio abrazado en la playa mientras vigilan los juegos de sus hijos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo