Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Farruquito: "Tengo amigos que hice en la cárcel"

Juan Manuel Fernández Montoya 'Farruquito' es un referente del flamenco actual. El bailaor nos abre su corazón en esta sincera entrevista en la que habla de su vida, su familia y su profesión. Señala que tiene dos personalidades: el artista y Juan, el del barrio, el que va con su mujer, Rosario, a comprar al Mercadona cada día.

Juan Manuel Fernández Montoya 'Farruquito' es un referente del flamenco actual. El bailaor nos abre su corazón en esta sincera entrevista en la que habla de su vida, su familia y su profesión. Señala que tiene dos personalidades: el artista y Juan, el del barrio, el que va con su mujer, Rosario, a comprar al Mercadona cada día.

1 de 6
Farruquito abre su corazón a Diez Minutos

Dice que quiere bailar hasta en la luna, y ya lo ha hecho en los teatros más afamados del mundo, llevando el flamenco a todos los rincones. De casta le viene al galgo: su abuelo, Farruco, fue el más grande bailaor que han dado todos los tiempos y él hoy en día es el mejor considerado. Hace años que pasó por prisión y sigue hablando de ello cada vez que se le entrevista. Juan Manuel Fernández Montoya, 'Farruquito', nos abre las puertas de su corazón y nos habla de sus tres hijos y su mujer, Rosario.

-¿Quién es Farruquito?
-Un muchacho al que le gusta bailar, la música y el flamenco. Una persona comprometida con su profesión. Me da mucha alegría cuando al flamenco le pasa algo bueno.

-¿Y quién es Juan?
-Es alguien que tiene mucho que ver con Farruquito pero que de vez en cuando trata de desconectar de él para ser el niño que siempre ha sido, para estar en un ambiente cómodo, familiar. Juan es el que acompaña a La Canija (su mujer) a comprar al Mercadona aunque tenga que hacerse 20 fotos y le pidan autógrafos. Voy al bar de 'La Pili' a tomar café porque es donde me he criado y quiero seguir yendo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
''Mi mujer sabe tratarme y hablarme como nadie''

-¿Qué papel tiene tu mujer Rosario en tu vida?
-Es una persona muy especial. La conocí cuando tenía doce años y yo tenía trece. Nos conocimos en la puerta de mi casa. Sigo viviendo allí, en el Cerro del Águila (Sevilla). No te pierdes... (risas), me ubicas rápido. La conocí siendo un niño. Forma parte de mi vida y tiene un papel importantísimo. Es más importante en mi vida que yo mismo, porque con la cabeza que tengo y la doble vida...  Ella es una mujer con los pies en el suelo y sabe tratarme y hablarme como nadie. Es la que tiene siempre el hilo de la cometa, con mucho cariño, pero es ella quien lo tiene.

-Dijo la revista “People” que eres uno de los 50 rostros más bellos del mundo.
-¡Yo qué sé! (risas). No puede ser así, desde luego. Son anécdotas de la vida y las guardo con cariño. La mujer que dijo aquello me vio bailar. La verdad que aquella noche en el City Center de Nueva York fue mágica. Esa noche pasó algo muy bonito y yo me sentí muy a gusto. 

-¿Haces deporte?
-Sí. Pero te confieso que no hago todo el que debiera por falta de tiempo. Siempre tengo algo. En la casa tengo tres máquinas para hacer deporte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
''Hay muy pocas gitanas viejas en los asilos. No conozco a ninguna. Eso es ser gitano''

-¿Qué te da miedo?
-Me da mucho miedo lo que pasa en el mundo. Estos cambios climáticos tan raros que nadie entiende... Esto acabará pegando un 'explotío'. Y lo que pasa con la gente, con las personas. Cada uno quiere vivir por su camino. Queremos ver los ojos que tendrán nuestros tataranietos y no hemos mirado ni una vez a los ojos a nuestras abuelas. Esas cosas me dan mucho miedo.

-¿Qué es para ti la familia?
-El compromiso es muy propio de nosotros. Hay muy pocas gitanas viejas en los asilos, no conozco a ninguna. Mueren en casa de sus hijos. Eso es ser gitano.

-¿Qué distingue a los gitanos de los payos?
-Una serie de costumbres, de tradiciones, pero nada más.

-¿Quiénes son Manuela y Triana?
-Mis dos niñas, que nacieron el 2 de junio. Las que no me dejan dormir por la noche. Son muy bonitas, como su madre, 'La Canija', Rosario. Y como mi madre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
''Hice muchos amigos en la cárcel''

-¿Qué es para ti la libertad?
-Para mí la libertad es bailar por bulerías. Eso es la libertad.

-Es inevitable hablar de la condena que te llevó a la cárcel. ¿En ese tiempo ensayabas, taconeabas?
-Eso siempre. No he podido dejar de hacerlo nunca porque, entre otras cosas, es lo que me da para buscarme la vida.

-¿Tenías tiempo para ensayar en la cárcel?
-Imagínate. Había tiempo de sobra... Demasiado tiempo.

-¿Hiciste amigos?
-Muchos. Y sigo viéndome con algunos de ellos.

El 16 de enero de 2007, Farruquito entra en prisión por homicidio imprudente y omisión del deber de socorro tras el atropello mortal de un peatón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
''Estar en prisión te hace apreciar la libertad''

-¿Cómo te cambió la vida estar en prisión?
-Pues te cambia mucho, muchísimo. Te hace pensar otras cosas que antes no pensabas. Te hace apreciar otras cosas. La libertad misma. Un paseo con tus familiares, estar con ellos. Poder llamarlos por teléfono cuando quieres y no cinco minutos al día. Esas pequeñas cosas para quien no ha vivido lo que yo a lo mejor no se perciben igual. Hoy en día, cuando cojo un avión, pienso en mi niño, mis niñas, mi mujer... Antes los echaba de menos pero no es lo mismo.

-¿Tu plato favorito?
-Patatas fritas con huevos.

-¿Un color?
-El blanco.

Dos años antes de entrar en prisión se casó con Rosario, 'La Canija', en septiembre de 2005. Fue una gran boda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
“Piensa de mí lo que quieras, que esto que a mí me ha pasado le puede pasar a cualquiera”

-¿Un personaje histórico?
-Es muy evidente que diga mi abuelo Farruco, pero es el más cercano que tengo. Junto a él mi padre. Él era otro personaje histórico... Analfabeto pero muy inteligente.

-¿Una frase?
-Tengo muchas. Leo mucho a Oscar Wilde. Einstein tiene grandes frases. Estoy buscando una mía... Es una frase que resume muchas ideas: “Piensa de mí lo que quieras, que esto que a mí me ha pasado le puede pasar a cualquiera”.

El bailaor y su mujer son padres de tres niños, El Moreno, de tres años, y Manuela y Triana, dos mellizas recién nacidas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo