Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Fran Rivera, que recibe el alta, no se pierde la presentación de su hija Carmen

Fran Rivera, que se recupera de la terrible cogida sufrida en Huesca, ha acompañado a su esposa a la salida del hospital donde Lourdes Montes daba a luz a su hija Carmen. Aunque no se esperaba, finalmente el torero ha recibido el alta y ya está en casa con su familia.

Fran Rivera, que se recupera de la terrible cogida sufrida en Huesca, ha acompañado a su esposa a la salida del hospital donde Lourdes Montes daba a luz a su hija Carmen. Aunque no se esperaba, finalmente el torero ha recibido el alta y ya está en casa con su familia.

1 de 8
Fran y Lourdes, orgullosso papás de Carmen Rivera Montes

Fran Rivera y Lourdes Montes han presentado en sociedad a su hija Carmen pasada las 13.30 horas de este viernes 21 de agosto.

Era una imagen doblemente esperada, primero porque conocíamos a la hija de la popular pareja, y en segundo lugar porque comprobábamos el estado del torero, que sufrió una gravísima cogida en la plaza de toros de Huesca el pasado 10 de agosto.

La pequeña Carmen llegaba al mundo sólo 48 horas antes de su primera aparición pública. Nació en el Hospital Quirón Sagrado Corazón de Sevilla el pasado miércoles 19.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Una mamá feliz

Lourdes Montes, que se mostraba muy recuperada del parto, estaba absolutamente estaba radiante y feliz con su hija en brazos.

El parto de Carmen fue natural aunque difícil ya que duró varias horas como contado su cuñado, Cayetano Rivera, poco después del nacimiento de su sobrina.

La esposa de Fran Rivera no podía disimular su felicidad, pues acaba de lograr hacer realidad el sueño de convertirse en madre junto al hombre que quiere y formar su propia familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
En brazos de mamá

En su primera aparición pública con su hija, Lourdes Montes era la encargada de llevarla en brazos, seguramente porque su marido, Fran Rivera, no podía debido a que todavía está recuperándose de la terrible cornada de Huesca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Una niña morenita

Tal y como adelantó Cayetano Rivera, la pequeña Carmen es una niña muy gordita, muy morena y muy guapa.

El bebé estaba de lo más tranquilo en brazos de su madre, dormidita en sus brazos, ajena al interés que despertaba en la prensa situada frente a ellos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
De blanco

Para su primea aparición pública, Carmen Rivera Montes vestía un conjunto blanco de recién nacido con gorrito a juego.

En la imagen vemos un primer plano de la niña, que es una verdadera preciosidad y está para comérsela.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Fran también recibe el alta

Lourdes abandonaba el hospital con su hija en brazos muy feliz. La joven abogado y diseñadora sevillana se marchaba a casa con Carmen, y con ellos tambien se iba Fran Rivera, que ha recibido el alta finalmente, aunque ésto no se esperaba.

Para la salida del hospital, Lourdes elegía un vestido camisero de manga larga en color amarillo con estampados de flores en negro. Completaba su look con unas sandalias de cuña con tira al tobillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Fuerzas de flaqueza para un momento muy feliz

Francisco Rivera deseaba estar en el momento en el que su esposa y su hija se marcharan a casa, pues era consciente del interés del momento. Quería estar a su lado y la cornada no se lo ha impedido, aunque le veíamos caminar con cierta dificultad, a paso lento y con algunos signos de dolor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Fran habla de Lourdes y Carmen

Francisco Rivera y Lourdes Montes han posado para los fotógrafos durante varios minutos.

"Ya son muchas mujeres las que dependen de mí... Lourdes se ha portado increíble, ha sido impresionante, ha demostrado que es una mujer 10" señalaba el diestro, que ha atendido a la prensa mientras su mujer se dr¡irigía al coche que iba a llevarla a casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo