Isabel Pantoja dejará de pagar su multa si le deniegan el tercer grado

La tonadillera considera que está cumpliendo con todos los requisitos legales y le molesta que le denieguen el régimen de semilibertad. Además, cada vez le resulta más complicado conseguir dinero para ir pagando la multa trimestral de 200.000 euros. Se plantea no hacerlo pese a que se incremente su condena.

La tonadillera considera que está cumpliendo con todos los requisitos legales y le molesta que le denieguen el régimen de semilibertad. Además, cada vez le resulta más complicado conseguir dinero para ir pagando la multa trimestral de 200.000 euros. Se plantea no hacerlo pese a que se incremente su condena.

1 de 8
Isabel Pantoja: ''¿Por qué no me aplican la ley?''

No puede más. Isabel Pantoja cumple su condena de dos años de prisión –ingresó el 21 de noviembre de 2014– y va pagando a plazos su deuda de 1,2 millones de euros, pero lleva días que no deja de repetirse una pregunta: “Si estoy cumpliendo con todo, ¿por qué los jueces y fiscales no me aplican la ley?”. Según sus allegados, se lo cuestiona tras serle denegado el tercer grado –el 21 de julio cumplió un tercio de su condena (ocho meses) y ha disfrutado de dos permisos penitenciarios, pero espera que le llegue ya el régimen de semilibertad–.

Además, en menos de quince días deberá hacer frente al cuarto pago de la multa: 200.000 euros. Pero Isabel Pantoja está cansada y, según fuentes cercanas a ella, tras realizar este pago, ha decidido dejar de abonarlo si el juzgado de Sevilla le deniega el tercer grado. En breve, se conocerá qué decide el juez. Si se opone a su salida, la tonadillera se plantea no seguir pagando, aunque el impago de la multa conlleve un grave perjuicio para ella: seis meses más de cárcel.

2 de 8
Le cuesta recaudar el dinero de la multa

Cada vez le cuesta más esfuerzo recaudar la cifra trimestral de 200.000 euros de la multa. En la familia, Isabel Pantoja siempre ha sido el principal sustento económico, pero ahora lleva casi un año sin subirse a los escenarios y, por tanto, sin recaudar.

A la multa se suman los gastos mensuales de la familia, que son muy elevados. Sólo en hipotecas se le van al mes 30.000 euros. La familia tiene varios inmuebles hipotecados: la casa de La Moraleja (Madrid), la vivienda de Fuengirola (Málaga), la finca de “Cantora”...

3 de 8
Ayudada económicamente por su hijo, Kiko Rivera

La situación de la artista es tan desesperada que, como cuentan los más cercanos a ella, hasta Kiko Rivera va a aportar algo porque quiere colaborar. El hijo de Isabel cobra por bolo entre 4.000 y 6.000 euros (depende del aforo, del tipo de local, del grado de compromiso…).

De todos modos, la cantidad será baja porque un alto porcentaje de sus ingresos se los retiene Hacienda debido a ciertas irregularidades que le detectaron en sus declaraciones de IRPF.

4 de 8
A Chabelita ''ni se la espera''

La que por ahora no parece haberse prestado a ayudarla es su hija, Isa. “Ni está ni se la espera”, dicen que comentan los familiares en su casa.

Hasta Agustín Pantoja se ha desplazado a Madrid para poner orden en las cuentas y propiedades de su hermana. Ha mantenido reuniones con notarios y asesores fiscales para conocer de primera mano las cifras reales de deudas, hipotecas e intereses.

Una de las opciones que siempre ha barajado la familia Pantoja es vender sus propiedades; pero no “malvender”. Saben que el mercado inmobiliario vive un momento delicado, aunque no pueden aceptar que por inmuebles como el de La Moraleja, en Madrid, les ofrezcan tan sólo 1,8 millones de euros. La cantidad mínima por la que se desprenderían de ella es la de 2,6 millones. Pues ésa es la cifra con la que se pagaría el resto de la multa (600.000 euros a fecha de hoy) y se quitarían todas las cargas hipotecarias que tienen.

5 de 8
Quieren vender la casa de El Rocío por 750.000 euros

Por otro lado, por la casa de El Rocío han querido darle 200.000 euros. Pero los Pantoja tienen muy claro que no la venden por debajo de los 750.000 euros, como apuntan estas fuentes. Hasta la finca de “Cantora”, que no la vivienda, también está a disposición de posibles compradores.

Hay varias personas interesadas, pero dudan que las negociaciones prosperen. Hay que añadir que todas las cuentas bancarias a nombre de Isabel Pantoja Martín están bloqueadas. El saldo más elevado que tiene en una de ellas no llega a los 6.000 euros. De hecho, cuando se realiza un pago de la multa no pueden ingresar el dinero aquí. Si lo hace, automáticamente queda bloqueado y ya no puede disponer de él. La cantidad tienen que consignarla directamente en los juzgados de Málaga.

6 de 8
Contratada antes de salir de prisión

En junio, fecha del anterior pago de la multa, los 200.000 euros los consiguió gracias al dinero que le debía el empresario Ángel Vilariño (61.000 euros); y al arrendamiento de “Cantora”. Un empresario de Cádiz ha alquilado la parte explotable para ganado durante cuatro años (a razón de 32.000 euros anuales y otros 16.000 por lo que resta de 2015).

Para este próximo plazo el dinero ya está reunido. Varios empresarios la han contratado antes de salir de prisión para que cante. Será su puesta de largo en los escenarios, aunque la fecha no existe aún. Su caché es la envidia de muchos cantantes, ya que su vuelta se cotiza entre 60.000 y 100.000 euros. Habrá que esperar a ver si Isabel mantiene su decisión o no de no pagar pese a que le suponga aplazar seis su salida de la cárcel.

7 de 8
Problemas en cifras

 • En quince días debe pagar el plazo de 200.000 euros de la multa.
• 30.000 euros gasta al mes en hipotecas.
• 1,8 millones de euros es lo que le ofrecen por su casa de La Moraleja, pero la cantante no quiere venderla por menos de 2,6 millones.
• Por la casa de El Rocío le ofrecen 200.000 euros pero ella no quiere venderla por menos de 750.00.
• Necesita conseguir 600.000 euros por la venta de sus propiedades para quitarse todas las cargas hipotecarias.
• El saldo más elevado de sus cuentas es 6.000 euros.

8 de 8
Su hermano y su hijo, a su lado

Agustín Pantoja ha tenido reuniones recientemente en Madrid para tratar de solventar los problemas de las delicadas cuentas de su hermana. Su hijo Kiko también quiere ayudarla y quiere entregarle parte de lo que cobra de sus actuaciones. Están haciendo lo posible por conseguir dinero. Tienen a la venta la finca “Cantora”, pero no la vivienda. Tienen arrendado a un empresario de Cádiz la parte explotable para ganado por cuatro años –cobrarán 16.000 euros por lo que queda de 2015 y 32.000 anuales–.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io