Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Ana Boyer y Fernando Verdasco se van a vivir juntos a un ático

El tenista y la hija de Isabel Preysler han tomado la decisión de irse a vivir juntos, afianzando así su relación de dos años. La pareja ha alquilado un lujoso ático en la zona centro de Madrid al que seguramente le hagan alguna reforma para definitivamente entrar a vivir en él y comenzar una nueva etapa de su relación. Esta marcha de la casa familiar coincide con la estancia de Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa en Nueva York, donde han coincidido con uno de los hijos del escritor y su mujer, que aceptan la nueva relación del Nobel. 

El tenista y la hija de Isabel Preysler han tomado la decisión de irse a vivir juntos, afianzando así su relación de dos años. La pareja ha alquilado un lujoso ático en la zona centro de Madrid al que seguramente le hagan alguna reforma para definitivamente entrar a vivir en él y comenzar una nueva etapa de su relación. Esta marcha de la casa familiar coincide con la estancia de Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa en Nueva York, donde han coincidido con uno de los hijos del escritor y su mujer, que aceptan la nueva relación del Nobel. 

1 de 5
Vivirán en un lujoso ático de la Castellana

Fernando Verdasco y Ana Boyer ya tienen su nidito de amor, y es que la pareja ha alquilado un lujoso ático de Madrid para irse a vivir juntos tras dos años de relación.

El tenista y la hija de Isabel Preysler han elegido el Paseo de la Castellana para fijar su residencia. Se trata de un edificio amuralladado con un frondoso jardín alrededor que les dota de la mayor privacidad posible.

Al parecer, antes de entrar a vivir en él quieren hacer una serie de reformas para dejarlo a su gusto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Una pareja reservada

La pareja comenzó su relación en el año 2013 y en sus inicios ambos eran muy reservados con su vida privada pero poco a poco fueron dejándose ver juntos en distintos actos públicos.

Sus redes sociales también cuentan cómo es su vida cuando están juntos y lo bien que se lo pasan. En este caso, esta imagen la subió la pareja a Instagram y es de la boda de Feliciano López con Alba Carrillo. Ambos estaban guapísimos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Celebraron su segundo aniversario en el Caribe

Ana y Fernando han celebrado su segundo año de amor en el paraíso caribeño de Mustique. Fue un viaje muy romántico en el que ambos se volvieron a dar cuenta de que están hechos el uno para el otro.

Para la hija de Isabel Preysler, Fernando ha sido un gran apoyo en momentos delicados como la muerte de su padre, Miguel Boyer. Él siempre ha estado con ella y su ayuda ha sido la más importante.

La pareja aún no se ha comprometido, pues así lo anunciaba la propia Ana, pero han dado un importante paso para su relación, pues comienzan una nueva etapa de convivencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Una pareja perfecta

Se rumoreaba que el chalet de Verdasco sería el elegido como nidito de amor, sin embargo la pareja ha preferido buscarse una casa más centrica, cerca del trabajo de Ana.

En esta imagen, subida al Instagram de la hija de Isabel Preysler, puede verse lo enamorados y felices que están uno al lado del otro.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa, de fiesta con el hijo mayor de éste

La marcha de la casa familiar de Ana Boyer coincide con la estancia de su madre, Isabel Preysler, en Nueva York. Ésta se ha marchado al otro lado del charco durante un tiempo para estar con Mario Vargas Llosa. El escritor se encuentra allí porque está dando clases en la Universidad de Columbia.

La pareja asistió a la gala ''Hispanic Society of America'' donde Llosa fue galardonado con la medalla Sorolla, premio que se da a todos aquellos que contribuyen a las artes y culturas hispanas.

En la fiesta coincidieron con el hijo mayor de Mario, Álvaro, y su mujer, Susana Abad, y estuvieron conversando durante bastante tiempo, demostrando que la relación entre padre, novia e hijo es buena.

Al día siguiente, los cuatro estuvieron dando un agradable paseo por Nueva York junto a la nieta de Mario, Aitana (16 años) Posteriormente, estuvieron comiendo en el restaurante Harry Cipriani y pasando un buen rato en el cine.

Así, parece que Isabel Preysler ya mantiene una relación buena y cordial con al menos uno de los hijos del escritor.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo