Sarah Jessica Parker, todo por vender

La actriz ha abierto una tienda efímera en Nueva York con los zapatos que ella misma diseña y que, ahora, también ella misma vende.

Sarah Jessica Parker en su tienda de zapatos de Nueva York
Gtres

Al igual que Carrie Bradshaw, su mítico personaje de la exitosa serie 'Sexo en Nueva York', Sarah Jessica Parker también es una apasionada de los zapatos. Tanto le gustan que, hace cuatro años, se lanzó a diseñar su propia línea de calzado bajo el nombre 'SJP'. Ante el éxito que tienen sus diseños, la actriz ha decidido volver a abrir su tienda efímera en pleno centro de Nueva York, en 6 West 52nd Street.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Gtres

Sarah está tan implicada en este proyecto que no duda en convertirse en vendedora por un día e incluso tirarse por los suelos para probar los zapatos a sus clientas quienes en un inicio sólo podían comprarlo por internet a través de Amazon.

No es la primera vez que lo hace porque, a finales de noviembre del año pasado, la actriz ya tuvo durante una semana una tienda 'pop up' en Nueva York, pero en otra dirección, en el 640 de la famosa Quinta Avenida.

Gtres

El mismo día de la inauguración, la actriz de 53 años se mostró muy emocionada y no paró de ir de un lado a otro siempre con una sonrisa. Desde luego, Sarah se movía como pez en el agua por el local y estaba encantada con su papel de vendedora. Está claro que no se le caen los anillos. ¡Vamos que le faltó coger la fregona y ponerse a limpiar!

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y es que hizo de todo pero lo que más ilusión le hizo fue abrir las puertas del local a todas las personas que esperaban la inauguración. Así de feliz y dicharachera lo mostraba en su perfil de Instagram con este divertido video.

Tan orgullosa está de sus diseños que la actriz no dudó en ponerse uno de sus zapatos para la ocasión. Eligió el modelo 'Celine' de tacón ancho y repleto de cristales brillantes cuyo precio ronda los 200€.

Mucho glamour en los pies pero poco arriba. Sarah optó por unos vaqueros finos con vuelta en el tobillo y un sencillo jersey gris básico que parecía algo desgastado a juzgar por las pelotillas que llevaba... Ay, Sarah con lo que tú eres para la moda.

Gtres

No sabemos si el jersey gris era el uniforme de la tienda porque uno de los amigos de la actriz llevaba el mismo conjunto. El misterioso hombre se acercó por sorpresa y le plantó un afectusoso beso con abrazo incluido que la dejó estupefacta. ¿Amigo íntimo o un simple dependiente muy fan de Sarah?

De todos modos, la actriz contó con el apoyo de todos sus amigos como el famoso presentador de televisión Andy Cohen que decidió pasarse por la tienda, que estaba a reventar, para felicitar a la diseñadora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo