El drama de Kim Kardashian al hacer su primera foto de familia

La estrella de la televisión ha querido compartir su primera foto de familia con su nuevo miembro, Chicago, pero no todo salió como ella esperaba...

image
Gtres

¿Quién le iba a decir a Kim Kardashian que hacerse una foto familiar iba a ser casi misión imposible? Pues ni ella ni nadie, porque la súper estrella televisiva ¡casi sale llorando de la sesión de fotos! Kim quiso compartir hace unas horas su primera foto familiar oficial al completo, en la que aparece con su marido, el rapero Kanye West, y sus hijos North, Saint y Chicago. Y aunque la foto es idílica, lo cierto es que el drama iba por dentro. "No creo que podáis entender lo difícil que es tomar una buena foto de familia. Esto es todo lo que conseguimos antes de que los tres críos se pusieran a llorar. Creo que yo lloré también", escribió junto a la imagen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Esa no es la única foto familiar que ha compartido la experta en redes sociales. Ya el pasado año quiso felicitar las fiestas con una bonita postal, y todo antes de que naciera Chicago por gestación subrrogada, cuando los rumores de que un tercer bebé estaba en camino estaban a punto de ser confirmados.

View this post on Instagram

Happy Holidays

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Gracias al apoyo de su familia, Kim ha podido reponerse casi al completo de todo el drama vivido aquel fatídico 3 de octubre de 2016, cuando sufrió un terrible robo a punta de pistola en su hotel de París durante la Semana de la Moda, en el que creyó que iba, literalmente, a morir de un disparo.

Solucionado ese problema, y arrestados los ladrones, Kim pudo recuperar su vida poco a poco: dejó de publicar fotos durante meses y, cuando volvió, lo hizo con una nueva imagen mucho menos pretenciosa y muy relajada. Aún así, Kim, a día de hoy, sigue sufriendo episodios de ansiedad por culpa de aquel terrorífico momento, y en el que su principal preocupación fue que no la mataran tras rogar a los ladrones que no lo hicieran. No era, ese, sin embargo, su objetivo, sino amedrentarla para robarle joyas y objetos personales por un valor de casi 10 millones de euros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
View this post on Instagram

family

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Ahora, Kim vive feliz con su familia y su trabajo, dos ámbitos que le están dando muchas alegrías últimamente, y es que la estrella de los 'realities' ha sacado recientemente una línea de maquillaje, 'KKW Beauty' (por sus iniciales), en la que, además de pigmentos sueltos, labiales, correctores, polvos translúcidos, iluminadores y kits de 'contouring', ha lanzado una paleta de sombras junto a su gran amigo y maquillador Mario Dedivanovic.

Después de su hermana Kylie Jenner, Kim ha querido probar suerte en el mundo de la belleza, donde ha visto un filón con el que ganar mucho dinero. De hecho, la empresa de Kylie -'Kylie Cosmetics'- ya supera los mil millones de valor, y eso que su dueña ¡tiene sólo 20 años!

Publicidad - Sigue leyendo debajo