Kim Kardashian y Donald Trump, reunión en la Casa Blanca

La mediática estrella estadounidense ha sido recibida por el presidente en el despacho oval de la Casa Blanca para hablar sobre la reforma carcelaria y pedir el indulto de una mujer.

image
Gtres

Kim Kardashian pasó de ser un personaje denostado por las altas esferas debido a su origen catódico a convertirse en la estrella que todo el mundo quiere tener cerca, aunque sea para echarse la foto. Sino que se lo digan a la editora jefe de Vogue USA, Anna Wintour, que afirmó en su día que jamás protagonizaría una portada de su ‘exclusiva’ publicación y acabó bajándose los pantalones cuando vio que el fenómeno Kardashian no era flor de un día…

Ahora, la protagonista de ‘Keeping Up with the Kardashians’ ha tenido el honor de visitar la Casa Blanca y ser recibida en el despacho oval nada más y nada menos que por el mismísimo Donald Trump.

Twitter

El asunto de la reunión era hablar sobre la reforma carcelaria, causa en la que la celebrity ha estado implicada muy activamente en los últimos meses. Y es que Kim, más allá de la imagen frívola que ofrece a los medios, también utiliza su poder mediático para apoyar distintas causas sociales. Vestida en traje negro y tacones de aguja amarillos, la miembro del clan más mediático de la televisión estadounidense concertó la cita a través del yerno del presidente, Jared Kushner.

Trump ha sido el encargado de compartir una imagen del encuentro a través de sus redes sociales, señalando que ha sido “una gran reunión”. Kardashian llegó dispuesta a pedir el indulto de Alice Marie Johnson, una mujer de 63 años que fue condenada a cadena perpetua hace más de dos décadas por delitos de drogas y lavados de activos.

Kim también se ha pronunciado a través de las redes sociales después de que tuviera lugar la reunión. La joven explica que está a la espera de que el presidente haga caso a su petición después de que ella misma promoviera una recogida de firmas para obtener el indulto. Barack Obama, el predecesor de Trump como presidente de los Estados Unidos, conmutó durante sus 8 años de mandato más de 1.700 condenas, la única forma que tienen los presos estadounidenses de disfrutar de libertad condicional, ya que el sistema federal de prisiones no cuenta con otra medida para eludir la cadena perpetua.

Instagram
Publicidad - Sigue leyendo debajo