Todo lo que no sabías de la visita de los Obama a España

Aunque Barack Obama y su familia levantan pasiones allá donde vayan, España no ha sido menos, y ha recibido a los Obama como se merecen, con toda nuestra cultura a su disposición y, por supuesto, un buen vino español.

España es el lugar elegido por muchos extranjeros para veranear. Los Obama también han sucumbido a los encantos de nuestro país, y no es para menos. Su semana en Madrid estuvo llena de eventos, y la familia que hasta hace poco vivía en la Casa Blanca se empapó de la cultura española. Visitaron el Museo Thyssen y el Museo del Prado, pues querían ver 'Las Meninas', una de las joyas del Barroco español. Por su parte, Obama disfrutó el último día de una visita guiada en el museo Reina Sofía por el Rey Felipe VI, donde hicieron especial hincapié en las obras de Salvador Dalí y en 'Guernica', de Pablo Picasso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pero la cultura no son solo museos, sino también la espléndida gastronomía que ofrece nuestra tierra. El primer día, Michelle y sus hijas, Shasha y Malia, disfrutaron de un restaurante italiano en el barrio de Salamanca. Allí, Michelle pidió un Valduero reserva premium de 6 años 2009, algo que llamó la atención del famoso escritor Ken Follet y del periodista Carlos Herrera, con los que comparte los mismos gustos. Y es que, es cierto que hay pocos vinos que superen el sabor de los elaborados en la Ribera del Duero.

Siguiendo con su recorrido gastronómico, también visitaron el Café Murillo. Además, disfrutaron de una actuación privada de Pitingo en el restaurante 'El Filandón' en El Pardo. Pero el cantante no fue el único que pudo conocer a los Obama, Penélope Cruz y Pedro Almodóvar también tuvieron la oportunidad.

"He conocido mucha gente gracias a mi trabajo pero pocos me han impresionado tanto como @barackobama y @michelleobama#maravillosos", decía la actriz.

Pero ya hecha la visita a la capital y todos los compromisos que eso entrañaba, los Obama se retiraron a Málaga y Mallorca para pasar unos días tranquilos haciendo el turismo que más triunfa en nuestro país: el de sol y playa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo