Demi Lovato lanza un emotivo mensaje: ''Quiero dar las gracias a Dios por mantenerme viva y bien''

La cantante estadounidense, ingresada en un hospital de Los Ángeles por culpa de una sobredosis, rompe su silencio para agradecer el apoyo recibido y hablar sobre su nueva recaída. "Ahora necesito tiempo para sanar y concentrarme en mi sobriedad y mi camino a la recuperación", reconoce.

Demi Lovato envía un mensaje a través de las redes sociales tras ser ingresada por una sobredosis.
Gtres

A la espera de que obtenga el alta hospitalaria y pueda comenzar su proceso de rehabilitación en una clínica especializada, Demi Lovato ha roto su silencio en redes sociales para confesar el motivo de su ingreso en el hospital Cedars Sinai de Los Ángeles. Pese a que los rumores apuntaron desde un primer momento a una nueva recaída en su adicción a las drogas, más en concreto a la heroína, no ha sido hasta ahora cuando la cantante ha saltado a la palestra para sincerarse sobre su problema y agradecer todo el apoyo recibido. "Siempre he sido transparente acerca de mi viaje con la adicción. Lo que he aprendido es que esta enfermedad no es algo que desaparece o se desvanece con el tiempo. Es algo que debo continuar superando y aún no he hecho”, comienza diciendo Demi en un mensaje colgado en su cuenta de Instagram.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Quiero dar las gracias a Dios por mantenerme viva y bien. Para mis fans, estoy eternamente agradecida por todo vuestro amor y apoyo durante la última semana y más allá. Vuestros pensamientos positivos y vuestras oraciones me han ayudado a pasar por este difícil momento”, continúa diciendo antes de hacer mención a sus familiares y a los miembros del hospital: “Quiero agradecer a mi familia, a mi equipo y al personal del Cedars Sinai que han estado a mi lado todo este tiempo. Sin ellos, no estaría aquí escribiendo esta carta a todos vosotros”.

Para terminar, Lovato anuncia su compromiso de hacer frente de nuevo a la enfermedad: “Ahora necesito tiempo para sanar y concentrarme en mi sobriedad y mi camino a la recuperación. El amor que todos me habéis mostrado nunca será olvidado y espero ansiosa el día en que pueda decir que salí del otro lado. Seguiré luchando".

El pasado 24 de julio, tras haber pasado la noche de fiesta y celebrando el cumpleaños de una amiga, la exchica Disney fue encontrada por los servicios médicos en su domicilio de Hollywood Hills en estado inconsciente.

Un trágico acontecimiento que la artista, de 25 años, ha sufrido en plena gira 'Tell Me You Love Me World Tour', la cual, lo más probable, se verá afectada por su necesidad de pasar por rehabilitación. Esta nueva recaída de la cantante, que ella misma hizo oficial el pasado mes de junio coincidiendo con el lanzamiento de su nuevo trabajo 'Sober', llega a su vida tras seis años sin probar ninguna sustancia. En 2010 la cantante fue ingresada por primera vez en un hospital a causa de sus adicciones y, tras un duro tratamiento, en 2012 la misma Demi declaró que estaba "limpia".

Publicidad - Sigue leyendo debajo