Naomi Watts no pierde la elegancia ni montando en bicicleta

La actriz de 'Lo imposible' no deja su glamour ni para ir en bici. La intérprete se ha paseado por las calles de Nueva York sobre dos ruedas y luciendo un elegante vestido veraniego. ¡Antes muerta que sencilla!

Naomi Watts montando en bici por las calles de Nueva York
Gtres

Naomi Watts no pierde el glamour ni cuando va sobre dos ruedas. Como buena amante del deporte y la vida sana, la protagonista de la película 'Lo imposible' salió a dar un paseo por las calles de Tribeca, el popular barrio de Nueva York. Para su recorrido, Naomi no optó por el transporte público ni por un taxi sino que prefirió hacer un poco de ejercicio y alquiló una de las bicicletas que se encuentran repartidas por el barrio. A pesar de que su atuendo no era el que más facilitaba la labor de pedalear, porque lucía un vestido, sandalias y sombrero, la actriz se desplazó por la ciudad de los rascacielos con suma elegancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

Enfundada en un vestido amarillo muy fresquito y 'chic', que ha combinado con un sutil lazo color negro como cinturón y con unas sandalias de piel, también negras, la actriz se ha montado sobre ruedas para recorrerse las calles del famoso barrio neoyorquino. Pero no acaba aquí la cosa, y es que como buena amante de la moda y las tendencias, Naomi ha querido completar su estilismo con todo tipo de detalles. Pues la intérprete también se ha puesto un bolso de piel marrón, unas originales gafas de sol y un gorro de paja. Un look de lo más completo y lleno de glamour aunque solo fuera para montar en bicicleta.

Y es que más allá de ser un referente en el mundo de la interpretación, la actriz también pisa fuerte en el mundo de la moda. En todas sus apariciones, Naomi no deja indiferente a nadie y acapara todos los flashes y miradas con sus elegantes estilismos. Solo hace falta recordar el vestido que lució en la pasada edición de la Gala Met, en color dorado y larga cola, firmado por Michael Kors, o el original vestido negro con bordado en el pecho que lució el pasado noviembre en la Gala Internacional del Guggenheim. Y es que después de ver a Naomi montar en bicicleta con sus mejores galas, a ver quién se atreve ahora a ponerse el chándal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo