Tilda Swinton recoge el Premio Honorífico de Sitges horas después de la muerte de su padre

La actriz de 'Suspiria' consigue emocionar al público de Sitges al recoger su galardón confesando que su padre había muerto horas antes.

Tilda Swinton
Maria José Rasero

Con un vestidazo rojo plisado de Vetements, Tilda Swinton llegaba al Festival de Sitges pisando fuerte y prometiendo convertirse en la protagonista indiscutible de la jornada. La actriz llegó a España a punto para la proyección de su nueva película 'Suspiria', dirigida por Luca Guadagnino, y triunfó de manera descomunal tanto dentro como fuera de la alfombra roja. De manos de Juan Antonio Bayona recibió el Gran Premio Honorífico antes de la proyección del largometraje. Al recoger el galardón se le quebró la voz y supimos, entonces, por qué Tilda tenía ese brillo en los ojos. "Esto significa mucho para mí", confesaba la actriz. Y entre lágrimas continuaba: "Mi padre ha muerto esta mañana. Estuve a su lado una semana y le veía dormir, soñando. Me preguntaba en qué pensaba. Esta mañana estaba en Escocia y no sabía si venir o no a Sitges. ¿Voy?¿No voy? ¡Sí! Porque es para celebrar la fantasía", decía mientras todo el auditorio se ponía en pie para aplaudir su valentía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Maria Jose Rasero

La camaleónica actriz protagonizó el momento más emotivo del festival, conquistando el corazón de todos con sus palabras. Aunque después de este momentazo de Tilda, la película era lo de menos, Suspiria era la encargada de inaugurar la 51ª edición del Festival Internacional de cine fantástico de la ciudad. Y lo hizo con algunos aplausos y silencios más que reveladores.

Antes de la entrega del premio el director del festival, Àngel Sala, ensalzó la trayectoria de Swinton como "una de las grandes personalidades de la interpretación en el mundo, y en el mundo fantástico". Pero no sabemos si habrá sido suficiente para conquistar al público...

Publicidad - Sigue leyendo debajo