Demi Moore felicitada por Ángel Antonio Herrera

La actriz cumple 56 años y recibe una dedicatoria muy especial por parte del periodista y escritor.

La actriz Demi Moore en una galería de arte en Los Ángeles en septiembre de 2018
Getty Images

De Demi Moore van a quedar para las hemerotecas de oro su posado de guapa embarazada, en “Vanity Fair”, que luego tantas otras han imitado, y su cabeza rapada al cero, en la peli “La teniente O’Neil”. Eso, y que aceptó una proposición indecente por exigencias de guión. Estamos ante una famosísima. Y la famosísima cumple 56 años este 11 de noviembre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

No mucha gente sabe que el apellido Demi lo adoptó de su primer marido, Freddy Moore. A éste –nos referimos al marido, no al apellido– le siguió Bruce Willis, que es, además, el padre de las tres hijas de Demi. Se divorciaron en el año 2000, después de 13 años de matrimonio. Se arriesga por ahí que el motivo del divorcio fueron los celos mutuos, aunque eso ya ha pasado al baúl de los recuerdos, porque ahora Demi y Bruce se llevan como dos amigos, y se reúnen, tan contentos, cuando hay ocasión familiar resonante, que suele ser muy a menudo.

A principios de su carrera, Demi hizo los oficios difíciles de la modelo, bajo seudónimo, con posados donde se derrochaba en descaro y se ahorraba en ropa. Aquellas fotos de chica que se buscaba la vida se publicaron después, reiteradamente, cuando Demi dio el estirón profesional, y se hizo famosa de portada con vestuario de Hollywood. Demi no es una actriz de alto magisterio, según los que saben, o dicen que saben, pero sí una actriz que supo ocupar un sitio, en su momento, y un éxito de guapa de belleza no demasiado convencional.

Llegó a cobrar más de diez millones de dólares por una película. Tras Willis, se casó y se divorció de un apolo de juventud, Ashton Kutcher, y se contó que tuvo que aliviar la depresión con clínicas. Ha sido y es una famosísima, y una pionera, por algunas de las razones arriba apuntadas, y porque empezó bien joven en la mala vida rebelde, que no sé yo si a estas alturas le parecerá que es la buena. Lo que sabemos es lo que sabemos: vive bajo el lema de “paciencia y buenos alimentos”.


La Rosa


Publicidad - Sigue leyendo debajo

Se cortó el pelo al cero, para un película, y ahí descubrimos su feminidad
de teniente. Ella cuenta que Bruce Willis, su marido entonces, vio que la calva
le quedaba mejor a ella que a él.

El Látigo

Gema Checa


Cargó fama de artista que siempre pedía más, a lo largo de los rodajes, o después. En el Festival de Cine de San Sebastián propuso que debían pagarle un caché extra si hacía la alfombra roja.

Publicidad - Sigue leyendo debajo