Adriana Lima dice adiós a Victoria's Secret

La modelo brasileña ha decidido colgar las alas de la emblemática marca de lencería este 2018, después de casi 20 años desfilando para Victoria's Secret.

image
Getty

Adriana Lima abandona Victoria's Secret. La modelo brasileña de 37 años cuelga para siempre las alas que la llevan acompañando año tras año desde 1999. La modelo más veterana del universo 'VS' ha decidido cerrar sus alas para siempre este 2018, y lo ha hecho sólo como la hacen las más grandes, con una emotiva despedida en la que no han faltado las lágrimas. Adriana ha crecido prácticamente a la vez que desplegaba sus alas, pues la primera vez que desfiló para la marca de lencería tenía tan sólo 18 años. Ha llovido mucho desde entonces, y así lo ha reflejado un vídeo que la organización ha querido proyectar durante el desfile como despedida al ángel más ángel de todos los tiempos en el que podemos ver a el lado más espontáneo de la modelo brasileña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pero parece que no sólo es los años que lleva desfilando para la marca de lencería lo que le han hecho plantearse dejar atrás su etapa como ángel. Adriana compartía a través de Instagram un texto en el que se planteaba una serie de preguntas que diariamente se hace cuando se despierta.

Getty

"Me levanto todos los días pensando qué aspecto tengo y si me seguirán aceptando en mi trabajo. Esto ha hecho que me dé cuenta de que es muy probable que muchas mujeres se despierten todas las mañanas tratando de encajar dentro de un estereotipo que les es impuesto por la sociedad, por las redes sociales, por el mundo de la moda, etc. ", escribía junto a un texto del que ya no hay rastro en su cuenta personal de Instagram.

Getty

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Si me permites, quiero mostrarte todo mi apoyo. Quiero que sepas que estoy aquí, nos conocemos desde hace mucho y quiero ayudarte, si me lo permites, a que te sientas mejor. Yo también tengo mis propios problemas/inseguridades, pero ya no tengo miedo a hacerlas públicas, ya que son parte de mí. Mi trabajo me somete a una gran presión para mostrar un determinado aspecto y me he preguntado por qué las mujeres tenemos que soportar esa carga… estoy cansada de las imposiciones. "Como mujeres que somos" no podemos seguir viviendo en un mundo de valores tan superficiales, no es justo para nosotras ni es bueno para nuestra salud física y mental lo que esta sociedad nos obliga a ser, a cómo comportarnos, a qué aspecto tener… Quiero cambiar eso, en recuerdo a mi abuela, a mi madre y a todas las que las precedieron, ya que fueron etiquetadas, presionadas e incomprendidas. Si hay que vivir según los dictados de esta Sociedad…yo seré la primera en llevar a cabo el cambio. No acepto seguir viviendo así. Estoy a tu lado y siempre lo estaré.

Cambiemos el mundo de una puñetera vez.

Por nuestros hijos. Por favor, déjame ayudarte…

Te pido disculpas si me he metido donde no me llamaban".

Unas palabras que seguro que han hecho reflexionar a más de una mujer.

Getty

Publicidad - Sigue leyendo debajo